Esta mujer eligió el día, la hora y el lugar de su muerte

Esta mujer eligió el día, la hora y el lugar de su muerte

14 de octubre del 2014

Rodeada de los familiares más cercanos, escuchando música en la cama matrimonial un día después del cumpleaños de su esposo, exactamente el primero de noviembre, es la forma y el día como quiere morir Brittany Maynard, una joven de 29 años que padece cáncer terminal.  Así celebra la vida una niña de 14 años con cáncer 

La mujer, consciente de que si no opta por la eutanasia, le espera es una muerte increíblemente dolorosa y un progresivo deterioro físico, hizo pública su decisión por el temor de enfrentar un verdadero “infierno en la Tierra” y de paso reabrió el debate sobre la muerte asistida en Estados Unidos. Lea también: La historia de una bebé de once centímetros que derrotó la muerte

En enero de este año Maynard cumplió uno de los proyectos de su vida; se casó en San Francisco y de inmediato empezó a edificar su otro proyecto: anhelaba, lo más pronto posible, poder traer un hijo al mundo. Ese sueño ya no podrá materializarse. Maynard decidió que le queda menos de un mes de vida.  Lea también: El médico que ha practicado la eutanasia

Súbitos y progresivos dolores de cabeza protagonizaron los primeros meses del joven matrimonio y aunque se pensó que eran los síntomas de un embarazo, el diagnostico médico fue contundente al señalar que Brittany tenía glioblastomam un tipo de cáncer cerebral, el más mortífero y contundente de los que la ciencia tiene noticia. También lea: El derecho a enfermar dignamente y la eutanasia política

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=W0eVum0weKg[/youtube]

En un principio los médicos le daban diez años de vida, sin embargo, en solo tres meses el tumor canceroso creció sin control. La cirugía que se practicó para intentar extirparlo, no tuvo mucho éxito fue allí cuando los médicos llegaron a la conclusión de que la joven moriría mucho antes de lo que se dijo.

La noticia cayó como un balde de agua fría. Sin embargo, y luego de un proceso de aceptación la pareja tomó una rápida decisión. Tenía que ser así, no había mucho tiempo.

Lo más pronto posible organizaron un fugaz trasteo. Decidió junto a su esposo mudarse al estado de Oregón, uno de los cinco estados estadounidenses que permite la muerte por elección asistida.

Y, aunque confiesa que fue sumamente duro lograr que su familia aceptara su decisión, Brittany asegura que su esposo ha estado apoyándola en todo momento. “Quienes te aman no van a aceptar una decisión de ese tipo así como así”, dijo la joven en dialogo con la cadena estadounidense ABC.

“Todos llegamos a la conclusión de que estoy enferma de muerte y yo prefería morir con menos dolor y menos sufrimiento”, apuntó la joven.

Maynard fallecerá en el hogar que ha establecido en Oregón, pacíficamente y con su amado esposo y sus seres queridos a su lado. La muerte se efectuará con la asistencia de un médico y usando medicinas recetadas específicamente para ella.

¿Por qué el primero de noviembre?

Su esposo, el hombre que la acompañado incondicionalmente en este difícil proceso, cumple años el 30 de noviembre, y ella quería celebrar por lo menos un cumpleaños más junto a él.

Pareja-C

Aunque algunos la cuestionan, Maynard tiene claro que no tomó esa decisión porque quiera morir “No existe ni una sola célula en mi cuerpo con deseos de morir”, expresó en una entrevista con People Magazine. “Yo quisiera vivir; quisiera que hubiera una cura para mi enfermedad… ¡pero no la hay!”.

Mientras llega ese primero de noviembre, Maynard se dedica a luchar porque en todos los Estados Unidos haya más opciones para que las personas puedan terminar con su vida, cuando se trate de circunstancias atenuantes. Ella quisiera que todos los norteamericanos que estén enfermos de muerte, pero que estén mentalmente capaces, puedan tener acceso a más y mejores opciones de muertes con dignidad sin tener que relocalizarse a otro estado, como ella y su esposo tuvieron que hacer. Por ello, este pasado lunes Maynard lanzó la Fundación Brittany Maynard conjuntamente con la entidad Compassion & Choices para expandir las leyes de muerte por elección a otros estados.

“Pienso que el apoyo a esta causa y la educación sobre la misma son tan importantes que, por eso, cuando me pidieron (que colaborara), no pude decir que no”.

La iniciativa de Maynard ha tenido un respaldo abrumador. Cuando se despertó (al otro día de publicar el video) “me levanté con cerca de mil millones de mensajes de texto de amigos que decían que lo habían visto”, expresó.

Y no se rinde, quiere vivir su vida a pleno antes de que llegue la fecha. Junto a su esposo han viajado recientemente a Alaska, así como al parque Nacional Yellowstone y tienen esperanzas de que les dé tiempo a visitar el Gran Cañón del Colorado.
“Quiero disfrutar de los días que me queden en esta hermosa Tierra y quiero pasar la mayoría de ellos al aire libre y rodeada por la gente que amo”, dice Brittany en su emotivo vídeo de despedida.