¿Iván Duque se podría quedar sin pensión de expresidente?

1 Agosto 2022, 05:33 PM
Share
Una vez entregado el mando presidencial, la pensión a la Iván Duque tendría derecho estaría sobre los 34.4 millones de pesos. Un valor correlacionado con el salario mensual de los congresistas.

A pocos días de terminar sus cuatro años de mandato, el presidente Iván Duque se alista para dejar la Casa de Nariño e inscribirse en la lista de exmandatarios colombianos. Aunque por ahora su futuro no es muy claro, se ha dicho mucho que su pensión (la misma que reciben todos los presidentes al terminar su gobierno) estaría en peligro al no cumplir varias condiciones para este beneficio

De acuerdo con la normativa colombiana, todo mandatario colombiano que acabe sus cuatro años de administración, tiene derecho a una pensión vitalicia “equivalente al 75% de su último salario percibido”. No obstante, esto tiene ciertas condiciones según lo consignado en la ley 48 de 1962. 

“Todo expresidente de la República tendrá derecho a disfrutar de pensión vitalicia o pensión de vejez, igual al 75 % de su último sueldo mensual, si ha permanecido al servicio del Estado durante 20 años continuos o discontinuos y si ha cumplido 50 años de edad”, expresa el artículo 2 de la normativa.

En principio, los rumores indicaban que el presidente se quedaría sin su pensión al no tener la edad suficiente, ya que este primero de agosto apenas cumplió los 46 años. Sin embargo, la realidad de las cosas es que este no es un impedimento para Duque, ya que la ley contempla que en caso de carecer alguno de estos requisitos igualmente tendría derecho a la pensión. 

Mientras careciere de cualquiera de estos requisitos, podrá gozar de la pensión especial del expresidente, la cual se pagará en la cantidad de cinco mil pesos ($ 5.000.00) mensuales, aunque el beneficiario esté en el Exterior”, señalaba originalmente la misma ley de 1962, que luego fue modificada para estipular la equivalencia de la pensión de los exmandatarios con el sueldo mensual de los congresistas

“La pensión especial de los expresidentes de la República a que se refiere el Inciso 2º. del artículo 2º. de la Ley 48 de 1962, será igual al monto total de las asignaciones de los miembros del Congreso”, fue la precisión que hizo la Ley 83 de 1968, dejando sin alterar la posibilidad de que el exmandatario carezca de alguna de las condiciones. Lo que significa que la pensión inmediata de Duque sería de unos 34.4 millones de pesos, mismo salario que aplica para los demás expresidentes.

Ahora bien, ciñéndose a las condiciones originales, en el caso de Iván Duque no solo se incumpliría una de las condiciones sino dos de ellas, ya que el próximo exmandatario no contaría con 20 de años al servicio del Estado. Algo que se evidencia fácilmente en su hoja de vida de Función Pública. 

Las cuentas son: cuatro años como presidente de la República (2018-2022), cuatro como senador (2014-2018), un año como asesor del Ministerio de Hacienda (entre enero y diciembre del 2000). Lo que en total suma nueve años al servicio del Estado, que se suman a ocho años como consejero del Banco Interamericano de Desarrollo BID (2001-2009), dos como asesor de Naciones Unidas (2010-2011) y dos como jefe de la división de cultura del BID (2012-2013). 

Eso, en total, da 21 años de experiencia mixta entre el sector público y el privado. 

Experiencia Iván Duque

No obstante, como se dijo en un principio, es probable que ninguna de estas condiciones le impidan a Iván Duque devengar su pensión como expresidente de la República. Cargo del que incluso se retirará como el mandatario más joven de la historia de Colombia.

Por otro lado, es incierto el futuro del abogado colombiano, entre rumores de que buscaría volver al legislativo en cuatro años y el recuerdo de  las palabras que habría dicho él mismo en una reunión privada (reveladas por Daniel Coronell) indicando que, a sus 57 años, aspiraría a ser magistrado de la Corte Constitucional. 

Además, se sabe que por lo pronto, una vez entregue el mando presidencial, podría dedicarse a la academia, destacando la seria posibilidad de enseñar en el Ejército Nacional o incluso tener una fundación ambiental. Otra opción, según Semana, tiene que ver con un ofrecimiento que le habría hecho la Escuela de Gobierno de Oxford para un “fellowship” en el que trabajaría de la mano con el mundo académico para generar ideas de transformación. 

KienyKe Stories