Medellín con transporte cualificado y sin pobreza extrema: Salazar

Medellín con transporte cualificado y sin pobreza extrema: Salazar

7 de Agosto del 2015

¿Qué debe saber sobre Alonso Salazar?

Su nombre completo es Fabio Alonso Salazar Jaramillo. Tiene 55 años, estudió comunicación social-periodismo en la Universidad de Antioquia y consagró gran parte de su carrera al trabajo como escritor. “No nacimos pa’ semilla”, “La parábola de Pablo” y “Profeta en el desierto” fueron tres de sus principales libros, que llegaron a ser ‘best sellers’ en Colombia.

Fue alcalde de Medellín entre 2008 y 2011 pero una década antes consagró el movimiento ‘Compromiso Ciudadano’ con su amigo y también político Sergio Fajardo, actual gobernador de Antioquia.

Como escudero del fajardismo, Salazar ha encausado su discurso político en la lucha contra la corrupción, el desarrollo social de las poblaciones y la educación como principal estrategia de progreso. Fue secretario de Gobierno durante la alcaldía de Fajardo (2004-2008) y en ese periodo encaró la formulación de políticas para que Medellín recibiera a gran parte de los desmovilizados del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Cuando finalizaba su alcaldía, en 2011, denunció que grupos ilegales estarían apoyando la aspiración Luis Pérez a reemplazarlo en el gobierno municipal. La acusación le valió una sanción de la Procuraduría, que lo inhabilitó por 12 años para ejercer cargos públicos, bajo el argumento de participación irregular en campañas.

Tras presentar una acción de nulidad ante el Consejo de Estado, en reclamo a sus derechos políticos, el alto tribunal le dio la razón y le levantó el castigo, lo que le permitió presentarse en la actual carrera por la Alcaldía de Medellín.

#Video: Alonso Salazar, en pocas palabras, detalla su estrategia de campaña:

 [youtube width=”549″ height=”366″]https://youtu.be/loS9spn5Ehk[/youtube]

Lea también: “Inaceptable que Medellín tenga la más alta calidad de vida, pero la mayor desigualdad”: Eugenio Prieto

¿Cuál es la estrategia clave de campaña para Alonso Salazar?

Como alfil del fajardismo su visión de gobierno prioriza los asuntos de bienestar social en especial la educación, a la que califica de “columna vertebral” dentro de sus ambiciones administrativas. “Tenemos el convencimiento de que si damos mejor educación a la gente más humilde, le damos capital para el futuro”.

La segunda espina dorsal de su propuesta de gobierno es la “sostenibilidad”. Manifiesta que atender el impacto de la contaminación en el ambiente medellinense es su prioridad. La estrategia es la preservación de bosques y fuentes hídricas. “El gran factor de contaminación del valle de Aburrá es el parque automotor: esa contaminación nos está agobiando mucho la vida. Medellín enfrenta un proceso de calentamiento más acelerado y alarmante”.

Lea también: “Mi propósito es construir la Medellín del futuro”: Gabriel Jaime Rico

¿Cuál es su propuesta en vivienda?

Plantea la recuperación de barrios construidos de forma ilegal. “Toca transformar esas zonas de riesgo a zonas mitigadas o barrios con condiciones de habitabilidad mejores”.

En otras palabras plantea la legalización de predios y trasladar las obras de urbanismo a dichos territorios. Sobre la expansión de la ciudad plantea “construir soluciones habitables sobre la base del territorio, a lo largo del río Medellín, que tiene una gran cantidad de suelos subutilizados. Pero nuestra apuesta en lo ambiental es a la preservación de lo que queda, y luego generar modelos y arquitecturas más verdes”.

¿Cuál es su propuesta para garantizar el acceso a servicios públicos básicos?

Además de destacar el sistema de mínimo vital de agua, que beneficia a gran parte de la población con subsidios al suministro del servicio y que fue instaurado por él en su pasada Alcaldía, plantea la idea de los “servicios públicos prepago”.

“Ya funciona el plan de energía prepago, que lo tienen 170 mil domicilios en Medellín. Consiste en que la gente compra tarjetas desde 3 mil pesos para recargar su sistema eléctrico, sin que corra el riesgo que se les desconecte”, expone.

Empresas Públicas de Medellín (EPM) describe la estrategia como la “compra anticipada de los kilovatios que van a consumirse en una vivienda”. El sistema sirve para que las familias racionalicen el uso de servicios públicos y no tengan problemas por “costos sorpresa” cuando llega una factura a fin de mes.

Extender la propuesta al servicio de agua, y masificarla, también es su propósito si se convierte en alcalde.

