Exfiscal Martínez niega que la Fiscalía entregó cocaína a Santrich

Publicado por: juan.sacristan el Jue, 26/11/2020 - 18:01
Share
El exfiscal Néstor Humberto Martínez negó que la Fiscalía hubiera entregado la cocaína con la que se incriminó a Jesús Santrich de narcotráfico.
Exfiscal Néstor Humberto Martínez

Néstor Humberto Martínez, a pesar de haber salido de la Fiscalía por renuncia desde hace más de un año y medio, fue invitado por su amigo de larga data el senador Roy Barreras para responder cuestionamientos en la Comisión Primera del Senado sobre irregularidades en la investigación en contra de Jesús Santrich por narcotráfico.

Martínez aseguró que decidió participar porque el asunto era de “la mayor importancia” en su calidad de servidor público, y porque precisamente las acciones que se cuestionan se presentaron mientras él fue fiscal general de la Nación.

El exfiscal aseguró que las investigaciones contra firmantes del Acuerdo de Paz fueron informadas desde el primer momento al entonces presidente Juan Manuel Santos y, por conducto de él, a los negociantes en la mesa de conversaciones de La Habana.

Pues según explicó el exfiscal general, desde antes de que se firmara el acuerdo en el Teatro Colón, en Bogotá, ya había sospechas de que algunos desmovilizados estaban teniendo relaciones con narcotraficantes y delincuentes.

“El propio general Naranjo, vicepresidente, se comunicó con los jefes de la Farc para manifestarles que no entendía por qué el señor Romaña que nunca había estado en Tumaco, la zona de mayor expansión de cultivos ilícitos de Colombia, se hubiera ido a dirigir la zona de desmovilizados en esa zona del país, por lo que requirió que fuera trasladado y fue enviado al meta. El gobierno empezaba a advertir una promiscuidad entre desmovilizados y narcotráfico”, aseguró Martínez.

La Fiscalía, según narró el ex jefe del ente investigador, estaba tras la pista de alias Don Tito, un narcotraficante llamado Tito Aldemar Ruan que era responsable de la expansión de cultivos en Tumaco, pero se fugó de un operativo y apareció dos meses después en la zona de reincorporación de esa municipio.

Según Martínez, y como se conoció en su momento, se denunció que ingresaron narcotraficantes a las listas de las Farc. El exfiscal aseguró que él mismo le informó al gobierno que había connivencia del delito, pero al no ver acción decidió escalar la situación y el día 19 de octubre de 2017 le informó al presidente de la República, en una comunicación en la que detalló una a una las noticias criminales que tenía la Fiscalía, en las cuales no se encontraba Santrich.

En medio de la investigación se conocieron audios de cuatro operaciones delictivas que tenían como protagonista a Marlon Marín, quien se presentaba como sobrino de Iván Márquez para ganar confianza entre los diferentes involucrados en el proceso de paz.

Así se conoció que Marín intentó junto a un grupo de empresarios un programa de afiliación a salud de los excombatientes con el que pretendía cobrar coimas. También intentó, después de caerse ese delito, involucrarse en los proyectos productivos de los firmantes de paz para quedarse con parte de los dineros.

El otro delito fue el negocio de Marín, quien no formó parte de las Farc como grupo guerrillero ni desmovilizado, para negociar la inclusión de narcotraficantes en las listas de desmovilizados y así evitar sus extradiciones a Estados Unidos.

“El 28 de octubre de 2017 se hizo una referencia, por primera vez, al ciego y el 1 de noviembre Marlon Marín pide una reunión por teléfono con Trichi y no se sabía a ciencia cierta si estaban metidas esas personas, ese día se hizo una operación controlada”, señaló Martínez.

Esa operación es precisamente la que generó dudas y motivó el debate de control político porque según las denuncias se trataría de una entrega controlada de cocaína en la que la Fiscalía habría aportado el clorhidrato. Martínez negó que fuera así y aseguró que él siempre sostuvo la ocurrencia de una operación de entrega controlada, pero no aclaró de qué, debido a que negó que la participación hubiera sido con la cocaína, como se ha cuestionado.

