La comunicación: herramienta para el desarrollo y el cambio social

Publicado por: nicolas.cruz el Lun, 20/12/2021 - 13:36
Share
El posgrado en comunicación de la Universidad Santo Tomás aborda la interacción humana como una herramienta de transformación de las realidades sociales.

A lo largo de la historia de la humanidad, la comunicación ha servido para transmitir o recibir información bajo un mismo lenguaje entre dos o más individuos. Esto ha propiciado que la sociedad evolucione en diferentes escenarios, tanto así, que hoy gracias a los avances tecnológicos, la comunicación ha cobrado un valor universal, globalizado, que da lugar a intercambios culturales para el desarrollo.

Enmarcado en el pensamiento humanista de Santo Tomás de Aquino, la Maestría en Comunicación, Desarrollo y Cambio Social se ha convertido en un programa que forma líderes estratégicos con enfoque regional y para el desarrollo.

Pero, ¿en qué se traduce el humanismo desde la comunicación? Según la Directora de la Maestría, Nancy Cruz, este programa busca aportar a las comunidades desde el entendimiento de otro: su cotidianidad, su historia, problemáticas y proyectos. Y afirma que la comunicación es transversal a todos los ejes y sectores de la sociedad. 

¿Quieres conocer más sobre los programas de la Universidad Santo Tomás? ¡Clic aquí para más información!

Además, en conversación con Kienyke.com, la Directora de la Maestría explicó la importancia de estudiar un posgrado enfocado en la construcción de tejido social a partir de las prácticas comunicativas, en un contexto nacional.

“La Maestría concibe el cambio desde el mismo grupo social focal. Donde está el problema ahí se llega para indagar y plantear posibilidades de desarrollo. El programa está concebido para ir al territorio y encontrar la realidad de los escenarios sociales y es algo que el país necesita. La gente necesita ser escuchada”, indicó la directora.

Según un informe del Banco Mundial, Colombia es el país más desigual en América Latina y el Caribe, superado por Brasil. Basados en el coeficiente de Gini, método tradicional para medir la desigualdad por ingresos, en 2020 el país pasó a tener un puntaje de 0,54, dejando alrededor de 3,6 millones de personas en estado de pobreza.

Se acentuaron las desigualdades entre diferentes grupos poblacionales. Una mujer en Colombia tiene 1,7 veces más probabilidades de estar desempleada que un hombre. Por otro lado, un indígena colombiano recibe en promedio dos años menos de escolaridad que otras personas en el país.

Con el fin de transformar las realidades que evidencian los altos niveles de inequidad y desigualdad social, la Maestría asume la articulación de la comunicación y desarrollo como una práctica dialógica que fortalece las acciones ciudadanas, la democracia y el bienestar del colectivo o grupo social.

“Esos cambios y esa práctica comunicativa es sensibilizarnos. Es sentir lo que el otro está viviendo y cuando lo sentimos, lo apropiamos; y cuando lo apropias es cuando puedes de verdad plantear posibilidades, pero te tienes que involucrar con esa realidad” puntualizó Nancy Cruz.

Experiencias que transforman

Un ejemplo claro es el proyecto #YoDecido de Santiago Medina, director y productor de cine y televisión, quien aprovechó su talento y experiencia para transformar un grupo específico en la localidad de Suba, por medio de los diversos discursos narrativos y de lenguaje.

“Actualmente trabajo en el barrio Lisboa (Suba) con una comunidad vulnerable de adolescentes en estado de embarazo. El objetivo es realizar una campaña de prevención en salud sexual y reproductiva” explicó Santiago, estudiante de la Maestría de la Santoto.

La investigación del estudiante se enfocó en el rol de la comunicación en un entorno joven, en el que predomina la desinformación. Gracias a los conocimientos adquiridos en investigación, Santiago desarrolló una investigación de carácter cuantitativo, en la que obtuvo cifras que reflejaban el crítico panorama de su problemática, en el sector poblacional que eligió. Luego de este proceso, la teoría y la práctica fueron herramientas que el estudiante utilizó para llevar a cabo un documental y promover una campaña de comunicación y pedagogía que trascendiera en la comunidad digital.

En este contexto, la Maestría en Comunicación, Desarrollo y Cambio Social quiere destacarse por sus aportes a la investigación en el campo de formación; posicionando la comunicación con procesos estratégicos que impacten las políticas, planes y programas de desarrollo en diferentes ámbitos sociales.

En este programa posgradual, la comunicación estratégica tiene un rol significativo en los procesos de desarrollo y cambio social. Según la docente Lina Manrique, los procesos estratégicos deben estar orientados a identificar situaciones, hacer diagnósticos, tener indicadores y datos. Información que servirá para tener la oportunidad de contar más historias.

“Esa fórmula que reúne datos e historias nos permite crear nuevas narrativas. Esas narrativas son las que transforman y nos llenan de esperanza a pesar de las grandes dificultades del país” concluyó la docente.

KienyKe Stories