El ‘spiderman ruso’ que escala edificios en crocs

El ‘spiderman ruso’ que escala edificios en crocs

12 de septiembre del 2018

Con tan solo cinco años de edad, Pavel Gogulan, un niño de origen ruso, logró escalar desde un primer hasta un segundo piso de una forma intrépida para demostrar su valentía y su fuerza. Sin imaginárselo, aquella fue la primera escalada de quien luego sería reconocido en todo el mundo como el ‘spiderman ruso’.

Ahora con 25 años de edad, Pavel tiene una habilidad más especial que un súper poder: puede escalar edificios de gran altura sin ningún temor y sin protección. Él es un deportista extremo que ha logrado recorrer el mundo ‘a dedo’, visitando 48 países, entre Norte América, Centro América y Europa, en los que ha escalado más de 200 edificios desafiando las alturas.

Tras 10 meses de recorrido por Sudamérica, Pavel decidió visitar Colombia y conoció ciudades como Cali, Popayán, Armenia, Bogotá y Pasto, para tener como destino final Medellín, donde no solo desafió a las alturas de dos edificios emblemáticos de la ciudad, sino a las autoridades, quienes finalmente le anunciaron que debía abandonar el país antes del domingo 16 de septiembre o sería arrestado.

El 4 de septiembre anterior, el ‘spiderman ruso’ fue protagonista en las portadas de los periódicos de la capital antioqueña tras escalar sin permiso y sin protección los 22 pisos del edificio One Plaza en la zona de El Poblado. Tras lograr su hazaña, dos agentes de Policía lo detuvieron y lo liberaron unas horas más tarde, pero esto no fue suficiente para el deportista que dice no sentir miedo ni vértigo.

“Yo no siento miedo a las alturas, es algo mental y entreno para eso. Cuando visito algún edificio siempre miro hacia abajo porque eso es un entrenamiento mental”, aseguró el deportista en conversación con KienyKe.com

El estilo de vida para ser ‘spiderman’

Cuando se le llama por su apodo de ‘spiderman’ él se ríe y nunca se niega a tomarse una foto con quienes admiran sus osadías al escalar. Al preguntarle por el miedo a las alturas, Pavel responde de forma certera y dice que no siente nada, ya que es un tema mental que trabaja a diario.

Desafiar a las alturas es su estilo de vida y esto es lo que lo motivó a escalar en Medellín, así como lo ha hecho en países como México, Italia, España, Siria, Israel, Jordania e Irán. Su mayor logro personal escalando edificios fue en Nueva York, Estados Unidos, donde logró subir una edificación de 104 pisos.

Según cuenta, no tiene una fórmula precisa para definir cuál edificio escalará, simplemente recorre las ciudades, observa las estructuras y cuando le gusta alguna estructura se prepara mental y físicamente para lograrlo. Dice que lo que se propone, lo logra y por eso espera cumplir su sueño el próximo año de escalar el edificio Burj Khalifa de Dubai, que tiene 828 metros de altura.

Su dieta no es muy distinta a la de una persona regular, pero cuando le preguntan qué quiere tomar, siempre pide un café o agua, en su comida no puede faltar nunca el arroz y el pollo, fuma tabaco y asegura que sus hazañas son producto de una fuerza ’50 % mental y 50 % física’.

La osadía de escalar en edificio de Bancolombia

Al decidir cuál edificio subirá, este ‘spiderman’ entrena escalando y fortaleciendo su mente y sus músculos, saltando y entrenando con disciplina. Su pasión de vida es escalar y demostrarle al mundo sus destrezas, su falta de límites y su desafío a las alturas y a las autoridades.

A diferencia del superhéroe original, Pavel no usa un súper traje. Para escalar se libera de su equipaje y solo lleva consigo elementos básicos que utiliza para lograr su objetivo de subir verticalmente las edificaciones. “Yo solo llevo mi celular, la cámara, música y mi pasaporte”, resalta Pavel, sin dejar atrás sus característicos crocs, que usa con medias al subir.

