El periodismo digital no puede olvidar contar historias: Natalia Zuazo

Publicado por: juan.sacristan el Lun, 26/10/2020 - 16:13
Sharekyk
Natalia Zuazo, directora de la agencia de comunicación Salto en Argentina, es parte del jurado internacional del Premio Nacional de Periodismo Digital.
Natalia Zuazo

Natalia Zuazo llegó al periodismo por “aburrimiento”, reconoce con gracia, y desde muy joven, lo que le permitió vivir la transición de los medios de comunicación tradicionales a las plataformas digitales y adentrarse en ese espacio múltiple y complejo que es Internet. Con esa experiencia, es una de las jurados del Premio Nacional de Periodismo Digital de KienyKe.com para este año 2021.

Zuazo nació en 1979 en Tolosa, Argentina. Desde muy pequeña se interesó en la lectura y le gustaba escuchar radio, por eso, desde los 15 años empezó a trabajar como voluntaria en una emisora de su ciudad, para aprovechar el tiempo libre que le dejaba la escuela. 

Su mamá que es educadora y su padre empleado público, siempre apoyaron la proactividad de Natalia, quien poco después empezó a trabajar en Buenos Aires, con el pago de viáticos, para leer a las 6:00 am. los titulares de los diarios en una emisora de la capital. Reconoce que así hubieran intentado detenerla, no habría dejado de hacer lo que le gustaba.

Posteriormente entró a la redacción del periódico El Clarín, donde, por saber inglés colaboró en la transcripción de las entrevistas que hacía el enviado especial en la guerra de Irak. Hacer “lo que otros no querían hacer”, reconoce, le enseñó a que para crecer profesionalmente debía cumplir el proceso e iniciar desde abajo.

Escuche la entrevista completa con Natalia Zuazo aquí: 

“Cuando empecé a ser editora en medios veía que  muchos chicos salían de la escuela de periodismo y esperaban llegar a la redacción y les asignaran la nota ideal, el artículo ideal y ese artículo ideal no existe, que entres a una redacción y te asignen el artículo ideal no existe. En todo trabajo empieza haciendo lo que empieza haciendo y uno aprende mucho en eso”, señala Zuazo.

En esa redacción empezó también el uso digital y la transición al Clarín.com, en el cual, después de años de experimentación y análisis, Zuazo llegó a editar una sección. Por eso conoce la adaptación de los medios al internet y la evolución de ese espacio a través del tiempo. Sin embargo, reconoce, que el fondo sigue siendo el mismo.

“Todo se sigue tratando de contar una historia y en eso no ha cambiado absolutamente nada. Pasaron casi 20 años desde que yo hacía eso y pasó todo lo que pasaba después y llegaron las redes sociales, pero la base sigue siendo la misma. A veces nos venden que la tecnología cambia tanto y sí, cambian algunas cosas, pero lo básico no cambia”, señala.

Sin embargo, a pesar de la experiencia en el medio, Zuazo decidió ingresar a la carrera de Ciencia Política de la que se graduó en la Universidad de Buenos Aires. Posteriormente hizo un master en periodismo en la Universidad de Torcuato di Tella.

Después de Clarín.com, Zuazo asesoró diferentes medios de comunicación en su transformación o inserción digital entre los que se encuentran la revista Anfibia, Crítica de la Argentina y Perfil.com. Además empezó a escribir en medios como Le Monde Diplomatique, Infobae y Anfibia, principalmente sobre las relaciones de poder entre el internet y la tecnología.

En ese tema, la periodista y politóloga Zuazo ha publicado dos libros que cuestionan las dinámicas de poder dentro de Internet: Guerras de internet (2015) y Los dueños de internet (2018), incluso ganó en 2016 el Premio ESET América Latina en Seguridad Informática.

Ahora es directora de Salto, una agencia de comunicación que asesora medios de comunicación y organizaciones gubernamentales en ese tránsito hacia las plataformas digitales y mejorar la conexión con el público por medio de esas herramientas.

Por su experiencia, Zuazo está convencida que es más interesante un profesional que se dedica a comunicar, que un periodista que busca informar sobre todos los temas sin especialidad sobre alguna rama puntual del conocimiento. “La generalidad no es interesante, la especificidad es interesante”, sostiene.

“Hay un gran riesgo y es que si nos descansamos en que lo digital es lo único que necesitamos para contar una historia, podemos estar olvidando que tenemos que contar una historia y hacer lo mismo que antes que es buscar los datos, quién, cómo, dónde y buscar un enfoque. Que lo nuevo, la capacidad de lo digital, no nos haga perder que tenemos que hacer lo mismo que antes, pero con más recursos”, dice Zuazo.

Por eso ella considera que lo digital otorgó al periodismo nuevas herramientas para narrar las historias, pero esa misma transición ha dejado a muchos medios en una mala calidad. “¿Qué es una buena transición?, ¿que funcione bien el sitio web?, ya hay una relativa estabilidad, pero eso que se ve en la pantalla, ¿la única condición es que se vea lindo? o que tenga una buena calidad, si es por eso estamos lejísimos que la transición haya sido buena”, señala.

Plantea varios factores para el análisis del periodismo en las plataformas digitales, las relaciones de este con las redes sociales y los cambios que ha sufrido el oficio a causa del poderío del internet.

“Hacer un buen periodismo es caro y no es rentable, y siempre lo fue, se pierde plata haciendo buen periodismo, a nadie le interesa ni le conviene hacer buen periodismo. Tener un medio de comunicación sustentable es una estrategia muy osada y arriesgada, son difíciles de encontrar y son cada vez menos. Es una situación complicada”, señala. Pero a pesar de ese mensaje que puede ser desolador, reconoce que el periodismo de calidad siempre va a ser leído, es necesario y encontrará su lugar.