¿Madres lactantes o atletas? El debate que se abrió en los Olímpicos

Publicado por: christian.sandoval el Mié, 21/07/2021 - 17:05
Share
Algunas atletas olímpicas, entre ellas la nadadora española Ona Carbonell, denuncian que los organizadores de Tokio no les permiten viajar con sus bebés en lactancia. Tuiteros rechazan la discriminación.
Créditos:
Fotos - Pierre-Yves Beaudouin / IQRemix

A pocos días de encenderse la llama olímpica en Tokio, ya son varios encontronazos entre los deportistas y el Comité Olímpico por cuenta de las extremas medidas de bioseguridad que se han adoptado para el evento. No obstante, la denuncia que más ha cogido fuerza y por la cual hasta los propios organizadores han tenido que rectificar, es un presunto caso de discriminación contra madres lactantes a las que no se les permitirá viajar a Tokio junto a sus bebés. 

La capitana del equipo de natación sincronizada de España, Ona Carbonel, ha sido precisamente una de las que ha denunciado esta situación, asegurando que le ha sido imposible realizar una conciliación que le permitiera no poner en riesgo la salud de su familia o la de su equipo.

Pese a la aparición de algunas noticias que sugerían la posibilidad de que los deportistas pudiéramos viajar a los Juegos Olímpicos de Tokio acompañados de nuestros hijos lactantes o de corta edad, hemos sido informados por las entidades organizadoras de unas medidas sumamente drásticas que imposibilitan esta opción para mí”, fue el mensaje que envió la deportista a través de sus redes sociales. 

En el video que acompañó su publicación en Instagram, Carbonell agregó: “Cuando me estaba poniendo en forma y podía llegar a los juegos de Tokio, lo primero que hice fue preguntar si podía llevar a Kai a los Juegos porque le daba lactancia. Me dijeron que no. Justo hace unas semanas, unas deportistas colgaron esta difícil situación de tener que escoger entre la lactancia y conciliación familiar o unos Juegos Olímpicos”. 

Igualmente, denunció que aunque desde hace dos semanas cuenta con el apoyo del Comité Olímpico Español y el Comité Olímpico Internacional para definir su situación familiar, estos le han dicho que las condiciones sanitarias son impuestas por el Gobierno japonés y en ese sentido no hay nada que se pueda hacer

La propuesta que los organizadores le hicieron a Carbonell fue que, mientras ella residía en la Villa Olímpica, su esposo Pablo Ibáñez y su hija recién nacida debían quedarse hospedados en un hotel por fuera de esta y no salir de la habitación por los más de 20 días de competencia.

“Yo para ir a darle lactancia a Kai cada día, las veces que fuera, tendría que salir de la Villa, salir de mi burbuja e ir hasta el hotel (...) Pondría en riesgo al equipo en los Juegos Olímpicos, que es un objetivo que llevamos mucho tiempo peleando y para mi familia también creo que no es lo adecuado estar encerrados sin poder salir de la habitación”, afirmó la nadadora profesional. 

Tras esta situación, Ona Carbonell decidió viajar a Tokio sola y de esta manera evitar problemas o situaciones relacionadas con el Covid-19. Sin embargo, para algunos internautas y otras personas que se han conectado con su caso, queda en el fondo una pregunta importante: ¿Existió discriminación por parte de los organizadores en Tokio?

Algunas personas así lo creen, asegurando además que esta es una muestra más de los grandes retos que aún tiene que enfrentar de forma desigual el deporte femenino en el mundo. 

Tuits sobre discriminación contra madres en Tokio.

Otras denuncias

 

Como bien lo dijo Carbonell en su video, ella no ha sido la única que ha vivido esta situación excepcional en el marco de los Juegos Olímpicos de Tokio. En días pasados, por ejemplo, la jugadora canadiense de baloncesto Kim Gaucher aseguró que también estaba siendo víctima de este problema y que desde la organización de la competencia le pedían básicamente escoger entre ser una atleta de élite o una madre lactante

“Todo lo que he querido en mi carrera como jugadora de baloncesto ha sido representar a Canadá en los Juegos Olímpicos. El año pasado, mis compañeras de equipo y yo clasificamos para Tokio, pero ahora me veo obligada a decidir entre ser una madre lactante o una atleta olímpica. No puedo tener las dos cosas’”, fueron las palabras publicadas por la deportista en su cuenta de Instagram.

Tras las denuncias, el Comité organizador anunció que haría ciertas excepciones a las medidas de bioseguridad para madres lactantes, previa revisión de cada caso particular. Aunque, eso sí, hizo énfasis en que las medidas tomadas son pertinentes en cuanto se trata de una competencia en tiempos de pandemia.

"Después de una cuidadosa consideración de la situación única que enfrentan las atletas con niños lactantes, nos complace confirmar que, en caso de ser necesario, los niños lactantes podrán acompañar a las atletas a Japón", informó el Comité en un comunicado.

No obstante, como se pudo apreciar en el caso de Carbonell, estas excepciones no serán para todas las competidoras y muchas de ellas tendrán que seguir escogiendo entre ser madres o atletas. Eso, por lo menos hasta que la pandemia llegue a su fin o el mundo deportivo actualice su reglamentación y entendimiento de estas situaciones. Lo que suceda primero. 

Cabe recordar que hasta el momento las autoridades en Japón no descartan cancelar los Olímpicos de Tokio por el reciente aumento de contagios de coronavirus entre los atletas. El pasado lunes 19 de julio, los organizadores informaron que 21 personas habían tenido contacto cercano con los dos deportistas sudafricanos que dieron positivo para covid en los últimos días.