Posventa: el servicio clave a la hora de comprar moto

Publicado por: maria.vargas el Dom, 30/05/2021 - 11:46
Share
El servicio de posventa a la hora de comprar una moto cada vez se vuelve más importante en Colombia.

Según datos la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos), durante el mes de abril de 2021 se vendieron 53.599 motos nuevas en Colombia, mientras que en marzo de 2021 fueron 61.582. Si bien se registró una caída significativa debido a las manifestaciones sociales registradas en el territorio nacional, el panorama parece alentador.

Con respecto a abril de 2020, el incremento para el mismo mes del 2021 es de 26.045%, ya que el año anterior se vendieron solo 205 unidades en el mismo periodo, dado que el país estaba en cuarentena total.

AKT Motos se mantiene como la segunda marca más vendida en el país con más de 30.000 unidades en lo corrido del año.

Esto debido, en gran medida, al respaldo que ofrece la marca, soportado en su calidad, tecnología, economía y servicio. Uno de los aspectos más destacables en esta línea es su servicio posventa, con sus 480 centros de servicio a lo largo y ancho del país, AKT se ha logrado mantener como una de las marcas líderes en el mercado tras más de 17 años.

A raíz de la pandemia, la compañía hizo una inversión importante para optimizar sus procesos tanto internos como externos, con el objetivo de ser más ágiles y eficientes en los procesos de garantía y acompañamiento al cliente. Lo anterior, le permitió a la marca alcanzar cifras cercanas a los 18.000 millones de pesos en venta de repuestos desde el inicio de la crisis sanitaria.

Gran parte de este éxito se debe a su plataforma online de posventa, que cuenta con un robusto sistema de información con las “hojas de vida” de sus vehículos, allí se registran las novedades e incidencias de cada una de las motos. Este sistema está conectado con la bodega central de servicios, y si algún consumidor tiene inconvenientes con su motocicleta o requiere algún tipo de atención, puede solicitar atención 100% en línea.

Desde allí, un equipo de personas trabaja para atender el requerimiento y/o hacer llegar el repuesto desde la bodega principal al centro de servicio más cercano para el cliente, minimizando así los traslados que este deba realizar.

“Más allá de comercializar nuestros vehículos, nuestra promesa de valor se fundamenta en el servicio y el acompañamiento que ofrecemos a nuestros clientes, por ello antes de abrir cualquier punto de venta, nos preocupamos porque haya antes un centro de servicio autorizado, de esta manera nos aseguramos de que nuestros pilotos cuenten con la asistencia necesaria para disfrutar al máximo de su vehículo” afirma Santiago Arbeláez, director del servicio posventa de AKT.

Por otra parte, con el objetivo de tener siempre al personal más capacitado al servicio de sus clientes, AKT garantiza a sus técnicos una ruta de aprendizaje, a través de su canal virtual de entrenamiento los mantiene en constante formación, y de acuerdo con su desempeño en una serie de evaluaciones, los categoriza en diferentes rangos: técnicos tipo A, técnicos tipo B y técnicos aprendices. Asimismo, les ofrece la posibilidad de continuar su formación para escalar entre rangos.

KienyKe Stories