Amenazas contra la posesión de Joe Biden son de alto calibre

Publicado por: gabriela.garcia el Mié, 20/01/2021 - 06:56
Share
Andrés Macías, experto en seguridad internacional, indicó a KienyKe.com cuáles son las posibles amenazas a la posesión de Joe Biden como nuevo presidente de Estados Unidos.
Amenazas contra la posesión de Joe Biden son de alto calibre

Las extremas medidas de seguridad se han convertido en el eje central de la posesión de Joe Biden y Kamala Harris como presidente y vicepresidenta de Estados Unidos, tras quitarle el poder en las urnas a Donald Trump.

Washington, la capital, parece una ciudad distópica en los últimos días: algunas calles y líneas del metro están cerradas, hay vallas que bloquean el paso por doquier y cerca de 25 mil miembros de la Guardia Nacional rodean la Casa Blanca y el Capitolio, con el fin de que la tragedia que se registró el pasado 6 de enero no se repita.

Estas precauciones se toman porque existe una amenaza inminente desde el asalto a la sede legislativa, en el que murieron cinco personas, más de 100 fueron capturadas y se generó una delicada situación de orden público que terminó en el segundo juicio político contra Trump.

El ataque hizo que se reforzaran las medidas de seguridad, con lo cual cambió la forma en la que habitualmente se celebra la fiesta democrática que se tiene prevista para el medio día de este miércoles 20 de enero.

Por ejemplo, el primer ensayo de la ceremonia, que estaba previsto para el domingo, fue pospuesto. El tradicional viaje en tren que hace el nuevo presidente hasta Washington no se realizará con el fin de salvaguardar su vida e integridad. Además, gran parte del National Mall, donde se hace el acto protocolario, estará cerrado al público; en su lugar habrá más de 200 mil banderas en representación de los visitantes.

Evitar un atentado
 

Andrés Macías, experto en seguridad internacional, indicó a KienyKe.com que las autoridades no se han quedado quietas para identificar planes de personas o grupos que tengan el objetivo de atentar contra el presidente número 46.

Según dijo, los investigadores han estado al tanto de los movimientos de los grupos extremistas,      como los Oath Keepers, Three Percenters, Proud Boys y otros que participaron en el desorden  en el Capitolio, motivados por los mensajes de Trump que alegaban un supuesto fraude electoral. Los vigilan con el fin de identificar si tienen pensado más asaltos a los capitolios de los demás estados u otros lugares representativos del país.  

Además, el experto indicó que el FBI está pendiente de una eventual amenaza dentro de la fuerza pública. Señaló que en poco tiempo se ha hecho una revisión minuciosa a las hojas de vida de los casi 25 mil integrantes de la Guardia Nacional que custodiarán el acto protocolario, con el fin de cerciorarse de que sean hombres de confianza y que ninguno tenga entre manos un ataque contra Biden.

“La posesión de Joe Biden es, sin duda, una de las más extrañas de la historia reciente de Estados Unidos, no solo por las medidas de bioseguridad para evitar la covid-19 sino porque, a pesar de que asistirán menos invitados, habrá una presencia de fuerza pública jamás vista. No solo se ha fortalecido la Guardia Nacional y de policía sino que, además, se han hecho revisiones a quienes se hospedan cerca al Capitolio, a la Casa Blanca y a quienes usan el transporte público con el fin de identificar células terroristas que puedan tomar estos espacios para generar terror a través de la violencia, o seguidores de Trump que estén armando otra protesta como la del Capitolio”, dijo.

El experto aseguró que hay un temor generalizado por aquello que pueda suceder en medio de la posesión de Joe Biden, como que haya brotes de violencia a las afueras del lugar en el que se realizará el evento por parte de grupos que rechazan la victoria del demócrata, teniendo en cuenta que al evento no asistirá Donald Trump.

El peligro sigue latente
 

Sin embargo, Macías planteó otro escenario: que no pase nada y que la posesión de Joe Biden se realice con tranquilidad. Para él también es posible que los grupos extremistas o fanáticos de Trump esperen a que se calmen los ánimos y después, cuando las autoridades no estén alerta, ejecuten otro tipo de ataque igual o peor al del Capitolio.

“Lo que sucedió en el Capitolio alcanzó un punto extremo de la violencia y esa es una situación que va a persistir. La dinámica política actual en Estados Unidos no se acaba con la posesión de Joe Biden. Esos grupos que apoyan a Trump y que no están de acuerdo con la forma en la que Biden tomará la presidencia, van a seguir pullando y haciendo oposición.  Van a seguir con esa mentalidad de que se pueden organizar y atacar en cualquier momento para desestabilizar el país. Estoy seguro de que también se exaltarán al final de su periodo presidencial”, finalizó.

Siga a KIENYKE en Google News