¡Ni los políticos se salvan! Avianca sigue acumulando millas en quejas por mal servicio

Publicado por: christian.sandoval el Lun, 17/01/2022 - 17:20
Share
Una nueva denuncia de mal servicio vuelve a poner a Avianca en el ojo del huracán. Desde hace meses la aerolínea acumula cientos de quejas en línea.

Las críticas por el servicio de la aerolínea Avianca son cada vez mayores y suman nombres de peso dentro del contexto colombiano. Quizá el caso más renombrado fue el de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, a quien la compañía habría dejado esperando en su línea de atención, pero no es el único. En las últimas horas, por ejemplo, se sumó a la larga lista de críticos el senador del Pacto Histórico, Armando Bennedeti, y el activista político Beto Coral. 

En su cuenta de Twitter, el senador denunció que a una persona  cercana le cancelaron el tiquete sin previo aviso y, como si fuera poco, le anunciaron que la devolución del dinero tomaría al menos 30 días

“Le acaba de pasar a una persona cercana lo que le ha pasado a muchas personas, le cancelaron el tiquete de Avianca. ¡Es el colmo! ¡Nadie responde ni dice nada! ¿Dónde está la Superintendencia de Transporte?”, trino el senador. 

En otro mensaje del político sobre el tema, se sumó a la crítica hacia Avianca el activista Beto Coral, quien respondió con una imagen que indicaría que considera una mentira la promesa de los 30 días para la devolución del dinero del tiquete. Una queja bastante recurrente entre los usuarios, a quienes por lo general se les excede por mucho ese límite de tiempo. 

Curiosamente (y es curioso porque la compañía no suele responder a las quejas de todos los usuarios), la aerolínea le escribió al senador para ayudarlo en la gestión de su queja. “Nos interesa saber qué pasó, si cuentas con los datos de vuelo y reserva agradecemos sean enviados por mensaje directo o sugerimos que la persona titular del tiquete nos contacte para revisar'', respondió Avianca.

Lo que resulta llamativo de todo esto es el mar de quejas que ha enfrentado la aerolínea en los últimos meses y el hecho de que solo se tome el trabajo de responderle a altos perfiles para la solución de sus problemas. Caso muy similar fue cuando Marta Lucía Ramírez se quejó del call center de Avianca y en poco tiempo obtuvo una respuesta por parte del equipo de redes de la aerolínea ¿Acaso existen preferencias para la atención personalizada? ¿No es acaso más sencillo velar por garantizar un buen servicio al cliente?

Es inaudito llamar durante tres días al call center de Avianca sin obtener respuesta. Después de una hora de escuchar la grabación la llamada se cuelga. Mejorar opciones de servicio al cliente y tener un operador por favor”, comentó en su momento Ramírez, generando una ola de denuncias por parte de personas que también sienten haber sufrido atropellos de Avianca. 

Y los casos siguen sumando y sumando, todo parece indicar que el inconformismo por el servicio de Avianca está contagiando tanto al ciudadano de a pie como a las personalidades y altos cargos políticos del país. Ernesto Samper, la precandidata Francia Márquez y otras figuras han hecho parte de esta ola de indignación en contra de la compañía.  

Las razones de los mensajes han sido varias: precios costosos, la reducción de la calidad de los asientos (debido a su estrategia de querer pasar a ser low cost), la eliminación del entretenimiento en vuelos nacionales, los retrasos, cancelaciones, etcétera. 

Cabe recordar que desde hace ya unos meses Avianca dio inicio a su proceso de reorganización, dentro del que, entre otras cosas, incluyó el cambio de los asientos a tres tipos de sillas: Premium, Plus y Economy, con diseños elaborados por la proveedora de equipamientos para aeronaves alemana Recaro Aircraft Seating. Uno de los puntos más polémicos ya que, de acuerdo con las quejas de los usuarios, las "Economy" son las que están dispuestas para todos los viajes nacionales (sin tener mayor diferencia de precios).

Con ojos un poco plantados en la nostalgia, queda preguntarse por cuál será el futuro de la que fue otrora la compañía insignia de Colombia (aunque hoy por hoy no es de acá) ¿Podrá recuperarse de esta crisis económica y de mala imagen? Todavía más importante, ¿qué están esperando las autoridades para tomar cartas en el asunto?

KienyKe Stories