El secreto con el que Cundinamarca logra atender emergencias con rapidez

El secreto con el que Cundinamarca logra atender emergencias con rapidez

6 de abril del 2014

En sectores rurales de la Provincia de Gualivá, en el centro de Cundinamarca, la práctica agrícola de la quema de terrenos como método de preparación de la tierra para el siguiente cultivo resultó en tragedia ambiental a finales del año pasado. Una de las quemas en zona rural del municipio de La Peña se salió de control y generó un incendio forestal que muy rápido se extendió por los montes nativos aprovechando los vientos y el verano de la época.

Poco tiempo después, los sistemas de alerta del centro de recepción de emergencias de la Gobernación de Cundinamarca percibieron una reiterada petición de socorro desde ese lugar. Recibieron fotos en tiempo real y la ubicación exacta de quienes clamaban ayuda. Tras evaluar la crisis, se dispuso el inmediato el desplazamiento a la zona de cuatro pelotones del ejército, siete brigadas de la Corporación Autónoma de Regional de Cundinamarca con todos los equipos de bomberos de la región y la defensa civil. Una hora después de pedida la ayuda, los organismos de emergencia controlaban las llamas.

Al poco tiempo también llegaban refuerzos de vecinos de las veredas aledañas, que se enteraron por los avisos de los testigos por medio de su celular. 800 personas se unieron al operativo. La voracidad de la llamarada afectó a unas 220 hectáreas, pero la tragedia hubiera sido mucho mayor si no hubiese habido una acción oportuna de los organismos de socorro, gracias al rápido y temprano aviso de los testigos. Estiman que el daño pudo haber destruido más de mil hectáreas, con decenas de familias damnificadas. ¿Cómo lo hicieron?

Cundinamarca es pionero en la implementación de un sistema de comunicación georeferenciada que tienen en contacto a miles de personas en todos los rincones del departamento con una central de emergencias en Bogotá. En cuestión de segundos, los organismos de socorro son capaces de atender cualquier requerimiento que les hagan quienes cuentan con los dispositivos celulares que tienen instalado la aplicación AlertaTE.

Eyder Salvador Ruiz, director de la Unidad para la Gestión del Riesgo de Desastres de Cundinamarca, confirmó a KienyKe.com que este sistema es pionero en la nación y se ha convertido en un ángel para la seguridad regional. La experiencia lleva siete meses en ejecución y ya se considera un éxito. Consiste en aprovechar las tecnologías de la información y las comunicaciones para mantener en contacto a las autoridades departamentales con líderes comunitarios y organismos de atención de emergencias.

Este es el secreto

El sistema integrado de comunicación georeferenciada que sirve de apoyo para la seguridad, prevención y atención de emergencias en Cundinamarca, es una estrategia de la Gobernación que consiste en 5.642 smarthphones que han sido entregados a igual número de personas en todo el departamento. Lo recibieron los representantes de las juntas de acción comunal de barrios y veredas de todos los pueblos; lo usan todos los 116 alcaldes y sus secretarios de gobierno; lo tienen también todos los comandos de policía, estaciones de bomberos y cuerpos de defensa civil.

Tecnologia Gobernacion Cundinamarca, Kienyke

Este sistema de alerta, a través del aplicativo AlertaTE, es más efectivo que las llamadas a la línea 123.

Recientemente dichos dispositivos han sido suministrados a rectores de todos los colegios públicos. Se podría decir que hay un celular de alerta para cada 4.2 kilómetros cuadrados del gigantesco departamento, cuya superficie supera los 24 mil kilómetros cuadrados, superior al territorio de países como El Salvador o Israel.

Esos smarthphones de gama media tienen instalada una aplicación llamada AlertaTE. Yenny Ramos, capacitadora en este sistema de Avantel, explicó que el programa funciona por medio de servicios de datos que ha sido restringido en cada celular para el uso exclusivo de dicho sistema de alertas.

La aplicación es muy sencilla. Cuenta con una opción primera llamada “nuevo caso”. En ella, el usuario puede hacer reporte de alguna novedad detallando de qué se trata en pocas palabras. Por ejemplo, en eventualidad de incendio, un presidente de acción comunal oprime dicho botón y escribe “incendio”. El celular le sugerirá tomar una foto del evento, y el usuario puede decidir si hacerlo. Al enviar el mensaje, se genera un reporte en la central de Bogotá, donde se gestionará la ayuda que necesite.

