Ir al baño después del sexo, una recomendación que muchas ignoran

2 Febrero 2022, 02:59 PM
Share
Uno de los mejores consejos para la salud sexual, especialmente de las mujeres, es ir al baño después de tener sexo.

Es importante ir al baño luego de terminar el coito, ya que funciona como protección para el organismo, por eso lo más recomendable es entrar a orinar luego del acto sexual para así prevenir infecciones de orina.

En este caso, las mujeres son las que tienen más probabilidad de correr el riesgo de sufrir una infección de este tipo porque su uretra es más pequeña que la de los hombres y tienen el peligro de presentar infecciones en el tracto urinario o padecer de enfermedades renales o diabetes.

La ventaja de orinar después de tener relaciones sexuales es que por este medio se logran eliminar los microorganismos que se generan a partir del roce que hay, generando que las bacterias que estaban a la salida de la uretra femenina, puedan ser eliminadas.

Bella Jamett, matrona egresada de la Universidad Mayor, explica que: “La orina tiene un pH ácido y esto ayuda a resguardar nuestra microbiota vaginal y también nuestra uretra, favorece la expulsión de espermatozoides al relajar nuestra vagina. Por lo tanto, si hacemos pipí después de tener relaciones, prevendremos las infecciones de orina. Lo importante es evacuar la orina para prevenir infecciones urinarias".

Consulta médica

Varios estudios realizados demuestran que orinar después del sexo reduce el riesgo de todas estas infecciones a un 80% y como se mencionó anteriormente, favorece principalmente al género femenino porque a diferencia de los hombres, la eyaculación femenina no se produce a través de la uretra, sino que su única forma de expulsión de cualquier bacteria que haya entrado es por la orina. Sin embargo, este acto debe hacerse lo más antes posible, especialistas recomiendan que no pase más de 45 minutos.

Según Katiuska Rojas, presidenta del colegio de Matronas y Matrones de la Región Metropolitana, afirma qué: “El clítoris es uno de los órganos sexuales que también protegen la uretra. “La bacteria más común que produce estas infecciones urinarias es la Escherichia coli y cuando nuestro clítoris está vasodilatado por la sensación de placer, el orgasmo también protege la zona uretral para que en la actividad sexual esta no se vea en peligro, además liberar la orina ayudará también a limpiar la zona uretral y la vulva”.

Las ganas de ir al baño son aumentadas porque el útero se encuentra recostado sobre la vejiga y esto hace que se produzcan fricciones al tener sexo y las ganas de ir al baño se intensifiquen, por eso las mujeres no tienen que hacer un gran esfuerzo a la hora de entrar al baño.

Escucha la entrevista con Jorge Espinosa sobre su libro de seducción femenina:

KienyKe Stories