El crack detrás de 'Una Cancha Llamada Medellín'

Publicado por: sebastian.alvira el Dom, 22/11/2020 - 09:06
Sharekyk
Creado Por
Sebastian Alfonso Alvira
Kienyke.com habló con Oscar Cardona, el creador de 'Una Cancha Llamada Medellín', proyecto documental que retrata al fútbol como agente de cambio en las comunidades.
El crack detrás de 'Una Cancha Llamada Medellín'
Créditos:
Oscar Cardona

Desde hace varios años el fútbol se añadió a la extensa lista de rasgos que componen la idiosincracia colombiana, la selección de los 90, la Copa América de 2001 y la última camada de futbolistas colombianos que conquistó tierras europeas han sido fundamentales en ese proceso que transformó nuestra cultura.

Pero esas situaciones son la excepción a la regla, son milagros que el universo permitió y hacen que este deporte nos apasione aún más, sin embargo, el amor al fútbol nace más adentro, en las entrañas, en las cuadras donde se juegan los picaditos y en aquellos compañeros de equipo que pueden ser desde un estudiante hasta el trabajador de una fábrica que aprovecha el break del almuerzo para mostrar sus dotes futbolísticos.

Ante ese particular panorama, Oscar Cardona, un artista visual y documentalista nacido en tierras antioqueñas, que desde muy niño se enamoró del fútbol, hace poco más de un año decidió tomar su cámara fotográfica y retratar la realidad del deporte desde distintos puntos de Medellín para visibilizar el fútbol como fenómeno social, cultural y estético. 

Oscar empezó a documentar esa realidad luego de darse cuenta del impresionante poder que tiene el fútbol en la transformación de las comunidades y a partir de ahí consolidó 'Una Cancha Llamada Medellín', un proyecto audiovisual que traspasa la línea de lo artístico y genera transformaciones sociales.

La carga semiótica del proyecto es asombrosa, Oscar le quitó el color al fútbol, literalmente, las fotografías son a blanco y negro, la razón gira en torno a la equidad e igualdad, ya que decidió transmitir el mensaje de que en un terreno de juego todos somos iguales.

“Precisamente lo que quería lograr era ese impacto en el que la gente sintiera un choque y fuera un llamado preguntar el por qué y la razón es que desde el momento que concibo el proyecto planteo dar una mirada de equidad”, explicó Oscar.

Cada una de las fotografías de 'Una Cancha Llamada Medellín' está cargada de la emoción característica de un deporte que se ha convertido parte de la cultura popular de nuestro país. Pero a la vez es un proyecto universal, porque conecta al espectador con el primer partido que jugó en las calles de su barrio, con los juegos con una media o cualquier objeto que ruede y se pueda patear.

“El proyecto te conecta a esas porterías hechas de piedra, con los amigos de la infancia, con la calle que te vio patear, las fotografías de una cancha están llenas una carga simbólica muy fuerte que conecta con el pasado”.

 

“Una cancha no discrimina en estratos socioeconómicos, yo voy desde el estrato uno hasta el seis, porque quiero generar esa conexión emotiva entre todas las clases sociales, independiente de lo económico, intelectual, sin importar si se tiene más o se tiene menos, lo importante es la alegría que se suscita alrededor del deporte”.

Oscar visitó todas las comunas de Medellín, desde el estrato uno hasta el seis, esa estrategia le permitió mostrar realidades que lejos de apartarse se unen por una misma pasión. Sin embargo, cuenta que en las comunidades más humildes las personas lo veían como un agente visibilizador de sus proyectos que volvía a sus territorios para seguir conociendo sus vivencias.

“En el corregimiento de Altavista, uno de los más peligrosos de la ciudad, uno de los chicos me agradecía al momento de irme porque normalmente los periodistas que van a ese lugar hacen la nota y salen corriendo muertos de miedo, en cambio yo había ido a compartir más de tres horas con ellos, esa parte humana es muy bonita, yo aprendí mucho, puedo decir que es un Oscar antes de hacer el proyecto y uno después”.

Este talentoso artista afirmó que lo más impactante de hacer realidad 'Una Cancha Llamada Medellín' fue observar esas ganas que tiene la gente de trabajar por su comunidad de manera desinteresada, se encontró con cientos de personas que sin importar las adversidades, la falta de recursos o la complejidad del territorio, deciden transformar sus comunidades por medio de un balón.

“Eso es lo que me motivó a mí a hoy en día tener una fundación, a partir de una cancha decido crear la fundación Arte Para el Cambio y la decido llamar así porque mi lenguaje es el arte, pero para mí el deporte y el fútbol también es un arte, entonces la organi para poder de alguna forma apoyar a esas personas están trabajando de manera desinteresada en las comunidades, para mí lo más bonito es eso”.

Jaime Barrientos, ex-arquero de Nacional en 1997 y 2003, con carrera en el fútbol colombiano en equipos como Medellín, Envigado, Pereira y Pasto, que tiene acreditación de la F.A. inglesa como director técnico y preparador de arqueros, se unió a Oscar para sacar adelante los proyectos que han surgido tras 'Una Cancha Llamada Medellín', como Once Toques, un producto televisivo en el que jugadores de la talla de Juan Pablo Ángel, Mao Molina y Alexis Henríquez cumplen retos que permiten recibir fondos que son invertidos en distintas causas sociales.

Este emprendimiento social que nace desde el arte ha recibido distintos reconocimientos, el primero fue una beca de creación de la Alcaldía de Medellín en 2019, luego una mención especial del concurso Con la pelota en la cabeza y este año el Ministerio del Deporte les otorgó un premio como uno de los mejores contenidos digitales a través del deporte.

“Pero también hay un reconocimiento muy bonito y es el de la prensa, que no solo a nivel local sino internacional nos ha hecho mención del proyecto y eso es muy gratificante. En España, Grecia, Brasil y hasta en Lituania han hablado de este trabajo fotográfico”, concluyó Oscar.

Si bien este proyecto se hizo popular en Medellín como su nombre lo indica, en 2021 Oscar espera viajar durante más de tres meses por Colombia para retratar la realidad del fútbol en todos los rincones del país, para así transformar este proyecto documental en 'Una Cancha Llamada Colombia', y en un futuro 'Una Cancha Llamada Mundo'.