¿Por qué la keratina es lo peor que puede hacerse en el pelo?

Publicado por: felipe.lopez el Lun, 13/04/2020 - 15:46
Share
Los expertos le explican por qué la keratina maltrata tan drásticamente su pelo.
pelo
Créditos:
Freepik

Las personas siguen buscando la manera de conseguir una melena perfecta, tratamientos, productos o seguidas visitas al salón de belleza pueden darle este gusto, incluso hay quienes llegan a intentar la keratina, el problema es que la mayoría no está informada sobre lo que decide usar en el pelo, entonces no conocen el daño tan grande que podría provocar el uso de este popular tratamiento.

Según Franck y Leo Izquierdo, expertos en cabelleras y fundadores de una de las marcas capilares con más reputación en el mundo, IGK, usar keratina maltrata drásticamente la estructura del ADN del cabello, especialmente cuando se hace frecuentemente.

Si bien las personas, después del tratamiento, ven que su melena tiene la textura del lacio perfecto y que es algo que dura varias semanas, las raíces son la clara evidencia de que este aspecto no es para siempre. “Al someter a tu pelo a la keratina constantemente lo dañas y por ende, tu pelo tarda bastante tiempo en volver a recuperarse”, advierten los estilistas.

El daño en el pelo puede durar entre dos a cinco años, si quiere evitar este maltrato tan intenso y poco necesario, lo que se recomienda es contar con un tratamiento que penetre las fibras del cabello, que le de un buen look por varias horas sin sacrificar su bienestar.

Para eso mejor utilizar esprays disponibles en el mercado que son ideales para tener ese efecto, así como de vez en cuando cepillar y planchar, pero ojo, no se exceda, porque de lo contrario terminará con la cabellera maltratada, especialmente con las puntas abiertas.

Si las puntas abiertas en un problema con el que está tratando de lidiar, se recomienda usar una mascarilla a base de aceite de almendras y miel.

El aceite de almendras posee proteína, ácidos grasos Omega 3 y vitamina E, este fruto seco también es una gran fuente de magnesio, cobre y fósforo, ayudando a que el pelo se hidrate a profundidad. Cuando se mezcla con la miel, los dos elementos hacen una fusión con destacadas propiedades restauradoras.

En una taza llene un tercio de aceite de almendras y cinco cucharadas de miel, revuelva hasta obtener una fórmula uniforme, aplique en el pelo limpio desde medias a puntas, distribuya con una peinilla de cerdas delgadas, cubra el cabello con un gorro de baño y deje actuar por treinta minutos.

Luego enjuague con agua tibia y fría, no olvide usar este tratamiento una vez por semana para ver contundentes resultados.