Residuos plásticos en el mar alcanzarían las 600 millones de toneladas para 2040

Publicado por: sebastian.alvira el Vie, 24/07/2020 - 08:20
Share
Según una investigación de The Pew Charitable Trusts,  para el año 2040 habrán 50 kilos de plástico por metro en el océano.
Residuos plásticos
Créditos:
Pixabay

La investigación de The Pew Charitable Trusts y Systemiq señala que actualmente 11 millones de toneladas de desechos plásticos llegan al mar cada año. Sin embargo, de no tomar medidas que reduzcan la tendencia al alza de esta cifra podrían desembocar 29 millones de toneladas de plástico al océano.

Las proyecciones de la investigación se sustentan en un modelo económico que cuantifica el flujo y la cantidad de plástico en el sistema global desarrollado por Pew. Según dicho modelo, se plantean seis escenarios que van desde “nada cambia” hasta una revisión exhaustiva de los sistemas plásticos desde la producción hasta la recolección, el consumo y la eliminación o el reciclaje.

"La contaminación plástica es algo que afecta a todos. No es su problema y no es mi problema. No es el problema de un país. Es el problema de todos", expresó Winnie Lau, gerente de Pew. 

 

En el peor de los escenarios para el año 2040 podría registrarse un acumulado de 600 millones de toneladas de residuos plásticos en el océano. En términos más prácticos serían 50 kilos de plástico por metro o el peso equivalente a más de 3 millones de ballenas azules.

La investigación señala que, de 220 millones de toneladas de plástico que se producen al año (2016), el 41% (91 millones de toneladas) tienen una gestión inadecuada. Es decir, o acaban siendo quemados a cielo abierto, vertidos en tierra o arrojados a los océanos. Pero, a este paso, en el 2040 la gestión deficiente se elevará hasta el 56%. 

También se explica que el consumo de plástico de un solo uso ha aumentado durante la pandemia de coronavirus, por lo que, los tapabocas, los tarros de gel antibacterial y los guantes de látex se encuentran a diario en playas remotas de Asia. 

 

De seguir con las políticas actuales que han estipulado algunos gobiernos e industrias para reducir el uso de plástico, los autores del informe estiman que el vertido de plástico se reduciría en solo 7%. Por loa anterior, una mejora en el procesamiento de los desechos plásticos no es suficiente luchar contra el problemas del plástico oceánico, pero es un primer paso necesario para que los desechos puedan desviarse de forma segura. 

Los cuatro factores que más afectan este problema son: el crecimiento de la población, el aumento del uso de este material per capita, los cambios a materiales de bajo coste no reciclable y el incremento del consumo de plástico que tienen lugar en países con bajas tasas de recuperación.

En el informe se plantea una ruta que incluye la reorientación de millones de dólares destinados a la producción de plásticos hacia materiales alternativos, instalaciones de reciclaje y la expansión de la recogida de desechos en los países en desarrollo.

Además, apunta como una necesidad suplir el consumo de plásticos por alternativas de papel y materiales compostables como también la reducción de plásticos de un solo uso, como empaques de comida, bolsas y etiquetas de productos.