¿División al interior del Partido Liberal?

Wikimedia / Kienyke

¿División al interior del Partido Liberal?

1 de noviembre del 2017

El próximo 19 de noviembre se realizará la consulta interna del Partido Liberal, en la que se elegirá al candidato que representará a la colectividad en las elecciones presidenciales del 2018.

Sin embargo, este proceso no ha estado exento de polémica, al punto que el otrora poderoso y unido partido se encuentra fraccionado y con fuertes divisiones internas, como se ha evidenciado en las últimas semanas.

El último caso es el del precandidato Juan Fernando Cristo, que recientemente tomó una postura contraria a la del presidente del partido, César Gaviria. El exministro aseguró que el líder liberal “conduce al liberalismo a la división y el fracaso”.

Cristo arremetió contra Gaviria: “Intentaron desmontar la elección del 19 de noviembre, y ahora, al ver que caminamos hacia el triunfo, arrancaron desde el fin de semana anterior una feroz campaña de guerra sucia dirigida desde la propia sede del Partido. Gaviria conduce al liberalismo a la división y el fracaso”.

Asegura que de una u otra forma se está entorpeciendo el proceso con el fin de no permitir que gane en la consulta, y lanza sospechas contra su principal rival, Humberto De la Calle, a quien pidió que “fije su posición de manera pública” y explique si participa en este supesto plan en su contra: “me niego a creerlo y aspiro que podamos trabajar por el éxito de la consulta y la unión del Partido”.

Esto se da luego de varios de los aspirantes renunciara a la precandidatura, como se dio con Edison Delgado, que prefirió alejarse al considerar que los 40.000 millones de pesos asignados por la Registraduría es demasiado dinero para hacer la consulta. Juan Manuel Galán también quedó fuera al oponerse a las elecciones de noviembre.

Otro fue Luis Fernando Velasco, que hace unas semanas afirmó no verse muy bien posicionado en los sondeos de opinión, por lo que prefería desistir de su aspiración. Sin embargo, mostró su apoyo al partido.

Grandes divisiones en el Partido Liberal

Pero no todos los que no están en la consulta se fueron en buenos términos. El caso más sonado es el de la senadora Sofía Gaviria, que se vio fuera de la precandidatura tras no adherirse al manifiesto del partido al estar en contra del punto 8, en el que se pide un “apoyo sin condiciones a la implementación del acuerdo suscrito por el gobierno colombiano y la guerrilla de las Farc para terminar el conflicto armado (…) y apoyo a cualquier otro acuerdo que se suscriba con otra organización guerrillera”.

Gaviria, representante de un gran grupo de víctimas del conflicto armado, asegura que este numeral vulnera sus derechos de objeción de conciencia al estar en contra de los acuerdos de La Habana. Tal ha sido su malestar que incluso interpuso una tutela en contra del Partido Liberal.

Y no es la primera. Viviane Morales se se mostró en contra del manifiesto. Es sabida su oposición al acuerdo de paz, por lo que se opuso al mismo numeral 8.

Sin embargo, también se declaró discriminada por el numeral 6, que pide a los precandidatos “a dar garantía de que tengamos un estado laico, de forma que las convicciones religiosas individuales de los signatarios de este compromiso no interfieran en sus decisiones públicas ni que en uso de su poder se pretenda generalizar principios religiosos que deben ser de carácter individual”.