El proyecto de ley que busca regular el cobro de los derechos de grado

Publicado por: richard.ladino el Jue, 11/06/2020 - 13:18
Share
Estudiantes de universidades en el país denuncian que, aun sin una ceremonia de grado, les están cobrando entre 200 mil y un millón de pesos para graduarse.
Proyecto de ley para regular costos de derechos de grado
Créditos:
Pixabay

Los derechos de grado incluyen el valor del diploma en físico y los costos de la ceremonia que cada universidad realiza. Sin embargo, el precio que tienen estos derechos en las universidades colombianas se encuentra entre 200 mil pesos hasta un millón de pesos, lo que resultaría siendo un cobro excesivo. 

Aquileo Medina, representante a la Cámara, está liderando la iniciativa para que se regule el precio de estos derechos. Los argumentos con los que se plantea este proyecto están basados en la identificación de razones por las cuales se da la deserción universitaria, el factor socioeconómico es el principal, por lo que es de vital importancia que el valor de estos cobros no represente un impedimento para el acceso a la educación.

 

Estudiantes se han expresado en redes sociales reclamando a distintas universidades sobre el cobro pleno de los derechos de grado aún sin recibir una ceremonia debido a la emergencia sanitaria, otros piden la devolución del dinero pues consideran que no están recibiendo nada por parte de las universidades.

 

El proceso de devolución del dinero a los estudiantes por parte de algunas universidades está estancado, como es el caso de la Universidad Minuto de Dios, lo que ha llevado a los estudiantes a proponer un plantón para que la universidad los escuche y a acceda a hacer la devolución parcial del cobro cancelado a inicio de semestre.  

Mientras el proyecto pasó el primer debate y le quedan tres más para ser aprobado. Con la medida se busca que los derechos de grado tengan un valor regulado por el Gobierno, que claramente podrá variar pero no sobrepasar el límite que se establezca.

Hay que tener en cuenta que la autonomía universitaria no se puede atropellar, por lo que habrá que poner valores sobre la mesa para llegar a un acuerdo entre estudiantes y directivos.