Alejandro Gaviria responde a comentarios negativos por ser ateo

Publicado por: sebastian.alvira el Mié, 15/09/2021 - 09:20
Share
El precandidato presidencial Alejandro Gaviria compartió algunas reflexiones sobre la religión y la espiritualidad.
Alejandro Gaviria responde a comentarios negativos por ser ateo

El precandidato presidencial Alejandro Gaviria le salió al paso a los comentarios negativos que recibe por ser ateo. Este tema ha sido una de las armas que han utilizado sus contradictores para descalificarlo, de hecho, hasta Gustavo Petro hizo referencia a Dios para tomar ventaja sobre el exrector de la Universidad de los Andes. 

A través de un video publicado en su cuenta de Twitter, Gaviria reflexionó sobre la espiritualidad, destacando que le parece importante hacerlo al inicio de esta campaña presidencial, ya que puede ser útil para que muchas personas despejen sus dudas. 
 
Gaviria señaló que hace algunos días en una columna de un periódico nacional, un periodista le preguntaba con curiosidad cómo se va a relacionar con los creyentes, partiendo de la idea de que Colombia es un país muy católico, pese a ser laico. 
 
"Quiero responder a esa pregunta con total sinceridad. Creo que tenemos una oportunidad muy valiosa para asumir entre todos este debate de la mejor manera, desde el respeto y la tolerancia. Esta es una oportunidad para reafirmar el espíritu de nuestra Constitución política que consagra la libertad de pensamiento y la libertad de culto como derechos fundamentales", inicio diciendo en el video. 


 
El aspirante a la Presidencia recordó que, hace un año, durante los cierres por la pandemia, hubo una discusión sobre la reapertura de templos y lugares de culto. Afirmó que pese a que muchos se opusieron argumentando que no era prioritario, él opinó que las necesidades espirituales son importantes, tal vez las más importantes. "Opiné que no podemos despreciarlas. Al contrario, debemos respetarlas y facilitarlas incluso en circunstancias excepcionales". 
 
Y narró: "En medio de esa discusión, recordé una enseñanza de mi papá. No era un hombre muy creyente, pero le gustaba visitar iglesias por la atmósfera de solemnidad, de recogimiento, de silencio… Ese silencio tan escaso por estos días. Una vez, en una iglesia se encontró con un grupo de turistas riéndose, hablando a gritos. Les hizo un reclamo enfático. Cuando nos contó la historia, tendría yo unos ocho años, nos dijo “uno siempre tiene que respetar las creencias de los demás”. Esa vieja enseñanza de mi papá es hoy la base de mi actitud espiritual". 

También contó que cuando tuvo cáncer, siendo ministro de Salud, sin pelo y sin mucha energía, le ocurría algo conmovedor. Según dijo, al terminar un evento público, las personas se acercaban a entregarle una imagen de la virgen, una oración, un escapulario, y que a veces se disculpaban, pues le decían “yo sé que usted no es católico”, pero que él los escuchaba, les daba las gracias y guardaba todas las imágenes y oraciones como un testimonio del afecto. 
 
"No soy católico, pero creo en un mandamiento fundamental, uno que los resume y contiene a todos: el amor al prójimo. He tratado de practicarlo. No siempre lo he logrado, lo reconozco. Por eso me inquieta cuando alguien se sirve de la religión para odiar. Pues en el fondo de las grandes enseñanzas religiosas hay una invitación al amor, al perdón, a la compasión, a la reconciliación. Yo creo en esos valores, que para mí son profundamente espirituales. Y estoy dispuesto a defenderlos", sostuvo Gaviria. 

Vale la pena recordar que, fue en diálogo con Noticias Caracol, en 2017, que Alejandro Gaviria confeso ser ateo, desde ese día eso se convirtió en un argumento para criticarlo.

"Yo soy ateo, respetuoso. Soy producto de lo que he leído, de lo que he vivido, la forma como concibo el mundo, pero me gusta la espiritualidad. Pienso que es importante para los humanos tener el sentido de la trascendencia", afirmó. 

Y agregó: "Yo creo que se puede encontrar significado, sentido de trascendencia más allá de las religiones; yo siendo muy respetuoso de las creencias religiosas. Hay una frase de Héctor Abad Faciolince, que se definió, y yo me definiría de la misma manera, como un ateo manso".