Las peleas cazadas de Gustavo Bolívar por la vicepresidencia del Senado

Publicado por: christian.sandoval el Jue, 22/07/2021 - 11:30
Share
La veedora Catherine Juvinao calificó como egolatría la actitud de Gustavo Bolívar tras perder en la elección de la vicepresidencia del Congreso. Tuiteras como Margarita Rosa de Francisco la defienden ante las críticas.

Los encontronazos entre políticos de diferentes partidos continúan con motivo de la instalación del periodo legislativo 2021-2022 del Congreso de la República, llevada a cabo el pasado martes 20 de julio. Una jornada realmente compleja marcada por las tensiones generadas por algunos senadores que asistieron con cascos y gafas a la sesión en homenaje a las víctimas del Paro Nacional, el discurso desconectado de Duque y las alianzas políticas inesperadas entre varias bancadas de la política nacional que derivaron en la elección del conservador Juan Diego Gómez como nuevo presidente del Congreso. 

Una de las situaciones que más revuelo generó fue la derrota por el voto en blanco del senador de la Colombia Humana, Gustavo Bolívar, quien se presentó para ocupar el puesto de la vicepresidencia del Senado. Tras una votación de 66 contra 32, el senador petrista terminó vencido y su partido se negó a presentar a otro candidato alegando falta de garantías para la oposición. No obstante, la Alianza Verde sí lo hizo, postulando al senador Iván Name que terminó electo con 66 votos a favor. 

Como era de esperarse, varios internautas y senadores de los partidos de la Colombia Humana, el Polo Democrático, Comunes, entre otros de oposición, que abandonaron el recinto luego de que perdiera Bolívar, se han manifestado en contra de esta situación afirmando que fue violado el Estatuto de oposición. 

Uno de los que más ha permanecido activo en redes sociales luego de las elecciones de las directivas del Congreso ha sido Gustavo Bolívar, quien ya suma varios mensajes en los que acusa de traición al Partido Verde por presentar un candidato “a sabiendas de la ilegalidad y la traición”.

En uno de sus tuits, el político de la Colombia Humana aseguró que “es preferible morir que vivir arrodillado”, algo que fue ampliamente criticado por personas como Catherine Juvinao, veedora del Congreso de la República, quien aseguró que los pronunciamientos de Bolívar obedecen a un caso de egolatría política.

En otro mensaje agregó: “Desde Romeo y Julieta no veía un drama de semejante calibre”.

Acto seguido, desde el petrismo llovieron un sinfín de críticas para la veedora, muchas de ellas acusándola de estar desconociendo la violación del Estatuto de oposición y adoptar una postura que consideran afín con con el uribismo.

No obstante, también hubo quien defendió a la veedora, destacando entre ellos el comentario de Margarita Rosa de Francisco, quien instó a dejar la “desarmonía” y valorar el “riguroso” trabajo del Juvinao. Algo sorpresivo teniendo en cuenta que la artista siempre tiende a estar a favor de las causas de este partido político. 

“Yo no entiendo bien cuál es la pelea, pero @CathyJuvinao ha sido una veedora rigurosa de los comportamientos de los congresistas y le doy las gracias.  Espero que la desarmonía pase pronto. ¡La labor de @CathyJuvinao ha sido excelente!”, fue el mensaje de la actriz colombiana. 

Sobre ello, la veedora le respondió a Margarita Rosa que su presencia en la política le haría muy bien a Colombia y que incluso ella sería capaz de aportar más que el “95% de los congresistas”.

Lo único cierto hasta el momento es que la vicepresidencia del Senado quedó en manos del senador Iván Name y que gracias a ello el centro de la política colombiana quedó profundamente dividido. Lo que sigue es esperar qué sucede con las acciones legales que Gustavo Bolívar anunció que tomaría, con las cuáles buscaría impugnar los resultados de la elección. 

Cabe recordar que el Estatuto de Oposición o Ley 1909 fue firmado por Juan Manuel Santos en 2018, como parte de uno de los acuerdos alcanzados en el proceso de paz con las Farc. El documento, entre otras cosas, buscaba garantizar igualdad de condiciones para el ejercicio de la política en el país