“Recibimos una solicitud de cooperación judicial internacional en el marco de la convención de Viena y Palemo, para acudir a una entrega controlada de coca, no se sabía en ese momento cuánta era. Ahí lo que queda claro es que ningún agente extranjero haya provocado a Santrich para llevar a cabo un negocio ilícito de tráfico de drogas, fue Marlon Marín el que le propuso el negocio a Santrich, así es que me refiero solo a lo que él dijo”, afirmó el exfiscal.

Martínez reprodujo un audio de la confesión de Marlon Marín, en la que él asegura que decidió proponerle a Jesús Santrich el negocio de tráfico de droga porque había escuchado que tenía todas las conexiones para hacerlo posible.

“Esta entrega del 1 de noviembre de 2017 no tiene nada que ver con una actividad, otra, que se hace en febrero de 2018, que es la del famoso video, pero en lo que tiene que ver con la entrega de 5 kilos de coca, fue entrega controlada de la Fiscalía General de la Nación”, afirmó Martínez.

El video al que hace referencia es uno que se difundió de la reunión de Santrich con Marín y un agente de la DEA, quien se pasaba por narcotraficante del cartel de Sinaloa, que el senador Gustavo Petro presentó como alterado. El exfiscal dijo que ese video lo entregó el Departamento de Justicia de Estados Unidos y no él, pues en ese momento ya se encontraba fuera del ente investigador.

“En una entrega controlada, que es una figura de cooperación internacional, se le solicita a la Fiscalía que por favor asista a la entrega de coca que el delincuente narcotraficante va a hacer justamente para tener una prueba y judicializarlo, esa entrega la hace Armando Gómez”, afirmó el exfiscal.

Entonces, según el exjefe del ente investigador, fue Armando Gómez, a quien Petro describió como un colaborador de vieja data de la DEA, quien entregó la cocaína y no la Fiscalía. Sobre él, Martínez afirmó que se encontraba extraditado por ese caso, pues la Corte Suprema de Justicia lo encontró culpable de narcotráfico y ordenó su envío a Estados Unidos en febrero de este año.

Martínez señaló que existe un acta del 31 de octubre de 2017 en el que la fiscal delegada Bertha Neira señala que asistió a la operación controlada y en ella se encontró una maleta marca Totto, con múltiples cremalleras, que en su interior tenía 5 kilos de cocaína.

Así mismo, el exfiscal reveló un audio de Marín, siendo interrogado, en el que dice que la cocaína de esa entrega se la dio Jesús Santrich, no Armando Gómez, y que el dinero pagado por la sustancia se lo entregó directamente al exlíder guerrillero en su casa. Esa transacción fue el motivo para que la Fiscalía de Martínez ordenara la captura del ahora disidente de las Farc.

Los audios entregados a la JEP

Néstor Humberto Martínez aseguró que envió los audios a la Jurisdicción Especial para la Paz en los que se evidenciaba el delito de Santrich, como los solicitó el tribunal, pero estos eran solo 12 grabaciones y nos las 24.000 horas recaudades que se han conocido en los últimos días.

Esto debido a que los audios no pertenecían al expediente ni a una investigación contra el líder guerrillero, sino sobre Marlon Marín y las demás grabaciones corresponden a los demás delitos que intentó cometer el sobrino de Márquez para robar los recursos destinados a la reinserción de los excombatientes.

Martínez cuestionó que la JEP dijera que no había podido establecer la fecha del delito con base en los audios, porque sí lo hizo este año con otro de los involucrados en ese supuesto entramado de narcotráfico.

La JEP negó el amparo de no extradición a Fabio Yunes porque cometió delitos de narcotráfico, según leyó Martínez, “desde junio de 2017 hasta febrero de 2018” con base en los mismos audios, afirmó el exfiscal.

“Todos los audios que habían, que fueron solicitados, le fueron entregados a la JEP, pero la JEP violentó sus deberes constitucionales y legales en ese caso, como no lo quiso hacer recientemente, porque en eso sí no se iban a meter Cifuentes y Linares, cuando le negaron la garantía de no extradición a Fabio Yunes, los mismos casos con soluciones completamente diferentes” sostuvo Martínez.

Sin embargo, los citantes del debate señalaron que respecto a Yunes, este participó activamente en la negociación de la droga con Marín y Gómez, pero respecto a Santrich no es clara la evidencia en los audios conocidos.