Presupuesto General para 2022 supera primera prueba en el Congreso

Publicado por: luis.cifuentes el Mié, 22/09/2021 - 21:58
Share
El gobierno nacional pretende contar con más de 350 billones de pesos con la aprobación del proyecto de Presupuesto General de la Nación para 2022.

Este miércoles las comisiones económicas de Senado y Cámara aprobaron en primer debate el proyecto de Presupuesto General de la Nación para 2022, presentado por el gobierno de Iván Duque.

Son en total 350,4 billones de pesos, un 5.3% más con respecto al presupuesto anterior, con esto el gobierno pretende solventar los gastos de su último año al mando del Estado.

Además, el Ministerio de Hacienda ha justificado que el objetivo es aumentar la inversión en distintos sectores y también dar continuidad a programas sociales, entre ellos, Familias en Acción, Ingreso Solidario, compensación del IVA, asistencia a Primera Infancia y Colombia Mayor. 

Los sectores más beneficiados serían educación, inclusión social, salud, vivienda y trabajo, en total a estos sectores se les inyectará 32.8 billones de pesos

Asimismo, para gastos de funcionamiento se destinarán 210,1 billones, esto es un 3,1 % del presupuesto para el año 2021. 

Dentro de dicha suma, 72,8 billones serán destinados para el servicio de deuda, esto representa $5,2 billones menos que el presupuesto aprobado en el último año

Sin embargo, la oposición se mostró en desacuerdo con algunos puntos del proyecto. Entre ellos, la inversión para la implementación de los Acuerdos de Paz que tendrá menos de un billón de pesos, cuando en el 2017 recibió casi 7 billones

De la misma manera, varios sectores se mostraron inconformes con el artículo que establece la eliminación de la Ley de Garantías, el cual fue catalogado como un mico del proyecto presentado por el gobierno de Iván Duque.

Ley de garantías

 

La Ley de Garantías es una normativa que busca garantizar la igualdad de condiciones en los procesos electorales del país, promueve el ejercicio transparente de los recursos públicos y establece restricciones y prohibiciones que deben ser acatadas por las entidades públicas.

Esta norma prevé expresamente que en un término de cuatro meses anteriores a las elecciones regionales, dentro del cual los alcaldes, gobernadores, secretarios, gerentes y directores de entidades descentralizadas del orden municipal, distrital o departamental, no podrán:

  • Celebrar convenios o contratos para la ejecución de recursos públicos, participar, promover o destinar recursos públicos de las entidades a su cargo o en las que hagan parte como miembros de junta directiva.
  • Inaugurar obras públicas o dar inicio a programas de carácter social en reuniones o eventos en los que estén presentes candidatos a las gobernaciones, alcaldías, asambleas o concejos municipales o distritales.
  • Autorizar el uso de bienes muebles o inmuebles de carácter público para el desarrollo de actividades proselitistas, ni permitir alojamiento o transporte de electores.
  • Modificar dentro de este término la nómina de la entidad a la cual pertenecen

En resumidas cuentas, tiene como fin evitar que los recursos públicos sean utilizados en los periodos previos a elecciones por los grupos políticos para hacer campaña. 

Sin embargo, el Gobierno de Iván Duque quiere modificar la Ley de Garantías bajo el argumento de que ya no hay reelección presidencial -motivo por el cual se creó la norma- y entendiendo que la pandemia impidió la realización de obras en los primeros años de mandato de los dirigentes regionales.

En la ponencia para el debate del proyecto de presupuesto fue incluido un artículo que establecer la suspensión del "inciso primero del artículo 38 de la Ley 996 de 2005 y, en consecuencia, las entidades del orden nacional y las entidades territoriales podrán celebrar convenios administrativos e interadministrativos para la ejecución de recursos públicos"

Así las cosas, los alcaldes, gobernadores y dirigentes regionales podrían firmar contratos e inaugurar obras en los cuatros meses previos a elecciones, por lo que los grupos políticos podrían aprovechar a sus miembros electos para fortalecer sus campañas.