Desde Alemania se acusa a China de poner en riesgo la salud mundial

Publicado por: daniel.guerrero el Mié, 22/04/2020 - 09:42
Share
Bild, uno de los diarios alemanes más importantes, atacó al presidente chino y generó opiniones divididas.
Xi Jinping Vs. Bild

La pandemia del COVID-19 ha generado roces entre algunas naciones, sobre todo entre aquellas que culpan a China por la expansión del virus y quienes piden prudencia frente a la emergencia.

Sin embargo, parece ser que desde Alemania tienen bastante claros los errores que llevaron a que el coronavirus se convirtiera en una pandemia y fue el jefe editor del reconocido diario Bild, Julian Reichelt, el encargado de atacar con todo al presidente de la República Popular de China, Xi Jinping y a su equipo de trabajo, a quienes acusó de poner en riesgo la salud mundial.

“Ustedes (Jinping), su Gobierno y sus científicos tuvieron que saber hace mucho tiempo que el coronavirus es altamente infeccioso y aún así dejaron al mundo en la oscuridad al respecto. Sus mejores expertos no respondieron cuando los investigadores occidentales pidieron saber lo que estaba pasando en Wuhan. Eran demasiado orgullosos y demasiado nacionalistas para decir la verdad, lo cual les pareció una vergüenza nacional”, escribió Reichelt, además de decir que China tiene una gran deuda económica con su país.

  

Posteriormente, Reichelt se sigue despachando contra el mandatario chino y le dice que de no ejercer tanto control en su población no sería el presidente. Aunque advirtió que su vigilancia no ampara a "los enfermos mercados de su país (...) en donde se vende sopa de murciélago" y que, por el contrario, se preocupa más a cerrar todos los periódicos y sitios web desde donde se hacen críticas a su forma de gobernar.

“La vigilancia es una negación de la libertad. Y una nación que no es libre, no es creativa. Una nación que no es creativa, no inventa ni innova en nada", agrega la nota de Bild, en la que seguido a esto aseguró que "el mayor éxito de las exportaciones de China -que nadie quería tener pero que está en todo el mundo- es el coronavirus".

Lea aquí: ¿La lengua es el azote de los políticos y los periodistas?

La nota concluye añadiendo que antes de la pandemia la República Popular de China era conocida como un Estado de vigilancia, pero que desde ahora será recordado como un "Estado que infectó al mundo con una enfermedad mortal" y que este será el legado de Xi Jinping.

  

La respuesta

Luego del controversial artículo de Julian Reichelt, las reacciones no se hicieron esperar y vinieron desde todo el mundo, obviamente primero desde China, en donde la embajadora del país asiático en Alemania, Tao Lil, aseguró que no estaba bien hacer este tipo de acusaciones y que desde Bild olvidaban datos importantes sobre el manejo de la pandemia.

Lea también: The Washington Post y un falso editorial con información veraz sobre el consumismo salvaje.

“Observamos que muchos países que ahora luchan con COVID-19 han tenido tiempo de prepararse para la propagación transfronteriza del patógeno después de que China informara de su brote según las directrices de la OMS", argumentó la Embajada de China en Alemania.

Mientras que otros, como el periodista colombiano Gustavo Castro Caicedo dicen que los alemanes "no tienen ninguna autoridad moral para endilgarle a nadie ningún error, horror o desgracia que ocurra voluntaria o involuntariamente" y respalda su opinión recordando el exterminio humano que se llevó a cabo en este país.