Fiscalía pide precluir caso del médico que mató tres ladrones en Bogotá

Publicado por: gabriela.garcia el Mié, 08/07/2020 - 13:12
Share
La Fiscalía General considera que el médico actuó en legítima defensa y que por esa razón se debe precluir el proceso en su contra.
Fiscalía pide precluir caso del médico que mató tres ladrones en Bogotá

La Fiscalía General anunció que, tras cinco meses de investigación, pedirá la preclusión en el caso del médico que mató a tres presuntos ladrones en la noche del pasado jueves 30 de enero en un puente peatonal de la ciudad de Bogotá.

El ente investigador argumentará ante un juez el porqué considera que el profesional de la salud actuó en legitima defensa y, por lo tanto, solicitará que precluya la investigación que cursa en su contra por estos hechos. 

La diligencia se realizará el próximo viernes 24 de julio a las 11:30 de la mañana. Será el juez quien decidirá si avala la petición de la Fiscalía General o no. 

Así ocurrieron los hechos
 

El caso del médico que mató a tres presuntos ladrones en Bogotá generó un álgido y complejo debate entre la opinión pública.

Algunos calificaron a este hombre como "un héroe" y consideraron que actuó en legítima defensa. Otros, por su parte, cuestionaron que el ciudadano "hiciera justicia a mano propia" y manifestaron que, a pesar de que los tres sujetos eran asaltantes, no debían ser asesinados.

Los hechos se registraron en el puente peatonal de la calle 123 con carrera 9, en la localidad de Usaquén, norte de la ciudad.

Se dice que el profesional de la salud iba caminando por el puente cuando fue interceptado por los tres sujetos que, al parecer, lo iban a atracar. 

Hernando Benavides Morales, abogado del médico, aseguró en su momento que la reacción de su cliente ocurrió tras recibir varios golpes con la cacha de un revólver, múltiples heridas con arma blanca y el intento violento de arrastrarlo hacia un vehículo.

Según dijo, la situación llenó al hombre de valor para enfrentar con su arma a los sujetos, "en el preciso momento en que ellos dispararon contra su humanidad".

Benavides Morales indicó que la primera reacción de su defendido fue acudir a las autoridades competentes para que tuvieran conocimiento del caso.

Mencionó que, a pesar de que el médico sabía que su vida corría peligro, apenas ocurrieron los hechos se dirigió a la Fiscalía, entregó su arma, el permiso de porte y se sometió a los trámites y decisiones del ente investigador.