Consultas sobre sexualidad, necesarias en mujeres con cáncer de mama

Publicado por: felipe.lopez el Dom, 01/08/2021 - 13:27
Share
Creado Por
Agencia UNAL
Son diversas las inquietudes que se deben abordar en consultas sobre sexualidad para mujeres con cáncer de mama, desde que se diagnostica la enfermedad.
cáncer de mama
Créditos:
jcomp

Esta es la propuesta que surge de la investigación de la enfermera Nataly Velásquez Silva, magíster en Enfermería con profundización en Oncología y miembro del grupo de investigación “Cuidado y práctica en enfermería, salud familiar, enfermería familiar y medición en salud” de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), con la cual sería factible responder a las necesidades reales de estas pacientes.

“Los efectos secundarios que manifiesta la mujer con cáncer de mama se relacionan tanto con la enfermedad como con el tratamiento, pues ambos factores influyen en los ámbitos del bienestar físico, psicológico, social y espiritual de la paciente. Así mismo, un aspecto muy importante pero pocas veces considerado es la afectación de la sexualidad en la mujer con esta enfermedad”, señala la investigadora.

Agrega que “la pareja de la paciente se debe involucrar en el proceso, de manera que todos aclaren dudas, y que con él o ella se conforme un apoyo para la mujer con cáncer de mama y así minimizar nuevos riesgos o incluso el abandono del tratamiento. Esto fortalecería el acompañamiento continuo que realice el equipo de salud, otorgando confianza y seguridad en el curso del tratamiento”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de mama se ha posicionado como el más frecuente en las mujeres de todo el mundo, incluyendo países desarrollados o en vías de desarrollo.

Esta enfermedad sería la segunda causa de muerte por cáncer entre las mujeres de las Américas, donde cada año se producen más de 462.000 casos nuevos. Por su parte, para las mujeres de América Latina y el Caribe, el cáncer de mama supone el 27 % de los nuevos casos.

Temática poco abordada

El estudio de la magíster incluyó una revisión de la literatura de 35 artículos y diferentes bases de datos de organizaciones, en especial de otros países, pues en Colombia no es una temática que se aborde con frecuencia. Con esos datos se indagó sobre cómo eran las consultas de enfermería para las mujeres con cáncer de mama después del proceso perioperatorio, cuál era el mejor tipo de intervención (grupal o individual) y las características de las mujeres que acudían a estas sesiones, quienes por lo general están entre los 30 y los 63 años.

En la documentación de la magíster se encontró que en Estados Unidos el 65 % de las mujeres son sexualmente activas al momento del diagnóstico, mientras que el 71 % lo son después del diagnóstico.

Otro estudio realizado con pacientes de Los Ángeles, Washington y Kansas (Estados Unidos) concluyó que la salud sexual de las mujeres a quienes se les practicó cirugía –tanto conservadora (48 %) como de mastectomía (51 %)– en conjunto con una quimioterapia, presentaron un mayor impacto negativo en su sexualidad, a diferencia de quienes fueron sometidas solo a cirugía.

Según la experta, la mujer con cáncer de mama se puede someter a diferentes tratamientos, entre los cuales la cirugía oncológica representa un gran impacto en la salud sexual.

“Este tratamiento se puede combinar con terapias adyuvantes que terminan aumentando los efectos secundarios en la sexualidad de la mujer, por lo que se requiere crear una consulta de enfermería que enfatice en las diferentes fases del proceso perioperatorio y que se base en un modelo de intervención que disminuya el impacto negativo”.

Acciones desde la política pública

Según la investigadora Velásquez, en el contexto de las políticas y la gestión se requiere de un mejor posicionamiento de las políticas de salud sexual tanto en el ámbito nacional como internacional.

Al respecto, considera necesaria una política que disponga, por una parte, que la mujer con cáncer de mama sea atendida de forma integral en las instituciones de salud desde el diagnóstico y durante todas las fases del perioperatorio, y por otra, que los trámites de las EPS se gestionen de forma inmediata para evitar demoras perjudiciales. “Se debe tener presente que el inicio oportuno del tratamiento disminuye las tasas de mortalidad, además de la eventualidad de que las mujeres estén en estadio avanzado y se produzcan posibles complicaciones”, destaca.

Señala además que las instituciones de salud deberán garantizar una consulta de enfermería que brinde educación de forma presencial y contar con seguimiento a las mujeres con cáncer de mama, brindando educación de signos de alarma, posibles complicaciones y soluciones contundentes a sus necesidades.