La pesadilla que vive Lalis por el matoneo político en redes sociales

11 Agosto 2022, 08:46 PM
Share
En entrevista con Kienyke.com, la influenciadora política conocida como Lalis relató como ha sido enfrentar años de matoneo en redes sociales.

Laura Daniela Beltrán, mejor conocida como Lalis, es una influenciadora política que en los últimos años ha alcanzado bastante popularidad entre algunos sectores de la población. Sin embargo, también es una que lleva consigo la cruz del matoneo indiscriminado en redes sociales, que recientemente volvió a estar en auge luego de que su imagen fuera utilizada para ilustrar una noticia sobre la reforma tributaria que no tenía nada que ver con ella. 

En entrevista con Kienyke.com, ‘Lalis’ decidió explicar más sobre este suceso, además de exponer un matoneo sistemático que vive desde hace varios años por sus participaciones políticas. Críticas que, asegura, casi siempre implican comentarios fuera de tono sobre su cuerpo y que incluso han llegado a invadir la totalidad de su vida personal. 

Precisamente, el inicio de la polémica de esta semana se dio luego de que Canal 1 pusiera su foto junto a la de un Chocorramo, en una foto que ilustraba una nota sobre los “lamentos” de los colombianos frente a un posible impuesto a este famoso ponqué.

“Un par de seguidores me enviaron ese link y me encuentro con una viralidad de una nota, que no tiene nada que ver conmigo porque estaban hablando sobre las críticas que se le estaban haciendo a la reforma tributaria (...) Ponen al lado de un Chocorramo mi cara, en un entrevista que tuve hace al menos tres años en la Revista Semana. Ni siquiera me citaron en la nota”, señaló la influenciadora, quien a través de sus redes sociales se mostró molesta y anunció acciones legales. 

Todo este tema, al final desató una lluvia de comentarios, entre ellos el del abogado Miguel Angel del Rio, quien pidió públicamente que se bajara dicha publicación viral. De hecho, Lalis asegura que fue él personalmente quien le aconsejó pronunciarse públicamente sobre lo sucedido. 

“Estallé. Había hecho una barrera en mi vida para que eso no me afectara, quizá nunca lo profundicé, pero en ese momento creo que sí me afectó mucho”, cuenta Lalis. 

Sin embargo, detrás de toda esta situación la también periodista asegura que se esconde una historia de matoneo de años, incluso señalando que el medio en cuestión registró en su portal lo que pasó cuando se volvieron virales las críticas a una foto suya en una marcha de 2019, por lo que considera que “no es que no supieran, sino que seguían alimentando el matoneo hacia una persona”. Aún así, cabe aclarar que dicho canal ya le habría pedido excusas por interno a la influenciadora

Esta polémica, esconde sus raíces lejos de una nota periodística y se remonta hasta hace cuatro años, en plena campaña presidencial, cuando Lalis se volvió viral tras publicar un video hablando de Petro. Luego de eso, en medio de una marcha de 2019, a la joven le tomaron una fotografía que terminó siendo objeto de fuertes críticas (y que este medio se rehúsa a compartir). Misma que luego fue punta de lanza para varias campañas de comentarios en su contra, que de vez en cuando vuelven a hacerla aparecer como tendencia en redes sociales. 

“Desde ese momento todo se fue al carajo y empiezan a subir más y más memes, empieza el hostigamiento. Yo me paso los memes porque hacen parte de la vida pública, lo que no me aguanto es el hostigamiento en mi casa, en la calle, en el servicio público, es incómodo. Pasa gente grabándote, tirándote cosas, gritándote cosas, a tal punto de no poder salir de tu casa ni sentirte seguro”, relató a Kienyke.com. 

Por esa razón, Lalis asegura que empezó a tener mucho miedo de salir de su casa y a sentir que se odiaba. Un proceso en el que el apoyo de su familia y otros creadores de contenido como Wally o Levy Rincón ha sido fundamental para salir adelante. 

“Estoy en busca de un buen psicólogo. Tomando decisiones, limpiándome un poco el alma porque me siento triste y estar triste no es tan chévere”, confesó Lalis. 

¿Un trino imperdonable?

 

Lalis cuenta que empezó en la política, con el activismo, por allá cuando tenía 16 o 17 años. Ya cuando se volvió viral tenía unos 20, estaba en la universidad y la pasión del Paro Nacional de 2019 le jugó una mala pasada que hasta hoy utilizan sus críticos para justificar el matoneo en su contra: un trino contra Iván Duque utilizando el sobrenombre de “Porky”, creado en aquel entonces por varios caricaturistas colombianos. 

“Uno busca el argumento más estúpido del mundo para juzgar a una persona. Después de eso te das cuenta que en el escenario político se necesitan realmente argumentos que valgan la pena dentro de la dinámica que tú le propones al país y eso se hace a través de proyectos ley, ideas de inversión, economía”, señala la influenciadora sobre este episodio. 

No obstante, considera que no es justo que hayan personas que con ese error justifiquen años de matoneo, asegurando que hoy por hoy entiende muy bien la importancia de respetar al que piensa diferente.

“Se atrevieron a decir que yo había sido racista con Polo Polo, ¡jamás! Miguel puede dar fe que nunca le he hecho un comentario frente a su ser, porque eso no tiene relevancia; lo mismo que a Natalia Bedoya, a ella le dicen un montón de cosas horribles y yo he salido a defenderla”, precisó. 

cción de no odiar al que piense diferente”, un mal que conoce en carne propia y que ha hecho preocupar a su familia en varias ocasiones.  “Crearon una persona muy fuerte, llevo tres años aguantándome esto y no me he quitado la vida”, señaló con voz entrecortada. 

Sin embargo, es un proceso de transformación que incluso a ella le tomó tiempo. Oriunda de una familia campesina, señala que hubo un tiempo en la que sintió algo de “rencor” por la realidad que le tocó vivir, con dolor por los amigos que perdía en drogas o riñas; aunque con el tiempo entendió que “el país necesita mucho más que crítica”

Por esa razón, pide que este matoneo finalmente termine, que la crítica sea por sus acciones y decisiones políticas y no por su vida o cuerpo. Que existan “límites y líneas rojas” que hagan merecer una pausa por la afectación que el matoneo puede generar en las personas. Si no, ¿cómo es que algún día se podría alcanzar la paz?

KienyKe Stories