Las redes sociales al banquillo por falsedad sobre marchas

25 de noviembre del 2019

Las redes se usan a veces no para informar sino para ratificar posiciones

Las redes sociales al banquillo por falsedad sobre marchas

Cuando el país se prepara para seguir de cerca el desarrollo de la conversación nacional, que el presidente Iván Duque arrancó con los alcaldes y gobernadores electos y los mandatarios en ejercicio, mucho siguen enganchados a los temores generados por redes sociales que hablan de una violencia que tiende a crecer

Las marchas, disminuidas en número de participantes y de ciudades donde se realizan, sigue perseguidas por el fenómeno de las noticias falsas que se reproducen con la gran velocidad en las redes sociales.

Ciudades como Medellín, Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Pasto, Tunja y Villavicencio, entre otros, tuvieron jornadas ejemplares, dentro de una sana convivencia entre quienes protestaron y las autoridades tanto civiles como militares.

El comité que organizó el paro del pasado jueves 21 de noviembre tiene un balance positivo sobre los resultados de las movilizaciones, miles de colombianos de todas las clases salieron a hacerse oír y pedirle al gobierno nacional que les responda y le de soluciones a sus peticiones.

Los gobiernos nacional, los locales y regionales tampoco salieron mal librados, las autoridades en términos generales acompañaron a los manifestantes y la jornada se convirtió en la más grande en la historia el país.

Los desmanes, el descontrol y los actos de vandalismo en ciudades como Bogotá, Cali, Popayán, Bucaramanga y Manizales y localidades en la capital como Suba y Soacha, terminaron por darle al paro una imagen de caos total y que los ciudadanos se vieron amenazados en su seguridad.

El toque de queda, la ley seca dictadas por gobiernos locales y zonales fueron medida, que aunque necesarias para frenar la violencia desatada por encapuchados armados con piedras, palos e incluso machetes, cerraron la noche del martes con la sensación de ‘tierra arrasada.’

Los creadores del pánico

KienyKe.com dialogó con tres expertos en temas políticos y de redes sociales para conocer porqué se creó ese pánico colectivo, que hizo que muchos ciudadanos pasaran la noche de 21 en vela para evitar robos en sus propiedades y proteger sus vidas y que hoy continúen repitiendo como ciertas versiones que generan pánico

Daniel Salazar, es un joven  antropólogo y destacado analista del comportamiento de los usuarios de redes sociales. Dirige Contenidos El Rey y en diálogo con Kienyke.com afirmó que él con toda y su experiencia, cayo en la trampa de algunas ‘fake news’ en los días anteriores. su visión de lo que esta pasando es un reflejo de la realidad.

“Cuando comencé a ver los videos de los carros de los que se bajaban los supuestos vándalos yo mismo caí en ese juego, después vi otros vídeos en los que gente del mismo barrio decía que se trataba de camiones anudándole a los mismo vecinos a llegar a sus  casas.” dice sobre las versiones falsas de supuestos vándalos.

Teoría de la conspiración

Daniel Salazar hizo el siguiente análisis de lo que está pasando

DS.- En el caso de las versiones falsas, las vi en redes y las creí ciertas, eso me pasó por no validar la información y eso es lo que no estamos haciendo.

La única forma de combatir esto es validar consultar dos o tres fuentes, mirar que se está diciendo en redes y que se esta diciendo en las paginas de check in de las’ fake news’, que son grupos que están dedicados exclusivamente a verificar si las noticias que se están dando son falsas o verdaderas.

¿Manejos sospechosos?

KyK.- ¿Los desmanes  fueron manejados con un propósito especifico desde bando extremos?

DS.- No,  creo que hay marchas y movilizaciones completamente legitimas, ha sido más la interpretación que se ha querido dar desde las redes, que han querido utilizarlas desde un lado o de otro.

KyK.-¿Eso nace espontáneamente y se va regando?

DS.-Claro, también hay grupos detrás que quieren darle las interpretaciones que ellos necesitan sobre el proceso. Se ha creado una especie de atmósfera de teoría de la conspiración.

De una lado para algunos es el castro-chavismo que se esta trayendo milicianos  desde las fronteras para desestabilizar el país. Según otros el estado está haciendo política de terrorismo de estado, amedrentando a la sociedad civil para que no pueda protestar.

KyK.- ¿Redes sin control?

DS:- Las redes deben ser un espacio para informarse y para tener voces distintas a las oficiales, pero se convirtieron en espacios para reafirmar las propias ideas. Incluso entre las mismas familia y grupos de Whatsapp pasa eso. Hay campos de batalla en las calles y campos de batalla en las redes sociales.

Información sesgada

KyK.- ¿En algunos casos con los del paro no se informó con la verdad?

