Absurdo: ¿Que los males de Reficar son culpa de los obreros?

Absurdo: ¿Que los males de Reficar son culpa de los obreros?

31 de Enero del 2016

Foto tomada de Reficar.com

Los doce billones de pesos, o sea dos veces el precio de venta de Isagen, que costó la modernización de la refinería Reficar en Cartagena tienen en estado de alerta al país, pero ahora la historia toma un giro tan sorprendente como el monto en cuestión, el presidente de la firma responsabiliza a los trabajadores del descalabro, lo que suscitó la ira de una de las centrales obreras más grandes del país, que de inmediato saltó a respaldar a los obreros.

Lea también: ¿Qué pasa con los contratos de la agencia de reintegración?

La Unión Sindical Obrera, USO, rechazó las declaraciones del presidente de Reficar, Reyes Reinoso, con esta declaración: él “pretende descontextualizar la realidad, (…) no existe ningún tipo de justificación para pretender enlodar el buen nombre de nuestra organización y generar una cortina de humo alrededor del más grande descalabro financiero de nuestro país”.

Este domingo en entrevista con El Tiempo, el presidente de Reficar, Reyes Reinoso, indicó que parte del descalabro financiero de la refinería se debe a la poca productividad de los trabajadores y a la inconformidad con la firma Chicago Bridge and Iron (CB&I), encargada de contratar el personal.

“Los desacuerdos no solo están asociados a algunos contratos suscritos entre CBI y sus subcontratistas, sino que hay desacuerdos en la gestión misma de CBI. Le doy dos ejemplos: la baja productividad de la mano de obra y el consumo de horas-hombre en ingeniería. En este momento estamos evaluando minuciosamente esta situación y, de ser el caso, se harán las reclamaciones a que haya lugar”.

De manera específica Reyes Reinoso se refirió a la huelga adelantada por los trabajadores en el 2013. “La huelga del 2013 de los trabajadores de CB&I, respaldada por la USO, tuvo un fuerte impacto, con un costo directo de más de 500 millones de dólares. Como suele pasar después de una huelga de estas proporciones, recuperar la productividad de los trabajos es difícil y toma varias semanas, lo que genera un impacto adicional. Por cierto, este costo fue el mayor contribuyente del control de cambios número 4”.

Sobre la empresa CB&I, la USO señaló: “Nunca en su vida había hecho una refinería, además de saquear a Ecopetrol y al país también tumbaba a sus trabajadores, desconocía los derechos de sobre tiempo, la seguridad social y entrega de dotaciones en algunos casos, estos hechos generaron una ola de inconformidad, que llevaron a la justa huelga de 2013 que el señor Reyes Reinoso afirma trajeron numerosas pérdidas al proyecto”.

Además, el sindicato anunció que presentará denuncias específicas en las que evidenciarán que Reficar, del que hacen parte 34 mil trabajadores, “sigue desangrando recursos de la nación”.

La Procuraduría General de la Nación, entidad que destapó el escándalo, expresó su preocupación por la posibilidad de que los responsables de los sobrecostos, CB&I, salgan del país sin aportar la documentación suficiente para esclarecer el caso.

Actualmente también la Fiscalía investiga los 2.640 contratos que hizo Reficar con 27 empresas y compañías donde al parecer hubo sobrecostos de hasta un 500 por ciento. Además se investiga 717 adiciones en recursos a esos mismos contratos y más de mil subcontrataciones. Varios de esos contratos fueron en servicios de aseo, alquiler de andamios, y algunos se firmaron por billones de pesos