Reciben Carta Democrática por crisis en Nicaragua

Reciben Carta Democrática por crisis en Nicaragua

30 de diciembre del 2018

La representante permanente de Costa Rica ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Montserrat Solano, recibió la solicitud formal para activar el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana contra Nicaragua por la intensa crisis socio-política que atraviesa el país desde el pasado 18 de abril.

El documento fue enviado por el secretario general, Luis Almagro, a la embajadora Solano, que ejerce la Presidencia del Consejo Permanente de la OEA, informó el Ministerio de Exteriores costarricense mediante un comunicado de prensa este sábado.

“Recibimos la nota de parte del señor secretario general, y como corresponde, ha sido circulada entre los representantes de los Estados Miembros”, dijo Solano, al indicar que a pesar de los días feriados por el fin y principio de año, se mantiene en consultas y gestiones para iniciar los pasos para su activación.

Según explicó la Cancillería, la Carta Democrática Interamericana puede ser activada en caso de que “en un Estado Miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático”. Cualquier Estado Miembro o el secretario del organismo podrá solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente para realizar un análisis colectivo de la situación y adoptar las decisiones que considere.

Durante una sesión extraordinaria realizada el jueves pasado, la comisionada Esmeralda Arosemena de Troitiño, vicepresidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), instó a los países que hacen parte de la OEA a considerar dicha posibilidad.

“La CIDH llama a los Estados miembros de la OEA a rechazar violaciones a los derechos humanos, actos de represión contra la población nicaragüense y considerar el cumplimiento de las condiciones que hacen aplicable la Carta Democrática Interamericana al país”, señaló la comisionada durante la presentación del informe final sobre la crisis sociopolítica en Nicaragua.

Este mecanismo, que se aplica cuando hay alguna alteración o ruptura del orden democrático, puede concluir con la suspensión de un Estado miembro del organismo americano.