Saque a caminar sus ansiedades

31 Marzo 2022, 09:29 AM
Share
Creado Por
Liliana Carvajal, Psicóloga Clínica y de la Salud, colaboradora de la Red Colombiana de Actividad Física, Redcolaf
"¿Quién no se ha sentido mejor consigo mismo cuando a través del ejercicio ha mejorado su condición física y aumentado su autoestima?".
Créditos:
Pixabay

¿Quién no se ha sentido mejor consigo mismo cuando a través del ejercicio ha mejorado su condición física y aumentado su autoestima? ¿Quién después de intentarlo y ver resultados no ha cambiado la expresión de “no puedo” por “sí puedo”? ¿Quién no ha podido con una breve caminata alejar pensamientos negativos y preocupaciones y regresar con el ánimo restablecido?

La ciencia ha demostrado que prácticamente todo tipo de ejercicio reporta beneficios para la salud mental, entendiendo ésta como el bienestar a nivel emocional, psicológico y social. La salud mental determina nuestra manera de pensar, de relacionarnos con otros, de afrontar las situaciones de la vida y la percepción que tenemos de nosotros mismos. Se ha comprobado que el sedentarismo es un factor de riesgo de trastornos depresivos a lo largo de todo el ciclo vital y que, en contraste, las personas físicamente activas reportan menores niveles de estrés y de ansiedad.  Los mecanismos mediante los cuáles el ejercicio tiene efectos positivos en aspectos psicológicos y emocionales han sido ampliamente estudiados. 

Sabemos que a través de la práctica del ejercicio se aumenta la producción de endorfinas, hormonas que generan sensación de calma y bienestar, reduciendo de manera directa los efectos negativos del estrés. Se ha descubierto que la práctica regular del ejercicio físico produce cambios estructurales del cerebro, ya que disminuye la muerte neuronal y mejora la cognición. Esto representa no solamente una mayor eficacia en nuevos aprendizajes, también se convierte en terapia complementaria para la prevención del deterioro cognitivo. No es necesario convertirse en deportistas de alto rendimiento, los beneficios están al alcance de todas las personas, a cualquier edad y cualquiera sea el lugar donde cada quien viva. 

¿Qué tal si hoy rompe la rutina del trabajo o la vida doméstica y disfruta dando una caminata alrededor del parque más cercano?  ¿Y qué tal si con un poco de constancia va integrando la actividad física a su agenda de cosas importantes del día? 

Hay quienes consideran al ejercicio una “meditación en movimiento”, porque al ser realizado con consciencia plena, llevando la atención a cada parte del cuerpo involucrada y a la respiración, perfecciona la práctica y relaja la mente. 

Recomendación clave: Elija una actividad que le resulte placentera, decida en qué momento del día hacerla y si es oportuno pedir apoyo y buscar compañía. Hacer ejercicio de manera impuesta nos aleja de sus beneficios. Un paso a la vez, después podrá aumentar el ritmo y el tiempo, y si ya va a buen paso, pues no se detenga nunca más: mantenerse activo es la estrategia más costo-efectiva que existe para cuidar su salud física y mental. Ah, recuerde siempre que caminar es gratis.

KienyKe Stories