Estados Unidos: entre la desobediencia y subestimación por el coronavirus

Publicado por: richard.ladino el Mar, 24/03/2020 - 10:47
Share
Dan Patrick, vicegobernador de Texas, afirmó que los abuelos deberían sacrificarse por el país.
eeuu

En la última actualización que tienen los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades una agencia del Departamento de Salud de Estados Unidos, dice que hay 33.404 personas contagiadas con el nuevo coronavirus y además que 400 han muerto luego de contraer la enfermedad. 

Muchos usuarios en redes sociales han afirmado que una de las potencias del mundo parece estar tomando medidas flojas para enfrentar esta pandemia que puede seguir creciendo como lo ha declarado la Organización Mundial de la Salud. 

Después de China e Italia, Estados Unidos es el país con más número de casos, y pese a que el país asiático lleva meses en una cuarentena estricta, e Italia se sumerge en una de sus más grandes crisis y también tiene confinada a su gente, en algunos estados de la nación norteamericana, las personas están disfrutando de unas vacaciones en la playa. 

En la ciudad de Los Ángeles ubicada en California, uno de los estados con más contagiados llegando a los 2.000 casos, se registró una masiva participación de personas en playas que hicieron hasta fiestas en yates. 

El alcalde de esa ciudad Eric Garcetti, salió en su cuenta de Twitter a anunciar nuevas restricciones ante la desobediencia de los ciudadanos por no quedarse en casa. 

"Este fin de semana vimos demasiadas personas empacando playas, senderos y parques. Así que estamos cerrando deportes y recreación en Los Ángeles y cerrando el estacionamiento en las playas de la ciudad. Eso no significa reunirse en otro lugar. Esto es serio. Quédese en casa y salve vidas", señaló el mandatario local. 

De los 50 estados que tiene ese país apenas 8 han declarado la cuarentena. Cerca de 100 millones de personas tendrán que confinarse en sus casas en Luisiana, Delaware, Ohio, California, Nueva York, Illinois, Oregón, Washington, Nueva Jersey y Connecticut. 

Las medidas tomadas por algunos gobernadores han sido rápidas pero el poder de la Casa Blanca no va al mismo ritmo. El pasado viernes 20 de marzo el presidente Donald Trump aseguró: “No creo que algún día lo consideremos necesario (... ) Se hizo en California, se hizo en Nueva York, estos son dos puntos calientes (...) Pero si vas al Medio Oeste o a otro lugar, ven todo esto en la televisión y no tienen los mismos problemas”. 

Varias personas han criticado la actitud del mandatario norteamericano pues siendo el tercer país con más infectados debería ser una alarma pero al parecer lo que preocupa más es la economía. 

"Nuestra gente quiere volver al trabajo. Practicarán el distanciamiento social y todo lo demás, y las personas mayores serán vigiladas de manera protectora y amorosa. Podemos hacer las dos cosas. ¡La cura no puede ser peor (por lejos) que el problema!", indicó Trump este 24 de marzo. 

Pero si la reacción de Trump sorprende a algunos, hay cientos de críticas por lo que señaló en medio de una entrevista el vicegobernador del estado de Texas, Dan Patrick

"Supervivencia a cambio de mantener América tal y como es para nuestros hijos y nuestros nietos. Creo que hay muchos más abuelos que se sienten como yo ahí afuera”, aseguró. 

Y complementó la polémica frase diciendo: “No quiero que todo el país se sacrifique. Los mayores de 70 años nos cuidaremos nosotros mismos. Estoy dispuesto (a morir) para no sacrificar el gran sueño americano".