La condena de Diomedes Díaz por la muerte de Doris Adriana Niño

Publicado por: gabriela.garcia el Dom, 09/08/2020 - 12:56
Share
El fallecido ídolo vallenato Diomedes Díaz fue condenado por la muerte de Doris Adriana Niño, ocurrida en mayo de 1997.
La condena de Diomedes Díaz por la muerte de Doris Adriana Niño

La condena de Diomedes Díaz por la muerte de Doris Adriana Niño volvió a ser noticia este fin de semana por cuenta de una publicación de Gustavo Bolívar en su cuenta personal de Twitter, en la que tachó al fallecido ídolo vallenato de haber sido "un criminal".

Los hijos de Diomedes Díaz respondieron al mensaje que compartió el hoy senador de la República. En un comunicado, indicaron que no aceptan que el congresista utilice el nombre de su padre para hacer "persecución política" y que tampoco les parece correcto que lo tilde de criminal cuando él ya no está en el mundo terrenal.

"Mucho menos aceptamos que lo acuse sin pruebas o conocimiento", manifestaron los hijos del cantautor vallenato, quien falleció el 22 de diciembre de 2013. 


¿Cómo ocurrió la muerte de Doris Adriana Niño y por qué Diomedes Díaz terminó condenado? KienyKe.com le cuenta algunos detalles del caso. 

Doris Adriana Niño se dirigió hacia las 12:00 a.m. del 14 de mayo de 1997 hacia un apartamento de Diomedes Díaz ubicado al norte de Bogotá. La joven se fue hacia ese lugar por una solicitud insistente del artista.

Oswaldo Álvarez, uno de los escoltas de Diomedes, la recogió desde el municipio de Soacha y la llevó hacia la vivienda en donde se encontraba el cantante con varios acompañantes.

De acuerdo con la información conocida, Doris Adriana participó en una fiesta en donde los asistentes consumieron gran cantidad de alcohol y estupefacientes.

Además, se dice que, después de tener relaciones sexuales, la joven sostuvo una fuerte discusión con Luz Consuelo Martínez, debido a que se enteró de que esta última estaba embarazada del artista. 

Doris Adriana Niño permaneció hasta las 5:00 a.m. en el apartamento y, después de varias horas, su cadáver fue hallado por unos campesinos en la vereda de San Onofre, municipio de Combita (Boyacá). El cuerpo fue arrojado por uno de los escoltas del cantante.

El levantamiento del cadáver se hizo hacia las 11:00 a.m., Medicina Legal le practicó una necropsia como una "N.N." y después fue enterrada en una fosa común. Había sido confundida de ser una trabajadora sexual. Su cuerpo fue reclamado meses más tarde por parte de su hermano.

En un principio se dijo que la muerte de Doris Adriana Niño ocurrió por una sobredosis de cocaína, pero después la investigación arrojó que fue por asfixia mecánica provocada, debido a que sufrió una fuerte presión sobre su boca y su nariz. Además, se determinó que habían señales de acceso carnal violento. 

La condena de Diomedes Díaz


Diomedes Díaz aseguró ser inocente de la muerte de Doris Adriana Niño. En una indagatoria realizada en octubre de 1997, aceptó que en la madrugada del 15 de mayo sostuvo relaciones sexuales con la joven y que después de la discusión la vio salir del apartamento para tomar un taxi. 

El artista fue capturado y enviado a casa por cárcel mientras avanzaba el proceso en su contra, debido a que le diagnosticaron una enfermedad. En agosto del año 2000 Diomedes violó su detención domiciliaria antes de que el CTI llegara a buscarlo. 

 

Diomedes Díaz fue condenado en ausencia por la muerte de Doris Adriana Niño el 30 de enero de 2001. El Juzgado 46 Penal del Circuito de Bogotá lo sentenció por el delito de homicidio preterintencional a la pena principal de 12 años y 6 meses de prisión. Dicha decisión fue apelada por la defensa del artista. 

De acuerdo a la juez del caso, Diomedes Díaz no quería causarle la muerte a la joven, pero tampoco hizo nada para impedirla. 

El Tribunal Superior de Bogotá, mediante sentencia de 20 de agosto de 2002, modificó el fallo y le rebajó la pena. Le impuso al ídolo vallenato una condena de tres años y un mes por el delito de homicidio culposo agravado.

Sin embargo, el 22 de mayo de 2003, seis años después de la muerte de Doris Adriana Niño, la Corte Suprema de Justicia le puso fin al proceso. Confirmó la condena de 12 años y 6 meses que se le impuso en un primer momento por el Juzgado 46 Penal del Circuito de Bogotá por el delito de homicidio preterintencional.

Meses después, un juzgado le redujo la condena a 6 años y 6 meses de prisión.

Escucha las noticias más importantes del día: