Congestión y largos tiempos de espera: así comenzó el segundo día sin Iva

Publicado por: daniel.guerrero el Vie, 03/07/2020 - 07:54
Share
Los colombianos reportaron desde primera hora los problemas que han tenido para hacer sus compras en línea.
Segundo día sin Iva

Llegó la segunda jornada del día sin Iva al país, que en contraste con la anterior, no tiene aglomeraciones ni largas filas de personas en las tiendas. Sin embargo, la congestión de clientes se trasladó a las diferentes páginas en las que, incluso, han tenido que esperar en una fila virtual junto a otros 240 mil usuarios o experimentar fallas en el sitio.

Desde primeras horas del día, los colombianos se volcaron a los portales de Ktronix, Alkosto, Falabella, Éxito y otras tiendas, para hacer las compras de sus electrodomésticos y productos de tecnología, pero la cantidad de clientes ingresando al mismo tiempo hizo que algunos sitios web se mostraran colapsados en ciertos momentos.

La evidencia de estos inconvenientes quedó plasmada en las redes sociales por los ciudadanos, quienes se manifestaron también en contra de los precios, asegurando que están más altos de lo normal y que, de este modo, el día sin Iva no representa mucho para el bolsillo del consumidor.

  

  

  

La curiosa estrategia de Alkosto y Ktronix sobre hacer una fila virtual para que su página no colapse, ha dado mucho de qué hablar desde la primera jornada y dado que la espera es de horas, los colombianos se las ingeniaron para 'colarse' y compartieron el truco con otros internautas.

"Negarle al ciudadano ver y comparar los precios es una evidente práctica restrictiva de la competencia para manipular precios en el #DíaSinIva", aseguró la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, sobre la práctica de la fila virtual.

Lea aquí: Claudia López se le fue encima a Panamericana por "trampa al día sin Iva".

  

  

Además, las múltiples quejas contra Falabella tampoco dan tregua en Twitter y varían desde demoras en los envíos, hasta subidas de precio en distintos productos, los cuales han sido argumentados por Fenalco como consecuencias de la terminación de promociones y del abastecimiento en nuevos inventarios de productos importados, cuyo precio se vio impactado por el aumento del dólar.