Asonada en Puerto López por el asesinato a un niño de seis años

Asonada en Puerto López por el asesinato a un niño de seis años

8 de agosto del 2015

Un hombre de nacionalidad brasileña asesinó a un niño de seis años en el municipio de Puerto López, en el departamento del Meta. La muerte del pequeño ocasionó una reacción airada de la comunidad, que intentó lincharlo en una asonada que duró varias horas, informaron fuentes oficiales.

“Es un hecho lamentable, puedo manifestar que sobre las 6.00 de la tarde un individuo de nacionalidad brasileña se acercó al niño en el parque de Puerto López, lo abordó y sin mediar ninguna palabra lo hirió en el tórax con un arma blanca”, manifestó a Efe el comandante de la Policía del Meta, coronel Carlos Meléndez Caicedo.

El oficial añadió que el agresor, de 62 años, llevaba algún tiempo en Puerto López y estaba trabajando en una finca como obrero “pero ayer había pedido permiso para comprar algunas cosas”.

El coronel Meléndez no confirmó la identidad del homicida “porque no tenemos documentos” y aseguró que “esa investigación se está haciendo en el lugar donde él trabajaba”.

De igual manera manifestó que no están claros los motivos que llevaron al hombre a cometer el crimen.

“Hay varias hipótesis. Él mismo ha manifestado algunas que son muy irracionales, y tienen que ver con un desorden mental que puede estar padeciendo esta persona”, afirmó el comandante de Policía.

El brasileño, que inicialmente fue llevado a la estación de Policía de Puerto López, debió ser trasladado a Villavicencio, capital del Meta, por la presión de la gente del pueblo que intentó tomar la justicia por sus propias manos.

“En Puerto López no duró ni una hora porque la gente estaba indignada por el crimen, por eso atacaron la estación de Policía y la Alcaldía, porque decían que lo estábamos protegiendo”, señaló por su parte a Efe el intendente Jorge Velásquez, de la oficina de comunicaciones de la Policía del Meta.

Velásquez agregó que después de varias horas de desórdenes, el Escuadron Móvil Antidisturbios (Esmad) controló la situación, mientras la Alcaldía decretó el toque de queda.

EFE