“Otra opción que tiene AlertaTEes un directorio. Allí están todos los números de las casi seis mil personas que usan el aplicativo y el usuario puede buscar específicamente a quien necesite. Por ejemplo, puede buscar al cuerpo de bomberos de su pueblo, a la policía, a los hospitales, a las autoridades locales, o las autoridades de otros municipios”, explica Ramos.

A partir de este directorio, también se pueden hacer grupos de chat con usuarios determinados, lo que agiliza la atención de una eventualidad. Bomberos, policía y defensa civil de alguna comunidad podrían reunirse en ese chat para evaluar cómo reaccionar ante alguna eventualidad, por citar un caso.

Finalmente los usuarios en Cundinamarca cuentan en su aplicativo con una opción en rojo llamada “emergencia”. “Es un botón de pánico –informa Eyder Ruiz mientras hace una demostración- y al activarlo envía una señal de alerta que es respondida entre 4 y 10 segundos después”. En efecto, seis segundos más tarde tras oprimir dicha elección, el celular desde el que se envió la alerta estaba recibiendo una llamada del centro de mando. Una oficial de la policía saluda y pregunta por el usuario registrado en dicho celular, confirma la ubicación que le ha entregado el sistema por GPS y pregunta por la emergencia que quiere que se atienda.

En los primeros días de implementado el programa, según el director de Gestión de Riesgo de Cundinamarca, se presentaban muchas falsas alarmas porque los usuarios se sentían intrigados por presionar el botón de pánico, o este se activaba accidentalmente porque en la primera versión del aplicativo dicha opción estaba muy destacada, como la primera, y era sensible su activación. Las recientes mejoras han disminuido completamente la tasa de alarmas emitidas por accidente.

Una respuesta en menos de diez segundos

El cuartel de recepción de alertas está provisionalmente en el edificio de la Gobernación de Cundinamarca. Miguel Moreno, gerente del programa y del aplicativo AlertaTE, detalla que la implementación del proyecto ha dado mejores resultados –en cuanto a efectividad de atención de emergencias- respecto a las alertas que conocen a través de la línea 123.

“Hay 700 equipos con fuerza pública. Casi 5 mil con otros organismos de emergencias y con la comunidad en general. También con rectores de colegios para atacar el microtráfico.  Se reportan todo tipo de emergencias o eventualidades que puedan afectar a la comunidad o al departamento. De orden público temas como robos, atracos, riñas, protestas, acciones delincuenciales. Emergencias como derrumbes, taponamientos de vías, accidentes de tránsito, incendios y desbordamientos”, explica Moreno.

Tecnologia Gobernacion Cundinamarca, Kienyke

En las salas de mando, las autoridades identifican en tiempo real la ubicación del solicitante de ayuda. 

El sistema no está diseñado solo para alertar sobre desastres. Es como la línea de emergencias más efectiva que el 123 o una llamada a la policía, porque hay un compromiso entre quienes usan el celular para solamente informar de novedades reales, no de bromear o emitir falsas alarmas.

De acuerdo con Miguel Moreno, “La eficacia con AlertaTEes mucho mayor. En la línea de emergencia 123 tenemos un promedio de llamadas falsas del 80%; 800 de cada mil llamadas resultan falsas. Con este sistema hemos optimizado los recursos y la efectividad ha incrementado”.

Están recibiendo en el centro de emergencias de la Gobernación en promedio 4.500 llamadas. Quienes atienden las alertas, mensajes o activaciones del botón de pánico son 33 oficiales de la policía de Cundinamarca que se turnan para que el eje de comunicaciones esté atento 24 horas los siete días de la semana.

Tan pronto esté terminado el gran centro de atención de emergencias, que según se ha anticipado a KienyKe.com estará ubicado en la avenida de las Américas con carrera 58 (donde operan la Unidad para la Gestión del Riesgo de Desastres de Cundinamarca y la Policía del Departamento), habrá ya espacio para que 50 agentes de la policía reciban en simultánea las alertas de emrgencias emitidas desde el aplicativo de la Gobernación. Serán tres turnos de 8 horas, así que en total habrá 150 policías prestos a contestar los mensajes de alerta. Se podrán recibir atender más de 170 llamadas que solo se esperarían en caso de una grave catástrofe.

