Levantarse únicamente a horas redondas, ¿ritual mañanero o trastorno obsesivo?

Publicado por: christian.sandoval el Vie, 24/09/2021 - 15:03
Share
Un tuitero ha abierto un debate sobre uno de los rituales mañaneros más frecuentes: levantarse a horas redondas. Sus seguidores se preguntan si se trata de un Trastorno Obsesivo Compulsivo.

Existen varios grupos de personas cuando de levantarse en la mañana se trata. Están las que son muy madrugadoras y que incluso le salen al paso a su despertador, las que pasan por encima de todas las alarmas y se levantan tarde, las que observan la pared por varios minutos antes de decidir si vale o no la pena levantarse, entre otros. No obstante, esta vez el tema tiene que ver con aquellos que no conciben levantarse si al ver el reloj no ven una hora redonda

Este subgrupo del gran universo de rituales para despertar, consiste básicamente en descartar cualquier hora que no sea redonda para levantarse de la cama (así la diferencia sea de un par de minutos). Es decir, que una persona no se levante sin son las 5:37, porque ya tiene previamente interiorizado que solo lo hará a las 5:40, 5:50 y así sucesivamente.  

Lo anterior, es precisamente el debate que propuso un tuitero, identificado como Víctor Manuel Solano: “¿Ustedes también esperan un número redondo para levantarse de la cama? Tipo: son las 6:37, voy a esperar a las 6:40 para levantarme”.

El trino de Solano ya ha recibido más de 100 comentarios, 8,3 mil me gusta y ha sido compartido más de 880 veces. Además, cabe mencionar que las respuestas a la publicación de Solano son de lo más variopintas y dejan ver que en realidad muchos de sus seguidores coinciden con este ritual para comenzar el día. 

Otra parte de los comentarios, aseguraban que los rituales relacionados con números no los aplican solamente para despertarse, sino que en realidad es algo que tienen presente en cada una de las operaciones de su día a día. 

“5 minutitos más”: la clave de la felicidad

 

En este punto del debate, es importante diferenciar entre un TOC y la necesidad que tiene nuestro cerebro de generar un balance entre el placer y el control. Entre descansar un poco más y salir a enfrentar las responsabilidades diarias. 

De acuerdo con la web de Sanitas, el Trastorno Obsesivo Compulsivo o TOC, es “un problema neurológico que se traduce en un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos obsesivos, es decir, ideas fijas recurrentes y persistentes que generan inquietud, temor, ansiedad o aprensión”. 

De igual manera, asegura la entidad de salud, las ideas obsesivas relacionadas con este trastorno obsesivo “se expresan de múltiples maneras y se viven con sentimientos contrarios a ellas, pudiendo ocasionar conductas compulsivas con el fin de calmar la ansiedad que generan y que se transforman en rituales o reacciones exageradas de resistencia a las propias ideas obsesivas”.

Sin entrar a calificar ningún caso, responsabilidad que le corresponde a un profesional de la medicina, es importante anotar que uno de los síntomas de TOC que destacan los expertos es la “preocupación por el orden, la simetría o la exactitud

En ese sentido, según el reputado hospital mexicano Médica Sur, un comportamiento compulsivo puede ser el “establecer reglas de orden rígidas (por ejemplo, ponerse la ropa en el mismo orden todos los días, guardar las pertenencias en la habitación en una secuencia muy especial y molestarse si dicho orden se altera)”. 

Por otro lado, el portal de medicina Medline Plus señala que no todas las personas que tienen un hábito o ritual y que disfrutan realizándolo, tienen un Trastorno Obsesivo Compulsivo

Sobre ello, señala que las personas con este trastorno en realidad  “no son capaces de controlar sus pensamientos o comportamientos”, dedican un buen tiempo de su día a ellos y no obtienen placer “más allá de un breve alivio de la ansiedad”. En ese sentido es difícil pensar que una persona que lo sufra luego pueda conciliar el sueño, como es el caso del tuitero y sus seguidores

Por el lado contrario, encontramos la importancia del sueño para la recuperación cerebral, tan afectada en estos tiempos de pandemia en los que cada vez son más frecuentes los problemas de insomnio por ansiedad, horarios desordenados, entre tantas otras cosas. 

Según los expertos, una persona sana debería dormir al menos 8 horas al día, realizar ejercicio, tener horarios medianamente claros, reducir las situaciones de estrés mental dentro de lo posible, así como evitar el uso de alcohol para conciliar el sueño

Por eso, si no se siente angustiado o incómodo con esos cinco minutos más de sueño, en principio no habría que preocuparse de nada más que de no llegar tarde a cualquier compromiso. Aunque probablemente el tema de los números redondos tenga algo de idea rígida, no necesariamente ello significa padecer un trastorno obsesivo.