Personal médico podría renunciar en masa: exponen sus vidas y no ven apoyo concreto

Publicado por: gabriela.garcia el Dom, 12/04/2020 - 16:21
Share
Creado Por
Laura Zuluaga
Sergio Isaza, presidente de la Federación Médica Colombiana, y Roberto Baquero Haeberlin, presidente del Colegio Médico Colombiano, hablaron con KienyKe.com sobre este tema.

Luego de conocerse las primeras dos muertes por Covid-19 por parte de personas pertenecientes al sector de la salud, el país se volcó en solidaridad.

Algunos salieron a sus balcones con aplausos y velas, el presidente de la República mostró su respaldo a los ‘guerreros’ en esta pandemia, las fuerzas armadas expresaron su apoyo y el Ministerio de Salud anunció las medidas que se están tomando para que el personal médico cuente con las herramientas de salubridad necesarias.

Sergio Isaza, presidente de la Federación Médica Colombiana, y Roberto Baquero Haeberlin, presidente del Colegio Médico Colombiano, hablaron con KienyKe.com sobre cuáles son sus mayores preocupaciones frente a la difícil situación que afrontan los médicos del país.

“Hay que tener en cuenta que los dos colegas que fallecieron lo hicieron por atender a la gente, murieron en el ejercicio de su labor. Es triste saber que muy seguramente Nieto, el más joven que trabajaba por prestación de servicios, no estaba laboralizado totalmente, no sabemos si su familia está bien económicamente. Es triste toda esta situación”, comentó Baquero.

Que se cumplan los anuncios 

Luego de conocerse los dos fallecimientos, el ministro de Salud, Fernando Ruíz, lamentó los decesos y anunció que, por medio de un decreto, el virus será declarado como una enfermedad profesional para los trabajadores de la salud, tanto para el personal asistencial como el administrativo.

Frente a la noticia, Isaza mencionó que es muy importante cumplir con los anuncios dados por la cartera y que el decreto empiece a funcionar lo más antes posible.

Por otro lado, dijo que se debe dar estabilidad económica y laboral a todos los trabajadores, profesionales de la salud y personal sanitario del país. "El 80% tiene un trabajo inestable o informal, no tienen ningún tipo de protección en materia económica", indicó. 

“Es increíble que haya personal médico que están despidiendo, el Gobierno debe vigilar y sancionar fuertemente a clínicas y hospitales que amenazan a su personal con quitarles en contrato de trabajo o pedirle rebaja en sus sueldos porque esa es la situación actual que se está viviendo”, agregó. 

Baquero, por su parte, aseguró que la mayor preocupación en este momento es que aún no hay  el material  necesario de protección. “Aunque sabemos que el Gobierno está haciendo grandes esfuerzos, aún los implementos no han llegado”, afirmó.

“Hay algunos médicos que manifiestan que no se les paga, que los excluyen, incluso los profesionales independientes tuvieron que irse a sus casas sin ninguna remuneración”, Roberto Baquero, presidente del Colegio Médico Colombiano.
 

Otra de las recomendaciones de la Federación Médica Colombiana es que se deben centralizar las compras de insumos de protección para los profesionales de la salud y que éste dinero no sea destinado a las EPS.

“Estos dineros deben ir a los Administradores de Recursos de la Salud para que le paguen directamente a las clínicas y hospitales de acuerdo a sus requerimientos y necesidades”, puntualizó Baquero. 

Isaza y Baquero enfatizaron en que aún no hay cifras exactas que indiquen cuál es la realidad del virus en el país y, por lo tanto, no se puede planificar qué recursos como camas, unidades de cuidados intensivos y cuánto personal se necesita preparar para la contingencia.

“Gracias por los aplausos, pero el mayor acto de solidaridad es quedarse en casa”

Los dos médicos enfatizaron que el principal sentimiento que ha aflorado luego de los fallecimientos ha sido la solidaridad. Sin embargo, señalaron que si los ciudadanos no cumplen con la cuarentena como se debe de nada sirven los aplausos a las 8:00 p.m. de cada día. 

Frente a los casos de estigmatización hacia el personal médico, desde la Federación le solicitaron al Gobierno Nacional emprender una campaña para que las personas no traten a los médicos como una amenaza.

“Nosotros no somos la plaga, la plaga la estamos enfrentando nosotros”, Sergio Isaza, presidente de la Federación Médica Colombiana.
 

Frente a los obstáculos que se enfrenta el personal médico colombiano, se ha planteado la posibilidad de que haya una renuncia masiva.

“Los médicos han mencionado que no van a ir al ‘matadero’ sin protección, aseguran que su vida no puede quedar a la deriva y sin ninguna seguridad económica, eso sería un problema, pero si se analiza bien es como un suicidio, la posibilidad ya se ha planteado”, comentó Isaza en entrevista con KienyKe.com.

Los médicos coincidieron en que la mejor prueba de solidaridad con ellos es que haya una verdadera protección y esto es: buenas condiciones de trabajo, respeto de la autonomía profesional.

KienyKe Stories