¿Cuál es su propuesta para aliviar el transporte en Medellín?

Propone incrementar en un 200% las líneas del Metro (30 kilómetros adicionales). “La gran apuesta es tener un sistema integrado de transporte suficiente para pedirle al ciudadano que deje su carro en casa y utilice el sistema público”. Plantea en este punto también ampliar la red urbana de senderos peatonales y ciclorutas.

Además propone la construcción de dos monorrieles para Medellín. Explica que un modelo que lo ha inspirado para preferir ese sistema es el de Sao Paulo (Brasil). “Allá cada monorriel puede mover a 3 mil pasajeros”.

Sobre el costo expone que, de acuerdo a sus estudios previos, los dos vehículos y sus redes pueden costar 1.500 millones de dólares. “Para financiarlos se puede recurrir a recursos ordinarios. Después la posibilidad de las Alianzas Público Privadas (APP) pues hay empresas que acá ya han mostrado interés en ser constructoras de un proyecto de estos, o incluso financiación de un algún Estado que nos venda la tecnología”.

Respecto al tiempo que puede tomar la construcción de dos monorrieles, el candidato respondió: “El sistema de su construcción no es complejo. El metro acá demoró como 10 o 15 años por los enredos y la corrupción. Pero tendríamos que arrancar un cronograma para que el primer año estemos licitando, y en los tres años siguientes, simultáneamente que se prepara el equipo de movilidad, se construya la infraestructura física. Aspiraría yo a que -si no el 100%- al menos una buena parte esté inaugurado para 2019”.

¿Cuál es su propuesta para generar empleo y oportunidades?

El municipio, dentro de lo que tiene como rango posible, tiene que trabajar por multiplicar oportunidades y mejorar calidad de vida”, explica.

Vuelve a apelar a la educación como columna vertebral de su propuesta en este punto. Explica que la deserción en la educación básica es del 7% y en educación media del 30%. “Debemos buscar que los chicos vayan a la escuela, y el programa del gobierno para una jornada completa me parece adecuada. La educación media debemos ejecutarla con formación humanística y de emprendimiento para los alumnos”.

Pretende ampliar el fondo de financiamiento para la educación superior con EPM. “Más de 245 mil jóvenes, beneficiarios de ese fondo, han podido escoger entre 30 universidades, y se les financia la matrícula y una cuota de sostenimiento. Debemos ampliarlo a otros 50 mil jóvenes”.

De otro lado reconoce que Medellín, en su industria, sigue siendo dependiente del sector manufacturero y hasta ahora comienza a explorar el mercado de los servicios y tecnologías. Explotar ese sector puede ayudar a generar más oportunidad, añade.

¿Cuál es su propuesta para enfrentar la inseguridad?

“Puedo decirle que se necesita más tecnología, más policía, más infraestructura. Pero si no hay actitud por parte de un alcalde, de asumir la seguridad como tema propio, de hacer sentir que las empresas y comunidades están acompañadas, si el alcalde no trabaja mano a mano con comandantes de policías, no solo metropolitana a sino barriales, la estrategia no funciona”, responde.

¿Cuál es su estrategia para incrementar la eficiencia de su gobernabilidad y que la ciudadanía sienta que usted si les cumplirá?

Plantea la formación de algunas alcaldías locales, para hacer réplica del poder central a algunas comunas, y que haya autoridades responsables en ciertos temas administrativos, pero en especial en asuntos de seguridad.

También se refirió al llamado “presupuesto participativo”, que consiste el repartir un 5% del presupuesto de la ciudad entre algunas Juntas Administradoras Comunales, quienes ejecutan obras prioritarias en sus barrios.

“Ya han pasado 12 años de esa experiencia. Vamos a evaluarla. La mantendremos pero queremos corregir problemas, como fugas de dinero público hacia estructuras criminales, hacia instituciones que no actúan correctamente”.

¿Quiere repetir alcaldía para concluir tareas inconclusas?

“Las tareas se hicieron y se completaron. Pero surgen nuevos desafíos. No es hacer más de lo mismo, sino enfrentar nuevos desafíos y nuevas realidades de la ciudad”.

Su eslogan de campaña es #YoMeComprometo, ¿a qué se compromete con sus electores?

“Dos asuntos: que tengamos en 2019 un sistema integrado de transporte cualificado en la ciudad. Todas las ideas de metro ejecutadas, y el tren de cercanías. Para usar menos transporte privado y aliviar una de nuestras tragedias ambientales. Y una segunda: Medellín está en condiciones de llegar a 2019 sin tener pobreza extrema”.