Rebecca Linda Marlene Sprößer, el ojo del periodismo desde Primera Línea

Publicado por: lizeth.piza el Lun, 26/07/2021 - 16:20
Share
Rebecca Linda Marlene Sprößer es una periodista alemana que vino a Colombia por razones ajenas a la protesta pero terminó registrándolas.
Rebecca Linda Marlene Sprößer

En el marco del Paro Nacional, el nombre de Rebecca Linda Marlene Sprößer ha empezado a sonar en el país. En un principio la mujer era reconocida por ser una periodista alemana que se unió a las manifestaciones con la Primera Línea de Cali y después se conoció una denuncia hecha por Sprößer, en la que aseguraba que su vida corría peligro.

La alemana llegó a Colombia con intenciones ajenas al periodismo. Linda Sprößer pisó esta tierra con el fin de visitar la capital mundial de la salsa: Cali. “Planeé quedarme dos semanas porque amo la salsa, pero y me enamoré de la ciudad, de la gente y de la forma de vivir y me quedé”, explicó la periodista en una entrevista con RTVC.   

Linda tomó un vuelo desde Alemania hasta Cali el 15 de marzo y después de decidir que se quedaría en el país inició el Paro Nacional en Colombia el 28 de abril. “Desde el primer día me quedé con los manifestantes”, aseveró Sprößer.

Es importante precisar que Rebecca no se unió a la Primera Línea. El pasado 3 de mayo la periodista ayudó al colectivo con medicamentos, alimentos y bienes de ayuda humanitaria a Puerto Rellena, ahora conocido por algunos como Puerto Resistencia, y ahora registra las manifestaciones pues cree en las razones detrás de la protesta.

A partir de ese día la vena periodística de Sprößer hizo lo demás. Desde sus redes sociales empezó a transmitir las constantes actividades de los manifestantes en el puerto y las exigencias que le pedían al Gobierno Nacional.

Lo cierto es que este apoyo terminó en una polémica en una entrevista en con Luis Carlos Vélez en la FM. El periodista la cuestionó por su participación en las protestas: "Es muy grave que gente como usted venga a mi país a hacer lo que no es capaz de hacer en su país. Creo que la están engañando, se lo digo con todo el cariño y el respeto, le recomiendo que lea el periódico y que lea un poquito más para que se dé cuenta de la gravedad de la situación que está pasando".

¿Quién es la mujer que apoya a la Primera Línea de Cali?

Rebecca Linda Marlene Sprößer es una mujer de 34 años que nació en Fráncfort del Meno, una comuna de Alemania. Estudió Periodismo, Administración de Empresas, Ingeniería Industrial y una formación para ser azafata, que ejerce desde que tenía 19 años, en la compañía alemana Deutsche Lufthansa.

Su relación con los viajes no sólo se limita a su trabajo en los aviones, sino que ha recorrido varias partes de Latinoamérica. Ha pasado por Colombia, México y Argentina e incluso llegó a vivir en Bogotá durante una época. En total ha visitado 75 países y esta vez decidió quedarse a vivir en Cali.

En una entrevista con El Espectador, la alemana reconoció que se enamoró de los viajes por un viejo amor que conoció en México. "Me enamoré de un gay, pero bueno, conocí por él una banda que amo y por la que fui a un concierto a México. Ese fue mi primer viaje sola", comentó.

Esos contactos que tenía alrededor del mundo fueron un eco de lo que pasaba en Colombia. “Pensé que como en México había trabajado en periodismo, aquí también podría documentar con mi mirada lo que estaba sucediendo – explicó al medio la periodista alemana –. Entonces empecé a grabar testimonios y abusos de la Policía y a mandarles eso a mis contactos que tenía de prensa”.

Aunque ella reconoció que asumir esa posición era riesgoso. “Acá es normal, pues estamos en Colombia y ya estaba preparada a recibir amenazas”, comentó Linda Sprößer a RTVC. Frente a esta declaración, el pasado 23 de julio la joven denunció en sus redes sociales un presunto intento de asesinato que terminó afectando la integridad de un amigo suyo.

“Mi amigo estuvo frente de mí y así me salvó la vida. Él recibió 13 impactos de balas en todo el cuerpo, 3 de ellos en la cabeza y varios en el pecho”, explicó Linda, quien recibió unos raspones por los proyectiles que rebotaron del cuerpo de su acompañante.  “No podemos decir quien fue, pero estamos en todo el proceso con los DD. HH. Solamente quedó muy claro que esto no fue ningún robo - esto fue un atentado con el objetivo de matar a sangre fría”, agregó.