Eyder Ruiz, jefe de Gestión del Riesgo de Cundinamarca, añadió que en el tiempo en que llevan utilizando este sistema los resultados saltan a la vista. “En tiempo real –explica- recibimos no solo la alerta sino una fotografía del lugar. Nos permite evaluar la cantidad de recursos que son necesarios para enviar. Nos habíamos propuesto que con este proyecto cualquier incendio que surgiera iba a ser sofocado en menos de 72 horas, pero hemos conseguido que los incendios queden liquidados en menos de 18 horas. Es decir, la efectividad para atender una emergencia ha mejorado en un 80%”.

Tecnologia Gobernacion Cundinamarca, Kienyke

Hay vigilancia 24 horas y siete días de la semana para atender las llamadas de alerta. 

No obstante advierte que el objetivo con este programa sofisticado, que les permite estar en contacto permanente con personas en todos los rincones de Cundinamarca, es generar un mecanismo para prevenir, en vez de reaccionar.

“Lo último que queremos es que los bomberos vayan a atender incendios. Lo que queremos es evitar que se produzca ese incendio”, dice Ruiz. Precisamente AlertaTE tiene la capacidad de analizar estadísticamente los reportes que se emiten y estudiarlos para identificar zonas de alto riesgo o prevalencia de determinados desastres.

Así han logrado, por ejemplo, enviar más fuerza pública a lugares de alto riesgo de comisión de delitos como Soacha, o hacer permanente seguimiento en bosques que suelen ser focos de incendios en verano; incluso vigilar los niveles de los ríos en tiempos de lluvias para saber si podría presentarse algún desbordamiento, y en caso tal, alertar a los dirigentes de acción comunal a través del aplicativo para que ayuden en la evacuación del sitio.

Así también, a través de AlertaTE y sus sistemas de mensajería con los smarthphones se envían mensajes a los 5.642 usuarios con información de su interés. Noticias institucionales, alertas climáticas, mensajes del gobernador Álvaro Cruz y novedades a tener en cuenta en las determinadas regiones.

El plan que podría evitar tragedias en el resto del país

La experiencia ha sido muy bien recibida por los miles de usuarios que cuentan con este dispositivo en las poblaciones cundinamarquesas. Andrés, un líder comunal del barrio Villa Diana de Funza, cuenta que el avantel “ha sido de gran utilidad porque es muy fácil de manejar y la respuestas que se obtiene es muy rápida y efectiva”.

El sector en el que vive Andrés tiene casi cuatro mil habitantes, 722 casas y 600 apartamentos. Limitan con el municipio de Mosquera y hay una zona de potrero donde anteriormente se denunciaban muchos casos de delincuencia. Cuando se presenta cualquier novedad, Andrés envía un caso a la central de riesgo y al cabo de 10 segundos recibe una llamada en la que le preguntan detalles sobre la eventualidad. En Bogotá toman rápidas decisiones y llaman a las autoridades locales para que actúen de inmediato. Es tan eficaz el sistema que Andrés confiesa que le resulta mucho más rápido pedir ayuda con AlertaTEque llamar directamente a la Policía de su pueblo.

Tecnologia Gobernacion Cundinamarca, Kienyke

En las poblaciones, los líderes comunitarios ya aprendieron a manejar el sistema.

“Como ellos saben donde uno esta posicionado por el GPS, saben a qué autoridad llamar y resulta más fácil. Los 42 presidentes de acción comunal de Funza tienen el celular y se sienten más tranquilos de reportar por ahí cualquier novedad”, relata Andrés.

El sistema aún está en implementación. Sin embargo los avances han hecho que el sistema sea apetecido por otros departamentos de Colombia. El gobernador Álvaro Cruz ha sido designado como representante de las gobernaciones ante la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y un alcalde de Cundinamarca, el de Nocaima, también es vocero de los municipios ante dicha unidad.

Quieren probar la experiencia del departamento para más pronto que tarde ejecutarla en el resto del país. Un sistema integrado de comunicaciones como este hubiera prevenido la gravedad de la tragedia ambiental que azotó a Casanare, o el voraz incendio que arrasó con más de 4 mil hectáreas en el Chocó. Incluso haber atacado desde el comienzo los brotes de incendios en la Sierra Nevada, que ya llevan más de 15 días y que habría consumido unas 3 mil hectáreas de bosque seco.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO