La subasta de chatarra y su aporte a la economía circular

18 Julio 2022, 02:14 PM
Share
Superbid Colombia, multinacional brasileña de subastas online, ha sido pionera en el aprovechamiento de bienes en pro del medio ambiente.

Ante la evidencia de los múltiples recursos que hacen parte de nuestro planeta, y la importancia de su conservación para futuras generaciones, la Organización de las Naciones Unidas - ONU ha impulsado la economía circular a nivel mundial como un modelo económico que busca aprovechar y alargar la vida útil de los bienes.

Es bajo esa premisa que vehículos usados, salvamentos, maquinaria industrial, chatarra y residuos electrónicos; considerados el ‘oro gris’ del siglo XXI, pueden ser subastados en la actualidad a través de plataformas como Superbid Colombia.

“Mediante un software patentado, que no requiere intervención humana, posibilitamos un canal de transacción en el que empresas certificadas ponen sus activos en desuso a disposición de diversos compradores, permitiéndoles recuperar su valor al reincorporarlos nuevamente al mercado”, explicó Helena Balcázar, gerente general de Superbid Colombia.

En este sentido, Colombia ha sido pionera en Latinoamérica en la creación de una Estrategia Nacional de Economía Circular, iniciativa con la cual se busca cumplir las metas de Crecimiento Verde enfocadas a generar un aumento del 17,9% de la tasa de reciclaje y reutilización de residuos sólidos a nivel nacional y una reducción de hasta el 20% de los gases efecto invernadero en el año 2030, según datos del Departamento Nacional de Planeación.

La estrategia en mención ha sido efectuada por diversos actores y aliados, a través de su contribución al fortalecimiento del desarrollo sostenible tomando como base las ‘9 R’: reutilizar, reparar, restaurar, remanufacturar, reducir, reproponer, reciclar y recuperar.

De acuerdo a cifras de Superbid Colombia, durante el año 2021 se obtuvieron $130 mil millones mediante la subasta de alrededor de 2.500 lotes de activos improductivos, un 78% más de las registradas en el año 2020.

De esta manera, cada una de las transacciones que se llevan a cabo en esta plataforma virtual favorecen la circularidad de los bienes, puesto que se reconoce el potencial de aprovechamiento de ciertos materiales, otorgándoles un nuevo ciclo de vida y brindándoles la posibilidad de ingresar nuevamente al sector productivo y de consumo.

“Nuestro propósito es poder consolidar a los bienes improductivos como una oportunidad de negocio de acceso fácil y seguro que garantice la larga duración de los residuos y aporte al desarrollo económico, social y sostenible del país. A la fecha, contamos con un modelo de Economía Circular, suscribimos un compromiso organizacional y hemos formado al 100% de nuestro personal en la materia, garantizando así, nuestra responsabilidad extendida como empresa”, manifestó Balcázar.

Se prevé que, durante el año en curso, se genere un crecimiento del 200% en el uso de este tipo de mecanismos de comercio electrónico que impulsan la industria del reciclaje y contribuyen a la obtención de liquidez y flujo de caja por parte de las empresas.

KienyKe Stories