View this post on Instagram

#Gogulan #medellin #colombia #bancolombia #travel Добби свободен. На мое задержание прибыло 10 полицейских и 8 охранников на 6 машинах. Из за того, что здание было банком, посиделкой в обезьяннике я не отделался. Меня отвезли в суд. Потом сказали повезут В имиграционку, но в 20.00 за мной пришел какой дядька и сказал: fuck off from my county. Ну ОК, подумал я, забрал камеру и свалил ) Всем спасибо. Foto de @julianlopgom @bancolombia @medellinphotos @elcolombiano_ @esneyderfotografo @eltiempo @caracoltv @elespectador @noticiascaracol @caracol_radio @bluradio @qhubomedallo @claro.tv @lanacion @pulzo_col @publimetrocol @wradioco @minuto30 @goproes

A post shared by Climb????, Travel????, Extreme???? (@pavel_gogulan) on

Aunque estuvo en otras ciudades del país, solo en Medellín decidió escalar. A pesar de que no escaló los 175 metros y 35 pisos del edificio Coltejer, el más emblemático de la ciudad, debido a su diseño, tomó la decisión de subirse a las torres de Bancolombia, en el suroriente de la ciudad.

La torre financiera de Bancolombia, uno de los bancos más importantes del país, es una de las más imponentes edificaciones que se destacan en Medellín. Sus dos torres, cada una con 12 pisos, que están unidas por dos puentes, muestran el gran tamaño de esta mega obra fr más de 135 mil metros cuadrados.

Aunque intentó escalarlo el lunes 3 de septiembre, no logró su cometido. Sin embargo, persistió porque era algo que se había propuesto. Finalmente se ideó una estrategia para evadir el esquema de seguridad del edificio y logró escalarlo el lunes 10 de septiembre.

Antes de intentar su hazaña de subir por un costado del edificio de una de las entidades financieras más importantes de Colombia, Pavel se puso sus audífonos, guardo su pasaporte, se acomodó sus crocs y finalmente reprodujo la música electrónica que le permite concentrarse, se quitó la camisa y emprendió su camino para empezar a escalar.

‘Spiderman’ trepó con sus crocs

En un despiste de los guardias de seguridad, Pavel empezó su osadía, subió los primeros peldaños de la torre sur de esta edificación y nadie pudo pararlo. Con suma concentración acomodaba sus manos entre las rendijas de la pared para seguir alcanzando más metros de altura y lograr escalar todo el edificio solo le tomó 19 minutos.

Ante la mirada atónita de los peatones, algunos tomaban fotos y otros aseguraban que estaba loco, que era muy arriesgado y para otros representaba un peligro, ya que pensaban que les ‘caería encima’. Sin embargo, el agarre de este ‘spiderman ruso’ le permitió aferrarse con fuerza y lograr su cometido de subir hasta el último piso de esta edificación, haciendo pausas para saludar a quienes estaban al interior.

Al llegar al último piso, un representante de seguridad del edificio lo recibió para decomisarle la memoria SD donde tenía el video como registro de su escalada para luego evacuar a ‘spiderman’ con la ayuda de la Policía. Finalmente Pavel fue llevado al búnker de la Fiscalía, de donde fue liberado en las horas de la noche.

Con la intención de dar a conocer su osadía, este ‘spiderman’, que desafió a las autoridades y a los 12 pisos de la torre, concedió entrevistas a diferentes medios nacionales. Un día después de escalar el edificio decidió hablar una estación de radio nacional. Después de responder las preguntas de Vicky Dávila, Migración Colombia lo estaba esperando para retenerlo y definir su situación en el país.

Antes de partir, Pavel agradeció a los colombianos que lo apoyaron, a la Policía por tratarlo bien y a los propietarios del edificio de Bancolombia por esa ‘única experiencia’, sin dejar atrás que tiene prohibido el ingreso al país durante un año a menos que se case con una ciudadana colombiana.

“Mi viaje a su hermoso país termina. Las autoridades me dieron 3 días para salir por mi voluntad, me ordenaron que firmara un documento y tengo plazo para cruzar la frontera hasta el próximo domingo. ¡Hasta la próxima amigos!”, publicó el ‘spiderman ruso’ a través de sus redes sociales.

A pesar de las circunstancias en las que abandonará el país, Pavel aseguró estar agradecido por el trato de los paisas y por el apoyo que recibió. Ahora tomará su maleta antes del domingo 16 de septiembre y abandonará el país yendo probablemente hacia Panamá, con el deseo de regresar algún día Colombia para escalar otro edificio y demostrar de nuevo por qué lo llaman ‘spiderman’.