DS.- La marcha legitima, se desvirtuó competentemente. Si miras las redes y los medios de comunicación cubrieron más los desmanes que la marcha, se habla mas que todo de la violencia y no del peso que tienen las manifestaciones.

KyK.- ¿Y que hay de los que toman partido a su favor por las marchas?

DS.- Ya salieron algunos a cargar una bandera que no les corresponde. Es el caso de Petro azuzando el conflicto  como propio y el mismo presidente salió a decirle “venga usted aquí no tiene velas.

Una mirada europea

Eugenie Richard, politóloga, docente  de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia, de nacionalidad francesa y por adopción también colombiana, tiene una visión muy critica frente a los acontecimientos.

Sobre el cuestionado manejo de las redes en los días de movilizaciones en el país asegura que son una muestra de lo que somos los colombianos.

ER.- Las redes sociales son a la imagen nuestra, reflejan todo lo bueno y todo lo malo que somos. Así como hay videos de los cacerolazos pacíficos, invitaciones a marchar como un derecho ciudadano también están  las ‘fake news’, las invitaciones a la violencia motivando que la ciudadanía crea que por las marchas los están robando.

Entre abrazos y golpes

KyK¿Como califica la reacción de la fuerza pública para retener las manifestaciones?

ER.- He visto gestos contradictorios, personas muy solidarias con la policía, los manifestantes. Los que salieron a marchar pacíficamente para dejar un mensaje al gobierno son personas que no le vienen miedo a la policía y a los que la policía tampoco les tiene miedo.

Los vimos colaborándose entre sí, abrazándose, a veces los mismo manifestantes protegiéndolos en contra de los vándalos.

KyK.- De acuerdo con su experiencia y la de Francia, su país natal cree usted que estas marchas logren resultados concretos?

ER.- Cada país es distinto y tiene reclamos diferentes. En Francia el tema era la inequidad nacional, el tema del poder adquisitivo. Aquí tenemos muchas solicitudes de reivindicaciones de grupos que son muy heterogéneos.

Señales de los gobiernos

KyK.- ¿Que alcance le ve a la conversación nacional propuesta por el presidente Iván Duque.?

ER.-En Francia Macron por ejemplo generó el’Gran Debate’ y así sea una medida simbólica, los gobiernos necesitan mandar señales de reconciliación. Acá no veo eso, considero difícil la situación.

A mi juicio acá el presidente no ha dado señales de cambios, en sus alocuciones esencialmente ha hablado de los disturbios, que son verdad, pero protagonizadas por minorías con respecto a la gran mayoría que esta protestando pacíficamente.

KyK.-El diálogo ya tiene plan de trabajo e incluso un coordinador, habría que esperar a que la conversación incluya a los sectores que claman porque los oigan.

ER.- Los lideres sociales dicen que no les están prestando atención, lo mismo los partidos políticos, los estudiantes , los campesinos y otros más que  tienen intereses diversos. Incluso si llega a haber solidaridad entre estos grupos, es complicado generar un debate que permita englobar todos los temas.

Clara advertencia

También dialogamos con la coordinadora del programa de la especialización en Marketing político de la Facultad de Finanzas Gobierno y Relaciones Internacionales del Externado de Colombia.

Desde su experiencia como docente e investigadora de temas sociales califica de muy tensa la situación y aseura que la gente no sabe ni qué creer ni donde informarse.

Para la politóloga la situación que se está viviendo es “una forma masiva, anónima y sin liderazgos visibles.” Sostiene que se busca expresar rechazo y pedir cambios, pero aún nadie logra entender o descifrar el camino que hay que tomar para estos cambios.

Su visión de lo que esta viviendo Colombia es de advertencia sobre no llegar a extremos irremediables: “Me parece que si seguimos por este camino se está preparando una mala mezcla, muy explosiva. Donde lo peor puede pasar. Pese a todo deberíamos hacernos una pregunta seria: ¿Por el pedido de las manifestaciones, los presidentes deben renunciar sin cumplir su mandato?

Responde con un NO contundente  y añade: “Me parece que si seguimos por este camino se está preparando una mala mezcla, muy explosiva. Donde lo peor puede pasar.

A propósito del terrorismo generado por redes sociales reconoce que se trata de un nuevo escenario en el que la información se dispersa tan rápido que es imposible tratar de frenar algo cuando está en curso.

“La redes son un medio poderoso para convocar las marchas y las protestas legítimas, se comparten argumentos y también se demuestra solidaridad por las pequeñas causas. Sin embargo, también ha sido el canal para lograr crear pánico, confusión y caos.” Angie González politóloga.

Concluye con la advertencia de que no se deben polarizar las marchas entre los que están en contra y los que están a favor de la fuerza pública. Estamos poniéndonos nosotros mismos en riesgo. Es importante que las personas tengamos la capacidad de creer en los demás, de creer en nuestras instituciones, porque sentirnos seguros es un derecho.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO