Los líderes del Cric buscan hablar con Duque

5 de diciembre del 2019

Los líderes indígenas llegaron a Bogotá para unirse al paro nacional.

Los líderes del Cric buscan hablar con Duque

Foto: cric-colombia.org

Ferley Quintero es uno de los líderes del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric) en Colombia y miembro del pueblo Yanakona, que habita el departamento del Cauca y otras zonas del suroccidente del país.

Quintero, consejero mayor del Cric, es también uno de los representantes de los pueblos indígenas en el Comité Nacional del Paro, la instancia que está en conversaciones con el Gobierno colombiano para hallar respuestas a las exigencias de sindicatos, grupos étnicos y sectores sociales. Llegó a Bogotá el pasado 28 de noviembre para participar en el tercer paro nacional que se realiza en Colombia en menos de tres semanas.

El líder indígena afirma que el Comité Nacional del Paro necesita interlocución directa con las esferas más altas del gobierno: la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, o el presidente Iván Duque.

En entrevista con la Agencia Anadolu, Quintero añadió que los problemas de desigualdad y exclusión que viven los indígenas, los pueblos afrocolombianos y los campesinos también afectan a otros sectores del país y por eso deben unirse para pedir un cambio profundo de las políticas económicas del gobierno, así como la implementación del Acuerdo de Paz.

¿Cuáles son sus conclusiones luego de la última reunión de la delegación del gobierno con el Comité Nacional del Paro?

Los delegados del gobierno no están en la capacidad de llevar un diálogo con el Comité Nacional del Paro. Nosotros nos mantendremos en movilización y seguiremos en diálogo con los delegados del gobierno siempre y cuando delegue personas con capacidad de decisión. Hemos dicho que en la mesa debe estar la ministra del Interior o el presidente de la República.

¿Entonces ustedes no quieren conversar más con el designado por el presidente Iván Duque, Diego Molano?

Los actuales delegados lo que hacen es dilatar las conversaciones y no mediar para encontrar una buena solución. Entonces por eso lo que necesitamos, como Comité del Paro, es dialogar directamente con la ministra o el presidente.

Ustedes han logrado una organización amplia con pueblos indígenas del Cauca, Caldas y el Huila ¿Cuáles fueron las razones por las que ustedes decidieron venir hasta Bogotá?

La Minga del Suroccidente es la unión del Consejo Regional Indígena del Cauca, el Consejo Regional Indígena del Huila y el Consejo Regional Indígena de Caldas, al igual que otras organizaciones campesinas y afros que en este momento estamos en la Minga del Suroccidente.

Nosotros como pueblos indígenas históricamente venimos en movilización por la reivindicación del derecho a la vida y al territorio. Ahora nos hemos trasladado hasta la capital para respaldar el accionar político que están adelantando las organizaciones sociales, los sectores populares y las universidades públicas.

¿Cuales son sus peticiones específicas?

Nosotros ahorita nos manifestamos en contra de unos temas políticos. Hay temas estructurales que afectan a quienes estamos movilizados, pero también a quienes no. Entre ellos rechazamos la nueva ley de tributación, el desmonte de la consulta previa con los pueblos indígenas. También estamos en contra de las modificaciones a los Acuerdos de Paz. Esos son temas estructurales que nos unen a las organizaciones sociales y a los pueblos indígenas y por eso estamos en permanente paro nacional.

¿Cuál es la importancia del paro este 4 de noviembre?

Es un día histórico porque hemos convocado a todas las organizaciones y los pueblos indígenas en la capital, pero también en otras partes de Colombia.

¿Cómo calificaría la respuesta del presidente Iván Duque a sus exigencias?

La respuesta del presidente, al igual que la de otros gobiernos, siempre ha sido negativa. Siempre tenemos que recurrir a las vías de derecho para pedir que el gobierno nos escuche. No ha sido fácil tener un diálogo de manera concertada. Siempre el gobierno dilata las cosas, no quiere reunirse con nosotros. Al contrario, lo que hace es decir que nosotros no tenemos voluntad. Sí la tenemos. Hemos planteado una agenda, pero el gobierno siempre ha tratado de sacarle el cuerpo a un diálogo con el pueblo y ahora ese pueblo se está movilizando.

¿Cómo se está organizado el Comité Nacional del Paro?

Hay un buen entendimiento entre los que conformamos el comité. Ahí está Fecode, CUT, la Minga del Suroccidente, entre otras organizaciones. Están representados todos los sectores.

¿Cuántos miembros de las comunidades indígenas participan en las marchas en Bogotá?

Nos trasladamos desde el 28 de noviembre y llegamos con una avanzada de 150 guardias indígenas, representantes de cada uno de los sectores que estamos en la Minga del Suroccidente.

Ahora hay entre 800 y 1.000 guardias indígenas en la capital.

Algunas personas y partidos han criticado las marchas diciendo que afectan la productividad del país. ¿Qué piensa de esas críticas?

Quiero agradecer la solidaridad que ha tenido todo el pueblo bogotano y otras instituciones. Nosotros no venimos a pedir, venimos a unir fuerzas. Las familias bogotanas nos han apoyado con víveres y nosotros venimos a apoyarlos con nuestra fuerza y desde diferentes partes del país. Los estudiantes de las universidades públicas, como la Universidad Nacional, también han tenido un papel importante en el paro nacional.

Nosotros como pueblos indígenas no somos actores de guerra, somos actores de paz y lo hemos demostrado con la Guardia Indígena. Nosotros no generamos daños. Nos han catalogado de vándalos, pero le estamos demostrando al país y a la opinión internacional que no somos tal como nos señala el gobierno. Nosotros históricamente hemos sido actores de paz.

La invitación que hacemos nosotros es a que nos unamos. Los problemas que nos afectan a los pueblos indígenas, a los campesinos y a los afros también afectan al sector más desfavorecido de los trabajadores, los transportadores y otros. Invitamos a que se unan todos los sectores sociales y también todos los pueblos indígenas de los otros departamentos. Que nos movamos.

Con estas marchas Colombia parece insertarse en una dinámica regional de manifestaciones. ¿Qué piensa usted?

Yo quiero enviarle un mensaje de solidaridad a los pueblos de Bolivia, Chile, Ecuador y otros países que también que están viviendo luchas como las nuestras. A ellos todo nuestro apoyo y solidaridad.

¿Hasta cuándo creen que podrían sostener estas manifestaciones?

Esto es indefinido. Todo depende del gobierno nacional.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO