Piedad Córdoba trabaja en su regreso a la política para 2022

Publicado por: sebastian.alvira el Sáb, 18/09/2021 - 07:12
Share
La exsenadora Piedad Córdoba ultima detalles para su regreso a la política de la mano del Pacto Histórico, coalición de izquierda que lidera Gustavo Petro.

La exsenadora Piedad Córdoba quiere volver a la política y el Pacto Histórico, coalición de izquierda que lidera Gustavo Petro, sería el camino para aterrizar en el Congreso de la República. Según se ha conocido, las conversaciones con ese sector están muy adelantadas y el anuncio oficial se haría en los próximos días. 

La política antioqueña buscará volver al Senado, corporación en la que estuvo entre los años 1994 y 2010, hasta que la Procuraduría General decidió destituirla e inhabilitarla por 18 años para ejercer cargos públicos. Cabe aclarar que, su regreso es posible porque en 2016 el Consejo de Estado tumbó esta sanción, lo que permitió que lanzara su candidatura para la Presidencia en 2017. 

De concretarse su aspiración al Legislativo, el Pacto Histórico de Petro sumaría una ficha de gran trascendencia nacional. Córdoba ha sido una de las congresistas más polémicas, su cercanía con el expresidente Hugo Chávez y su papel como mediadora entre la extinta guerrilla de las Farc y el Gobierno colombiano son aspectos ampliamente controversiales de su carrera política. 

Sin embargo, muchas personas aún respaldan su labor como mediadora, ya que logró la liberación de seis secuestrados que permanecieron en poder de las Farc durante varios años. Además, es una de las férreas defensoras del Acuerdo de Paz. 

 

Es clave señalar que, el Pacto Histórico anunció que presentará una lista al Senado cerrada, paritaria y cremallera, que garantice la representación de las mujeres y la juventud, de los pueblos afros, indígenas y campesinos. 

Uno de los detalles a resaltar es que no se descarta que sea liderada por una mujer y de ahí en adelante será intercalada entre un hombre y una mujer para cumplir con la paridad de género.

Este tipo de lista es aquella que no permite voto preferente, es decir, el elector únicamente marcará el logo del partido, que obtendrá así un número total de sufragios. Los congresistas se definirán desde el primero en la lista hasta donde se alcance, dependiendo el número de votos que logre el partido. 

Lo anterior, es quizá un 'salvavidas' para Córdoba, pues cabe recordar que, cuando anunció su retiro de la política confesó tomó está decisión luego de las elecciones presidenciales del 2018, después de que declinó su candidatura presidencial por falta de apoyo, de hecho, sufrió de una fuerte depresión por causa de los diferentes obstáculos que se le presentaron en ese momento. 

 

Sobre el eventual regreso de Córdoba al partidor electoral también es clave señalar que, Juan Luis Castro, su hijo, renunció al Senado en julio de este año, tras confesar que está cansado de que lo persigan y encasillen por ser hijo de la exsenadora. 

"Estoy cansado de lidiar con tus enemigos, también es cierto que estoy cansado de que me persigan y me encasillen por ser tu hijo (...) Siempre llevaré en mi corazón una inmensa gratitud y un inagotable amor hacia a ti, mamá solo hay una y la mía es realmente invaluable. Así que finalmente es por ese mismo amor que sé que guardamos el uno por el otro que creo prudente recordarte que mis asuntos los resuelvo yo. Tengo fe en que sabrás recordarlo", decía la carta en la que anunció su retiro. 

Además de su vuelta a la política, Piedad Córdoba ha sido noticia por su ingreso irregular a Colombia desde Venezuela. La exsenadora fue captada en video mientras entraba al país el pasado lunes 13 de septiembre, por el puente Simón Bolívar, incumpliendo el registro migratorio solicitado.

Por estos hechos Migración Colombia abrió un proceso administrativo sancionatorio en su contra. Según expresó la autoridad migratoria, tras cruzar la frontera, Córdoba omitió realizar su proceso de control migratorio y de acuerdo con la normatividad migratoria vigente, la omisión de sello acarreará una sanción económica de hasta ocho salarios mínimos mensuales legales vigentes.