Piedad Córdoba, la papa caliente que no quiere recibir derecha ni izquierda

27 Mayo 2022, 03:57 PM
Share
Tras su retención en Honduras por llevar dólares sin declarar y con una investigación por lavado de activos, Piedad Córdoba se convierte en una papa caliente que ningún partido quiere recibir en elecciones.

La retención de Piedad Córdoba en Honduras por llevar cerca de 68 mil dólares sin declarar sigue dando de qué hablar. De hecho, es posible que configure uno de los escándalos más sensibles a tan pocos días de las elecciones presidenciales, razón por lo cual no sorprende que muchos partidos y políticos hayan empezado a darle la espalda a la senadora del Pacto Histórico. Una de ellas fue, por ejemplo, la canciller Martha Lucía Ramírez, quien negó cualquier intervención a título personal para resolver dicho asunto diplomático

Resulta pues, que tras su liberación por parte de las autoridades migratorias hondureñas, fue la misma Piedad Córdoba quien agradeció a Ramírez y al cónsul Michel Carrillo por su “apoyo y atención en este impasse”. Una palabra un tanto eufemística, teniendo en cuenta que fue retenida por llevar casi siete veces la cantidad de dinero permitida en un avión. 

“Gracias Colombia y a nuestra América por tanta solidaridad. La persecución no cesa pero la verdad prevalece. Superado el malentendido en Honduras”, fue uno de los mensajes que dejó la senadora en su cuenta de Twitter tras ser liberada, que no se acopla realmente a la realidad. 

Por un lado, tanto el cónsul como la misma Marta Lucía Ramírez salieron rápidamente a quitarle validez a sus palabras, señalando que ninguno de los dos había hecho nada más que su labor oficial y que no llegó a tratarse de ninguna atención especial. Así lo dejó muy claro Carrillo a través de un video de la Cancillería en el que recordó que “ninguna atención es particular o diferencial, y en el caso de la senadora Piedad Córdoba no hubo ninguna participación de la vicepresidenta y canciller”. 

“Nos hemos limitado a brindar los servicios de asistencia y acompañamiento pertinentes”, agregó. 
Por su parte, Marta Lucía Ramírez fue enfática en asegurar que no fue “ningún favor personal”, sino que se trató de la misma atención que todos los connacionales en el exterior deben recibir por parte del consulado. Así las cosas, aseveró que “no hay nada por lo cual Piedad Córdoba deba agradecer”.

Aún así, este está lejos de ser el único quite que ha recibido la senadora Piedad Córdoba en el marco de lo sucedido en Honduras. De hecho, gran parte de las críticas llegaron del propio Pacto Histórico, donde ya fue aislada desde hace varias semanas de la campaña presidencial (al menos hasta que logre solucionar varios problemas con la justicia colombiana). Entre estos se encuentran la presunta visita a varios presos con el fin de que apoyaran la candidatura de Gustavo Petro y la revelación de que en su momento habría negociado políticamente la liberación de secuestrados de las Farc. 

Por todo estos hechos, en su momento, el propio Petro le pidió que se hiciera a un lado de su campaña “hasta que pueda resolver, ojalá, favorablemente, las sindicaciones jurídicas que se le hacen”.

Un rechazo que hoy se vuelve a repetir por parte del líder del Pacto Histórico, que en diálogo con El País manifestó no entender la razón por la que Piedad Córdoba habría intentado viajar con 68 mil dólares y consideró “incomprensible que se cometan ese tipo de imprudencias” e incluso llegó a catalogar el episodio como “irracional”. 

"Si la plata es legal todos sabemos que cuando viajamos al exterior no podemos llevar ese tipo de monto. A veces uno se equivoca en eso, pero no tanto. Me parece casi una circunstancia irracional. Obviamente ella tendrá que explicar en Honduras para qué era esa plata, de dónde viene. Entiendo que pagará una multa altísima por eso”, dijo Petro a dicho medio, dejando en entredicho una profunda molestia con la senadora de su colectividad. 

Ese mismo sentimiento se logró apreciar en varios representantes de la campaña de Gustavo Petro, como Alfonso Prada, jefe de debate de candidato, quien respondió rápido a la crisis recordando que Piedad Córdoba no tenía ninguna relación con la candidatura. Por otro lado, la representante de la Alianza Verde, Katherine Miranda, señaló que si la senadora cometió algún delito debe responder ante las autoridades. 

¿Qué le espera a Piedad Córdoba?

 

En medio de todo ello, lo que Piedad Córdoba evita decir es que el “impasse” o “malentendido” en Honduras no ha terminado del todo, sino que las autoridades del país centroamericano simplemente le permitieron el tránsito hacia Colombia, mientras de manera simultánea le retuvieron los 68 mil dólares que llevaba y sigue en curso una investigación en su contra para determinar el origen de dichos recursos.

Un proceso en el que, según reseña Noticias RCN, la política colombiana estará bajo presunción de lavado de activos, ya que en las indagaciones preliminares no logró demostrar con sustento suficiente el origen de los dólares. 

Luego de ser retenida, la senadora del Pacto Histórico dialogó con Revista Semana, explicando que dicho dinero es fruto de un trabajo de asesoría que, entre otras cosas, había realizado en Colombia junto con un hombre llamado Mauricio Sánchez. 

“Estuvimos trabajando, veníamos de hacer un trabajo en Colombia, después me vine para acá a trabajar con ellos y aproveché para hacer otras reuniones, pero ahí no ha pasado nada. Yo iba a pagar el impuesto del dinero”, señaló Córdoba al medio.

Ahora, la política dispone de unos 30 días para poder demostrar que en efecto el dinero proviene de donde ella asegura que vino: de una asesoría que realizó en Colombia, pero que resultó con un pago “sorpresivo” en Honduras. Otra sorpresa más que suma la senadora electa, que termina convirtiéndose en un nuevo e innecesario percance para el Pacto Histórico a tan pocas horas de las elecciones.

KienyKe Stories