Historia de un divorcio por Zoom: las nuevas dinámicas sociales

Publicado por: richard.ladino el Vie, 17/07/2020 - 16:33
Share
Creado Por
Agencia Anadolu
Valeria Gómez logró su divorcio por Zoom en medio de la incertidumbre generada por la pandemia del coronavirus.
divorcio por Zoom
Créditos:
(Valeria Gómez - Archivo particular - CORTESÍA - AGENCIA ANADOLU)

“Me acabo de divorciar por Zoom. Amo la tecnología. Hoy es un gran día”, fue el mensaje escrito en la cuenta de Twitter de Valeria Gómez, que inicialmente con tan solo 550 seguidores, hizo que se convirtiera en la mujer foco de interés de diversos medios latinoamericanos y europeos, que la contactaron para conocer su inédita experiencia en la región, propia de la emergencia sanitaria que ha confinado en sus casas a millones de personas en todo el mundo. Historia de un divorcio por Zoom: las nuevas dinámicas sociales. 

“Fue sorpresivo, anecdótico, estaba preocupada de que todo funcionara y de que el Internet no fallara. Esas preocupaciones eran algo mínimo comparado al estrés que hubiese tenido en contexto de pandemia al ir al tribunal”, señala la comunicadora en entrevista con la Agencia Anadolu.

Tanto Valeria como Ricardo Muñoz, su ahora exesposo, relatan cómo entraron a la audiencia virtual el pasado 9 de junio con más nervios de que el sistema se cayera y tuvieran que seguir esperando para concretar el divorcio, que con algún sentimiento no resuelto antes de dar el paso definitivo.

 

“Durante la audiencia estaba súper tranquilo, no había mucho más que hacer, estaba todo pactado con la otra parte, era salir de este trámite que ya nos llevaba mucho tiempo”, señala Muñoz, quien, mientras se separaba a través de la aplicación más utilizada durante la pandemia, también estaba en una reunión de teletrabajo con su jefe.

Un divorcio por Zoom acelerado por el Covid-19

El matrimonio chileno que había iniciado en el 2011 y concluido en el 2016, llevaba varios años acordando los términos de su separación, en medio de trámites judiciales que se fueron alargando hasta este 2020, cuando el coronavirus los tomó por sorpresa.

“Imagínate lo que es, en pandemia, tener que arrastrar gente a un tribunal de justicia. Uno de mis testigos era una de mis mejores amigas que tiene dos niños, lo mismo para mí. No quería exponerme ni exponerlos”, asegura Gómez.

Sin embargo, la expareja destaca que la posibilidad de poder divorciarse por Internet ayuda a evitar contacto en una sala con otras personas en momentos en los que los contagiados por Covid-19 se incrementan en Chile.

Según el Ministerio de Salud chileno, la cifra total de personas contagiadas con Covid-19 alcanza los 301.019, de las cuales se han recuperado 268.245. El país austral llegó este martes a un total de 6.434 personas muertas desde el inicio de la pandemia, declarada en el mundo desde el pasado 11 de marzo.

Desde esa fecha, el sistema judicial del país sudamericano implementó el teletrabajo y, actualmente, el 70% de sus funcionarios labora bajo esta modalidad, lo que permitió que tras varios años de trámite, la audiencia final tuviera que hacerse por la aplicación de Zoom.

 

El juicio de mutuo acuerdo cerró para ambos el capítulo de cinco años de matrimonio. Al final de la audiencia ambos dieron un contundente sí a la hora de ser cuestionados por la jueza sobre si estaban seguros de querer divorciarse, tras una audiencia que no duró más de 25 minutos.

El poder de las redes sociales

Al terminar la diligencia virtual, Valeria sintió el impulso de compartir su felicidad en redes sociales, en donde ganó miles de seguidores luego de postear su mensaje. Asegura que el 95% de los comentarios que recibió a través de Twitter fueron positivos, sin embargo, también se expuso a reacciones que califica como “propias de una teleserie”.

"Pasé a ser la mala del cuento de hadas al que nos tienen acostumbradas a las mujeres de que uno se casa para siempre, me cuestionaban por qué me casé si no estaba segura de que iba a durar hasta la eternidad, que seguramente me había quedado con la casa, el auto y la plata y me había ido con otro”, cuenta entre risas la chilena.

Tras su inesperada popularidad en redes sociales, confiesa que los comentarios negativos provenían en su gran mayoría de hombres. “Ver a una mujer empoderada, contenta, segura en una situación en la que se supone que debería ser de derrota o de fracaso, a muchos hombres les cayó mal”.

Sin embargo, destaca que no tomó estos ataques de forma personal y solo se enfocó en disfrutar de la libertad legal que obtuvo y el descanso psicológico y económico de haber puesto fin a sus trámites de divorcio.

Una separación con final feliz

Hace tres años Valeria tiene una pareja con la que tiene el proyecto de irse a vivir cuando pase la pandemia, mientras que Ricardo señala que sigue teniendo una visión positiva del matrimonio. “Si dos personas se quieren y están dispuestos a pasar el resto de la vida juntos o lo que dure, porque nadie sabe cuánto va a durar, feliz por ellos. A veces no llega a buen puerto”.

Ambos coinciden en que divorciarse por Zoom fue una buena experiencia que le restó tensión ycomplejidad a un trámite que se había alargado por los canales judiciales tradicionales.

La periodista chilena cuenta que fue una de las últimas en desconectarse de la audiencia y agradece haber dado un buen fin a su matrimonio que concluyó, debido a la llegada del coronavirus, tras el cierre de la sesión de una aplicación.