Vicepresidenta reconoce delito de su hermano Bernardo Ramírez

Publicado por: felipe.lopez el Jue, 11/06/2020 - 18:29
Share
Marta Lucía Ramírez respondió a una publicación en la que se da cuenta de un proceso que por narcotráfico enfrentó su hermano en Miami, señaló que su familia enfrentó con dolor ese episodio
Marta Lucía Ramírez

Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta de la República, se refirió en un comunicado  a la grave situación que por delito de tráfico de droga enfrentó su hermano Bernardo Ramírez en una corte de Miami en 1997 y dijo que frente a la supuesta fianza que dice la publicación de la 'Nueva Prensa' fue pagada por ella se trató de una garantía de que se presentaría a  responder ante  la justicia de Estados Unidos

En el medio de comunicación se relatan los hechos en los que Bernardo Ramírez fue capturado por agente de la DEA cuando recibía 100 cápsulas de heroína que fueron transportadas en su organismo por una pareja procedente de Aruba.

La garantía que la Vicepresidenta dice giró ascendió a USD$ 150 mil dólares y en su comunicación informó que ella y su esposo fueron quienes lo condujeron ante la corte de la Florida para que respondiera por su delito.

El presidente Iván Duque y varios miembros de su gobierno reaccionaron a los ataques de los que ha sido objeto la Vicepresidenta. El jefe del estado  dijo en su cuenta de Twitter: "Pretender enlodar a Marta L. Ramírez por conducta de un familiar es una difamación. 

De igual forma señaló en la red social que hace 18 años la vicepresidenta y su familia vivieron una tragedia por el delito cometido por un ser querido y que sobreponiéndose a esa lamentable situación "le ha servido al país con honorabilidad y entrega patriótica" 

Diferentes sectores criticaron el hecho de que la funcionaria no hubiera informado al país sobre los antecedentes de Bernando Ramírez cuando fue seleccionada como fórmula vicepresidencial del hoy presidente Duque

El excandidato Gustavo Petro llegó incluso a pedirle la renuncia a través de sus redes sociales, ante lo cual hubo reacciones encontradas y en redes hubo incluso quienes le dijeron que no tiene autoridad moral en este caso, porque él fue miembro de una grupo subversivo que cometió delitos atroces.

Ante la divulgación de los hechos que involucran a su hermano, Marta Lucía Ramírez divulgó el siguiente comunicado en el que esclarece la situación:

 Mi familia, como desafortunadamente tantas otras en Colombia, sin distingo de clase social, vivió hace 23 años - en 1997 -, una tragedia derivada de que uno de mis hermanos, siendo muy joven, se involucró en un negocio fácil y, en consecuencia, fue acusado y condenado de conspiración por tráfico de estupefacientes.
 
Su error ha costado muchos años de sufrimiento a nuestra familia y a él.
 
Vivimos con mucho dolor su circunstancia, pero también lo acompañamos con el amor de hermanos, tal como lo hicieron mis padres, porque los lazos de la familia no desaparecen frente a la adversidad y la vergüenza.
 
Como la mayoría de los colombianos, he luchado con ahínco contra el narcotráfico, con la experiencia de saber que es una actividad que ha dañado la vida de millones de familias en Colombia.
 
Tuvimos que ayudarlo firmando una garantía, no una fianza, para asegurar que se presentaría a la justicia, como en efecto lo hizo acompañado de mi esposo y de mi, quienes lo llevamos a una corte de la Florida para que reconociera su falta y respondiera por ella.
 
Pagó pena de cárcel por 4 años y medio, y hace 18 años quedó en libertad por cumplimiento de la pena. Desde entonces, ha estado dedicado a trabajar, es un hombre de bien y junto a su familia, lleva una vida decente y honrada.
 
Esta experiencia familiar, que lamentablemente hemos vivido, me ha llevado a luchar sin descanso por lograr que los jóvenes de nuestro país tengan oportunidades y trabajen honestamente por salir adelante sin dejarse atraer por la tentación del dinero fácil.
 
De estos hechos he dado cabal información a las personas que en los diferentes momentos de mi vida laboral consideré que debían conocerlos. Son hechos obviamente ajenos a mi.
 
Lamento que mis enemigos políticos decidan acudir a la bajeza de estos ataques contra una mujer que lo único que ha hecho es trabajar honestamente y sin descanso por Colombia. Los ataques contra mi familia hacen parte de una estrategia sistemática para desacreditarme.
 
Esa es la política que todos los colombianos rechazamos.
 
Seguiré sirviendo a mi país con todas mis fuerzas y dedicación hasta el último de mis días.

Escuche las noticias más importantes del día: