Dura reflexión de Carlos F. Galán al manejo de la pandemia

Publicado por: gabriela.garcia el Mar, 05/01/2021 - 12:26
Share
Carlos F. Galán, presidente del Concejo de Bogotá, compartió con sus seguidores de las redes una dura reflexión sobre el manejo de la pandemia por el Covid-19 en el país.
Dura reflexión de Carlos F. Galán al manejo de la pandemia

Carlos Fernando Galán, excandidato a la Alcaldía y presidente del Concejo de Bogotá, compartió con sus seguidores de las redes sociales una dura reflexión sobre las medidas que se han implementado en el país para enfrentar la pandemia por el Covid-19, enfermedad que al día de hoy ha causado más de 44 mil muertes. 

A través de su cuenta de Twitter, el funcionario se refirió a la decisión de decretar cuarentena estricta en las localidades de Suba, Engativá y Usaquén. Para él, encerrar de nuevo a los ciudadanos es el resultado del fracaso de los planes puestos en marcha desde que se registró el primer caso de coronavirus en marzo de 2020

“Sigo pensando, y con mayor razón 10 meses después del inicio de la pandemia, que la cuarentena es la medida de último recurso que se toma cuando todas las demás fallaron. Es prueba del fracaso de las otras medidas o es el resultado de la ausencia de otras medidas”, indicó.

Carlos F. Galán señaló que, si bien en otros países se ha decidido volver al confinamiento obligatorio por el preocupante aumento de contagios, en Colombia la situación es más compleja por las condiciones sociales y económicas.

“Dicen que esos confinamientos estrictos también se están decidiendo en Gran Bretaña, Alemania y otros países. Es cierto, pero el impacto de una cuarentena estricta en un país como Colombia es mucho mayor, es devastador. Las ayudas económicas a la población que las requiere son insuficientes, las ayudas a las micro, pequeñas y medianas empresas también son totalmente insuficientes”, manifestó.

Por último, el concejal cuestionó el comportamiento de los ciudadanos en estos últimos meses porque “se relajaron” en la prevención del virus, pero le mandó una “pulla” a los gobiernos locales y nacionales por “mandar mensajes contradictorios”. 

“Es cierto que la gente se relajó, pero también es cierto que los gobiernos, local y nacional, mandaron mensajes contradictorios. El anuncio de la vacuna generó esperanza pero ha debido llegar con un mensaje de alerta: habrá vacuna pero mientras llega, nada ha cambiado, ¡cuidado!”, finalizó.

Comerciantes, también inconformes 


El último reporte del Ministerio de Salud, emitido en la tarde del lunes 4 de enero, indica que en Colombia hay 85.278 casos de coronavirus activos. En total se han registrado 1.686.131 casos, 44.187 muertes y 1.552.177 personas se han logrado recuperar de la enfermedad. 

Por el aumento acelerado de los casos, el Gobierno Nacional y los diferentes mandatarios locales han decretado una serie de medidas con el fin de proteger la salud de la población. Entre ellas: confinamiento estricto, toques de queda, ley seca y pico y cédula. 

En Bogotá, por ejemplo, ya inició la cuarentena en las localidades de Suba, Engativá y Usaquén, que irá hasta el próximo lunes 18 de enero. Esta medida  contempla el cierre del comercio no esencial, el cierre total de actividades entre las 8:00 de la noche y 5:00 de la mañana y la restricción a la venta de bebidas alcohólicas durante los fines de semana.

La restricción se decretó luego de estudiar las curvas epidemiológicas, porque estas tres localidades han presentado una aceleración de la velocidad del contagio en las últimas semanas, registrando un promedio de entre 150 y 200 casos diarios.  Usaquén presenta un aumento de casos positivos del 59%, suba del 58% y Engativá del 52,3%. 

En Norte de Santander también habrá confinamiento total desde el próximo viernes 8 de enero a las 7:00 de la noche hasta el martes 12 de enero a las 5:00 de la mañana. 

Respecto a Medellín y al resto de Antioquia también se decretaron medidas restrictivas para prevenir el contagio del coronavirus. Por ejemplo, se aplicará toque de queda desde el miércoles 6 de enero hasta el lunes 11 de enero, desde las 10:00 de la noche hasta las 5:00 de la mañana del día siguiente.

Además, se continuará con la medida del pico y cédula para el comercio, habrá ley seca para el Puente de Reyes y se declaró alerta roja hospitalaria para atender de manera eficiente y eficaz a todas las personas que se acerquen a los centros de salud. 

Carlos F. Galán no ha sido el único que ha cuestionado estas medidas decretadas. El presidente de Fenalco Jaime Alberto Cabal señaló que esta es la muestra de que las políticas implementadas desde hace ya casi un año “fallaron” y aseguró que volverlas a repetir “solo sería la destrucción de nuevos empleos y la muerte para miles de empresas".

Para el vocero de los comerciantes, el confinamiento y las otras medidas restrictivas en las ciudades lo único que causan son enormes consecuencias económicas y sociales para los colombianos, “tal como se evidenció en las cifras de empleo de agosto cuando se implementaron las cuarentenas por sectores”.

“A casi un año del primer confinamiento creemos que ha fracasado la autoridad para garantizar la disciplina social en las diferentes ciudades, estableciendo sanciones fuertes a quienes infringen y violan las distintas medidas adoptadas. Mientras se cierran localidades, actividad productiva y comercio formal, se mantiene la permisividad de comercio informal, manifestaciones y aglomeraciones en las calles. Es lamentable regresar a las medidas del pasado solamente para justificar el inadecuado manejo de una política para la prevención del virus”, finalizó Cabal.