Reina Isabel II regresa al castillo de Windsor tras ser hospitalizada

Publicado por: sebastian.alvira el Vie, 22/10/2021 - 06:19
Share
La reina Isabel II pasó una noche en un hospital después de cancelar un viaje a Irlanda del Norte.
Créditos:
EFE/EPA/WILL OLIVER/Archivo

La reina Isabel II del Reino Unido pasó una noche en un hospital después de cancelar un viaje a Irlanda del Norte, informa el portavoz del Palacio de Buckingham. Según se aclara, la situación no está relacionada con el covid-19 y la monarca ya regresó a sus labores cotidianas.

"Siguiendo el consejo médico de descansar unos días, la reina acudió al hospital el miércoles 20 de octubre por la tarde para realizar algunos análisis preliminares, regresando al Castillo de Windsor el jueves 21 de octubre, y se mantiene con buen ánimo", compartió el portavoz, citado por Sky News.

El día anterior a su hospitalización, Isabell II asistió a un evento en el castillo, donde fue vista junto a los príncipes Carlos y William y el primer ministro Boris Johnson. La monarca de 95 años también estrechó la mano de Bill Gates y el enviado de EEUU para el clima, John Kerry.

 

"Sí, tiene toda la mejor ayuda posible a su alrededor y vive una vida muy privilegiada, pero durante 95 años ha tenido una agenda de trabajo muy ocupada", afirmó el corresponsal de la agencia, Rhiannon Mills.

La monarca británica había cancelado la visita a Irlanda del Norte programada para esta semana en el marco de las conmemoraciones de la fundación de la polémica provincia del Reino Unido, hace un siglo. Isabel II tenía previsto asistir a un servicio en la iglesia de San Patricio de Armagh para "marcar el centenario de la partición de Irlanda y la formación de Irlanda del Norte".

Poco antes, la jefa de Estado nominal de Reino Unido fue aconsejada por sus médicos a abstenerse de su tradicional cóctel vespertino. La medida buscaría asegurar que la reina esté lo más saludable posible para las celebraciones del jubileo de platino —su 70 aniversario en el trono británico— el año 2022.

 

Vale la pena recordar que, hace unos días la monarca británica rechazó amablemente el premio 'Oldie del año', un premio otorgado a la anciana del año por la revista británica 'Oldie', por no considerarse de ningún modo una anciana.

La monarca, a sus 95 años, sigue manteniendo una apretada agenda que incluye reuniones con líderes mundiales y empresarios, días a las carreras y mucho más, por lo que ha decidido no aceptar el galardón a la vez que pedía a la revista Oldie que "encontraran un destinatario más digno" para el premio.

En una carta publicada en el número de noviembre de la revista, el secretario privado de la Reina, Tom Laing-Baker, detalló: "Su majestad cree que cada persona es tan vieja como se siente; como tal, la Reina no cree que cumpla los criterios pertinentes para poder aceptarlo y espera que ustedes encuentren un destinatario más digno".

KienyKe Stories