Marketing

Emprendedor antioqueño migra a Bogotá en búsqueda de oportunidades

Publicado por: laura.niño el Vie, 14/05/2021 - 21:03
Share
Esta es la historia de Rodrigo Arcila, un emprendedor paisa nacido en Santuario (Antioquia) que llegó a Bogotá a abrirse paso en los negocios sin importar las dificultades.

Rodrigo Arcila, quien actualmente es el gerente del emprendimiento textil Arcy Modas, llegó a Bogotá con tan solo 17 años. Sus amigos, que ya conocían la ciudad, lo motivaron a conocer la capital y a trabajar en ella como un vendedor ambulante. 

Lo motivó el emprendimiento

“Buscar un futuro, buscar cómo sobrevivir... donde yo vivía no había opciones de trabajo”, afrimó Rodrigo Arcila en entrevista con KienyKe.com

Su crianza desarrolló en él un instinto de supervivencia: desde niño en su pueblo estudió y trabajó en ventas. Desde muy pequeño le inculcaron el trabajo y eso lo motivó a venir a Bogotá.

Cuando llegó a Bogotá, trabajó vendiendo en los barrios a casetas, después en San Victorino —reconocido sector mercantil de la capital—, luego vendió calcomanías en las calles del centro de la capital, en una tabla con cuatro catres,  y después puso una bolsa plástica en el piso para vender medias colegiales. 

Estas oportunidades de trabajo trajeron a él personas que, además de ofrecerle aprendizajes para la vida, le abrieron las puertas al comercio en Bogotá. 

"Así fui conociendo no solo el sector, sino el negocio, paso a paso y detalle a detalle". enfatizó Rodrigo Arcila.

Este paisa emprendedor conoce El Gran San, reconocido centro comercial bogotano dedicado a las ventas mayoristas,  y se adentra en los pasillos con una iniciativa comercial que nació a partir de un ahorro de varios años: Arcy Modas. 

Al inicio, Rodrigo Arcila empezó a comercializar con ropa al por mayor comprada a otros proveedores y se ubicó en un local ubicado en San Victorino. Sin embargo, lo suyo era emprender.

Arcy Moda

Es el año 2013, Rodrigo Arcila decide confeccionar su propia mercancía y emprender en el sector textil. Actualmente, Arcy Moda tiene su punto de fábrica en la ciudad de Medellín, donde tiene lugar realizan el proceso de producción en conjunto con los textileros, diseñadores y cortadores. 

Luego, el producto es entregado a las confeccionistas, madres cabeza de hogar que trabajan desde sus casas. Al terminar, el producto regresa a la fábrica para que allí se haga el proceso de terminación, empaque y envío a Bogotá. 

Según la demanda de los productos, Arcy Moda puede llegar a tener 140 empleados, pero al día de hoy cuenta con 100 colaboradores por la contingencia.  

Rodrigo Arcila cuenta que las ventas han bajado entre un 50  y un 60 % por la pandemia. Sin embargo, agradeció a Bogotá por la oportunidad. 

“Quiero emprender todos los días cada vez más. Mi aspiración y mi sueño es crecer más, a nivel nacional e internacional. No me arrepiento en ningún segundo de haber llegado a Bogotá”.

Rodrigo Arcila invita a los lectores “a luchar, no es fácil, son pasos difíciles y hay momentos en los cuales le toca a uno duro. El que persevera alcanza, si uno se propone metas uno las logra, siempre con la mejor mentalidad de salir adelante”.