Paloma Valencia propone reducir el Congreso casi a la mitad

Publicado por: sebastian.alvira el Lun, 02/08/2021 - 10:47
Share
La congresista Paloma Valencia radicó un proyecto de acto legislativo para aplicar una reducción al Senado de la República de 108 a 64 miembros.
Paloma Valencia propone reducir el Congreso casi a la mitad

Al Legislativo siguen llegando propuestas de austeridad y control en el gasto del Estado. La senadora Paloma Valencia, del Centro Democrático, radicó un proyecto de acto legislativo que pretende reducir el Congreso de la República casi a la mitad. 

En primer lugar es clave señalar que, el Congreso colombiano tiene 280 miembros, de los cuales 108 son senadores y 172 son representantes a la Cámara. En el Senado; 100 miembros son elegidos por circunscripción nacional, 2 por circunscripción para indígenas, 5 por el Partido Comunes y una curul le corresponde al 2do candidato(a) presidencial con mayor número de votos. En la Cámara; 161 son elegidos por circunscripción territorial, 2 por circunscripción especial afro, 1 por circunscripción para indígenas, 1 por colombianos residentes en el exterior, 1 por circunscripción raizal, 5 por el Partido Comunes y una curul se asigna al 2do candidato(a) vicepresidencial con mayor votación. 

Ahora bien, la reforma que propone la senadora plantea que el Senado de la República esté integrado por 64 miembros elegidos en circunscripción nacional, de listas únicas presentadas por los partidos o movimientos significativos de ciudadanos. Además, que un senador sea elegido en circunscripción nacional especial por comunidades indígenas y otro por comunidades afrodescendientes.

Para la elección de Representantes a la Cámara, cada departamento y el Distrito Capital de Bogotá conformarían una circunscripción territorial y habría dos representantes por cada circunscripción territorial. Además, de una curul por la circunscripción de las comunidades afrodescendientes, otra curul por la circunscripción de las comunidades indígenas, y una última curul por la circunscripción internacional.

"Tenemos que lograr una disminución del Congreso, eso permite una corporación más controlada, una reducción del gasto importante y un ejercicio electoral más consciente dentro de la ciudadanía", dijo la senadora.

 

Por otro lado, el proyecto plantea que el aumento salarial decretado por el Gobierno Nacional pueda ser rechazado por la mayoría en cada una de las cámaras. Además, que durante los siguientes 5 años como medida de austeridad estatal, los salarios del sector público superiores a diez millones de pesos tengan un impuesto de hasta el 20% del ingreso mensual.

"Existe el pleno convencimiento de que la aprobación de este proyecto de acto legislativo es una deuda no sólo con la ciudadanía que merece instituciones en las cuales pueda confiar, sino que al mismo tiempo exige una política de austeridad por parte del Estado", sostuvo la senadora.

La iniciativa ha sido acompañada por los congresistas Juan David Vélez, Amanda Rocio González, José Obdulio Gaviria Vélez, Edwin Alberto Valdés, María Fernanda Cabal, Milla Patricia Romero Soto, Carlos Felipe Mejía Mejía, Ruben Dario Molano, Alejandro Corrales y Gabriel Jaime Vallejo.

La propuesta de Valencia llega al Legislativo el mismo día en el que inicia el trámite para revivir las 16 curules a las víctimas del conflicto armado. Tras el fallo favorable de la Corte Constitucional se dio viabilidad a la creación de 16 Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz para la Cámara de Representantes para los periodos 2022-2026 y 2026-2030. Es decir, el Congreso quedaría con 296 curules.

Es de señalar que este tipo de iniciativas no son nuevas, en el periodo pasado el propio Centro Democrático presentó un proyecto para reducir a 51 curules el Senado, contada la silla de comunidades indígenas, y a 106 la Cámara de Representantes. 

 

¿Reducir el Congreso o el salario de los congresistas?

Este es uno de los debates más interesantes que se da en el Congreso de la República. Si bien la propuesta de reducir el número de miembros que llega al Legislativo traduce s un enorme ahorro al Estado, no convence a la mayoría de congresistas. De hecho, la oposición ya ha criticado este tipo de iniciativas porque podrían afectar a las pequeñas colectividades y actuar en beneficio de los grandes partidos políticos.

Los sectores opositores han planteado que otra opción para reducir los gastos del Estado sin afectar a los partidos pequeños es reducir el sueldo de los congresistas a la mitad. Según han explicado, es más beneficioso reducir el salario a la mitad y no el número de legisladores, puesto que, se reducen costos y no se pierde representación democrática. 

"Si usted reduce el número de los congresistas el Congreso se hace menos democrático, hay una relación entre el número del elegidos y la democracia, mientras que si usted reduce el pago mantiene esa proporcionalidad democrática y se hace el ahorro que se necesita hacer", detalló el senador Jorge Enrique Robledo hace un tiempo.

Además, sostuvo que cuando los congresos son muy pequeños son menos democráticos, ya que los voceros de los sectores populares nunca llegarían, "Imagínese si Colombia sólo tuviera 10 senadores ¿de quiénes serían esos senadores? Pues de los grandes poderes económicos", afirmó. 

Es clave mencionar que, para el año 2021 el salario de los congresistas es de $34'417.000 pesos, tuvo un aumento de $1′676.000 pesos con respecto al año anterior.