Polo Polo se va contra Fecode por su negativa a la presencialidad

Publicado por: christian.sandoval el Jue, 06/01/2022 - 10:56
Share
Las posiciones están divididas luego de que Fecode asegurara que no hay condiciones para el 100% de la presencialidad educativa. Polo Polo fue uno de los que criticó el pronunciamiento.

La polémica por la renuencia de Fecode para regresar a la presencialidad ante el avance de la variante ómicron, sigue generando una enorme división de opiniones entre quienes se han puesto de lado de los maestros y quienes consideran injusto que la educación continúe en la virtualidad. No obstante, de los comentarios resalta la ola de rechazo por parte de los seguidores del Centro Democrático, entre ellos el candidato a la Cámara Miguel Polo Polo. 

De acuerdo con el autodenominado “influenciador de derecha”, la negativa para volver a clases presenciales no tiene sentido en cuanto “el gobierno neoliberal de Duque vacunó gratis a todo Fecode y les pagó los sueldos puntuales a sus maestros durante la pandemia”. En todo caso, considera que no volver significaría estar violando los derechos de los niños y jóvenes del país. 

Además, dijo que si Fecode se niega a ir a clases no se le debería pagar. “Hacen paros y concentraciones políticas en pandemia, pero para asumir su responsabilidad con los niños de Colombia se hacen los locos”, agregó. 

Miguel Polo Polo estuvo lejos de ser el único que criticó el pronunciamiento de Fecode sobre el regreso a la presencialidad total en este 2022. La controversia se generó luego de un mensaje de William Velandia, presidente de Fecode, en el que señalaba que aunque la organización apoyaba la presencialidad, la consideran inoportuna en un momento en el que la variante ómicron lleva los contagios a niveles críticos en el mundo y en el que varios colegios (sobre todo en el sector rural) siguen sin ser adecuados para mantener un mínimo de condiciones sanitarias. 

“Lo que demandamos del Gobierno es que se materialice lo que se firmó en la escuela de la presencialidad, que se desarrollen esas condiciones de bioseguridad y que aquellas instituciones educativas en donde no están esas condiciones se adelanten mesas de trabajo (...) Tenemos escuelas sin agua, sin los elementos y sin maestros”, señaló el líder sindical. 

Cabe recordar que el pasado 21 de diciembre, los ministerios de Salud y Educación anunciaron las condiciones para el 100% de la presencialidad este 2022, que entre otras cosas contempla la eliminación de todos los aforos en la educación inicial, primaria, secundaria y superior. En ese sentido, aunque ya  existía presencialidad parcial en una gran mayoría de centros educativos del país, ahora esta sería total y libre de condiciones.

Esta decisión se toma con base en el avance del Plan Nacional de Vacunación, la cobertura alta de vacunación de los maestros y el avance también de la vacunación de los niños y jóvenes”, dijo en su momento el ministro de Salud, Fernando Ruiz. 

¿Presencialidad selectiva?

 

Varios políticos del Centro Democrático y otras fuerzas políticas no estuvieron de acuerdo con la negativa de Fecode a la presencialidad, ya que señalan que no hay excusa para no regresar cuando la mayoría de los sectores ya lo hizo, con una vacunación tan avanzada y con la decisión del Gobierno de dar por terminadas las limitaciones sanitarias al sector de la educación.

Señalan, además, que es irónico que mientras se rehúsan a regresar a la presencialidad por el riesgo de contagio, a varios miembros de Fecode como Nelson Alarcón, ahora candidato al Senado, se le ha visto en varias ocasiones en eventos de campaña masivos y sin tapabocas.

Sobre toda esta situación, Fecode se pronunció a través de su Twitter, asegurando que los políticos “se acuerdan cada 4 años de educación, pero no tienen idea de la realidad de la educación”. Además, aseguran que defender el retorno a la presencialidad sin garantía es ser “permisivos a las deficiencias del gobierno”. 

Este debate por ahora se mantiene lejos de tener ganadores y perdedores. Por el contrario, lo cierto es que tanto una parte como la otra tiene razón, ya que por un lado Colombia sigue teniendo serias deficiencias estructurales en una buena parte de su infraestructura destinada a la educación (lo cual se puede traducir en bajas condiciones sanitarias), y por el otro, es difícil sostener la virtualidad escolar cuando la gran mayoría de países ya están dando ese paso y cuando el país ha avanzado tanto en el Plan Nacional de Vacunación. 

Además, cabe recordar que para muchos estudiantes el proceso de la virtualidad en realidad ha sido tortuoso por el acceso desigual a Internet en Colombia, sin nombrar las deficiencias educativas que puedan resultar de una conexión intermitente y las distracciones caseras. En todo caso, también habría que preguntarle a Fecode por qué si presencialidad para algunas cosas y para otras no.

KienyKe Stories