La comida india cada vez más cercana a Colombia

Publicado por: felipe.lopez el Mar, 10/03/2020 - 15:54
Share
El Taj Mahal es un embajador de la comida india en el país.
Comida India

Sheenam Grover es la fundadora, junto a su esposo, de una interesante y auténtica experiencia india en el país, el restaurante Taj Mahal, a través de clásicos de la gastronomía de su tierra conquista a los colombianos que todavía no conocen mucho sobre sus sabores, tal vez por el miedo al picante o la falsa creencia de que todo es vegetariano, pero una vez prueban es difícil resistirse.

Es por eso que en 2020 celebran siete años de existencia, en los que han ganado clientes fieles y otros curiosos que han aprendido a acostumbrarse a su exotismo. Está ubicado en Calle 119 B No 6A - 34, muy cerca a la plaza de Usaquén, y sus puertas están abiertas tanto para los que ya están familiarizados con la comida india como para los que todavía no se han atrevido a probar manjares de este estilo.

KienyKe.com conversó con Grover para conocer cómo surgió la idea: "Llevo aquí diez años, yo quería hacer algo para mí, tuve una boutique de muebles en Chile y la idea de tener un restaurante en algún sitio, no sabíamos donde íbamos a terminar, siempre estaba en nuestra mente que sí queríamos tener algún día, mi esposo es muy fanático de la comida, más de comida hindú, entonces estábamos en ese proceso de buscar, qué íbamos hacer, en dónde, éramos tan nuevos que no sabíamos cuál era el mejor sitio, un día estuvimos pasando por aquí y vimos el local disponible, se nos ocurrió y decidimos que ya".

Asimismo, hizo referencia sobre cómo fue el proceso de materializar esta idea y presentar la comida india de manera atractiva a un público no tan experimentado, "Tener comida auténtica pero con un poquito de variaciones con el nivel de picante y todo eso, aquí se ve mucha gente que no conocía, normalmente relaciona que la comida hindú es vegetariana o picante, y no saben que jugamos con condimentos, entre estos condimentos uno es picante, no es que solo sea picante. Entonces necesitábamos alguien que entendiera eso para cocinar acá, estuvimos buscando los chefs, tenemos tres chefs de la India aquí, de cinco estrellas, que han trabajado con muchos clientes extranjeros, en restaurantes de eso, pudieron entender cómo sería y de variar un poco a nivel de picante”.

Comida india

Sheenam Grover luego explicó cómo lograron conformar la carta, "Aquí hay mucha gente que no conoce sobre la comida hindú, pero cuando se va a Reino Unido o Estados Unidos, usted ve muchos restaurantes con comida auténtica, y yo he pasado por las cartas de casi cuarenta restaurantes, cuando tuvimos la idea de tener un restaurante pensamos en cuáles son los platos más comunes que existen, tenemos algunos platos comunes y algunos que no son tan así, que nosotros pensamos aquí van a mover más en comparación a lugares como Estados Unidos, tenemos un tipo de pescado que está hecho con leche de coco y semillas de mostaza, la gente lo puede relacionar, con un poquito de variación. También tenemos platos del sur y norte de India, hay mucha variación en los platos".

Por otro lado, recordó cómo fue el momento en el que iniciaron con este reto llamado Taj Mahal, "Abrimos las puertas el primer día y para mí sorpresa tuvimos diez mesas. La gente no conocía, ni siquiera teníamos el letrero puesto, teníamos un menú de prueba y solamente vieron, entraron y había como solo dos mesas que sí conocían la comida porque habían probado en otras ciudades, pero casi el 90% no tenía ni idea, había una pareja que quería probar pero pensaban que estaría muy picante, y probó les encantó, llevan ahora siendo siete años siendo nuestros clientes".

Grover vivía antes en Chile con su esposo, que también es de India, y por cuestiones profesionales terminó viviendo en Colombia, lugar en el que vivió choques, en la manera en que se conforman las relaciones o la forma de preparar comida vegetariana, así que aprovechó para hablar un poco más de esta experiencia.

"Es otro mundo, aquí es totalmente otro mundo, yo vengo de una familia muy religiosa, vegetariana desde hace muchas generaciones, existe un solo matrimonio, nada de novios ni nada, pero lo que puedo ver que es similar es el ánimo y actitud de la gente, yo veo que son muy alegres acá, les gusta ayudar, saben vivir la vida, son luchadores, así somos nosotros también".

Si tiene ganas de probar un excelente pan, un pollo a la mantequilla al estilo indio o un clásico y refrescante lassi, no olvide que el Taj Mahal es una propia alternativa para dejarse sorprender con los grandes secretos de este país asiático.