La falla que podría haber causado la tragedia de Guatapé

La falla que podría haber causado la tragedia de Guatapé

27 de Junio del 2017

Aunque se debe esperar el resultado de las investigaciones que adelanta el Ministerio de Transporte y la Fiscalía para concluir con certeza que causó el hundimiento de El Almirante en las aguas de la represa de Guatapé, tragedia que deja como saldo siete personas muertas y dos más desaparecidas, gracias a los testimonios de los sobrevivientes y los primeros hallazgos de los buzos especializados de la Armada Nacional, ya se maneja una primera hipótesis sobre lo que desescadenó el naufragio.

Sin confirmarlo, pero asegurando que es una de las posibilidades, el capitán de Navío y jefe del departamento de buceo de la Armada Nacional, Carlos Escobar, explicó que el desprendimiento de uno de los pontones, de los tres que tenía el barco en la parte inferior y que le permitía permancer a flote, se habría desprendido.

“La inspección que se haga debe orientar hacia ese y otros aspectos que de alguna manera puedan haber afectado estructuralmente la embarcación“, dijo el capitán a El Tiempo.

Lo que le da fuerza a esta hipótesis, ya que se descartó el sobrecupo como causa porque el barco tenía capacidad para 200 personas y llevaba 167, es la forma cómo se hundió.

Varios sobrevivientes han manifestado que escucharon un ruido muy fuerte y luego la embarcación se ladeó hacia uno de sus costados cuando empezó a inundarse, y esto podría indicar el desprendimiento de la pieza mencionada.

Aumenta radio de búsqueda

Las autoridades que esta mañana anunciaron que las labores de los buzos durante el martes se concentrarían en el primer piso del barco informaron que el radio de búsqueda de las dos mujeres desaparecidas: Aura Stella Barragán Argumedo, de 62 años, y Erica Quinchía, de 35, se amplió 200 metros a la redonda.

Los 48 buzos dispuestos por la Armada Nacional para la labor de búsqueda y rescate de El Almirante, que se encuentra a 16 metros de profundidad, deben afrontar unas difíciles condiciones de visibilidad y baja temperatura en la represa, lo que dificulta la recuperación de los cuerpos.

Durante la tarde se cumplieron, además, las exequias de Valentina Jaramillo, la mujer de 22 años hija del dueño del barco y administradora de la embarcación, que pudo salvar a su hija de meses y a varios pasajeros al entregarles los chalecos salvavidas disponibles.

Desde Medellín, los cuerpos de las otras víctimas: Lupe del Socorro Cantor Rodríguez, John Jairo Palacio Restrepo, Daniel Mora Ortiz y Martha Nora Gómez, ya han sido entregados. Mientras la familia de María Hilda Idárraga y Edilma Barragán esperan la recuperación del cuerpo de Aura Stella Barragan, para poder emprender su regreso hacia Cundinamarca, desde donde habían viajado para pasar sus vacaciones.

Formalización del servicio en la represa

El Gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, informó que como parte de las medidas para prevenir otras tragedias en Guatapé y en la represa, que es uno de los lugares más visitados por turistas en el Oriente antioqueño, el próximo viernes habrá una reunión con varios actores para conformar una entidad que maneje el turismo en el embalse de forma organizada.

“Hablaremos con los alcaldes de Marinilla, El Peñol y Guatapé, los ministerios de Turismo y de Transporte, la Armada Nacional, el Ejército, EPM y las organizaciones privadas turísticas de la zona para ver si somos capaces de construir una entidad que maneje el turismo en la represa y esto genere más progreso al sector”, dijo Pérez.

El mandatario local afirmó que en la actualidad entre los operadores que prestan el servicio de navegación sobre el embalse hay mucha informalidad y es necesario organizarlos para que todos cumplan con las normas vigentes.

También manifestó que en el Oriente antioqueño continuarán los operativos de control para detectar ‘parahoteles’, que no cumplen con la normatividad y se convierten en focos de prostitución y explotación sexual de menores de edad. De hecho, durante este fin de semana se detectaron en Guatapé 19 lugares que no cumplían con lo establecido por la ley.