El ventilador de Vladdo

El ventilador de Vladdo

15 de septiembre del 2011

Como todo un periodista investigativo, el caricaturista Vladimir Flórez, Vladdo, propietario del periódico Un Pasquín, llegó hasta las entrañas del paramilitarismo. El camino no podía ser más expedito: la USB (memoria digital) del jefe paramilitar Carlos Castaño, que guarda muchos de sus secretos. Allí está buena parte de la correspondencia de Castaño con el mundo legal. Hasta ahora Vladdo se ha concentrado en el cruce de correos entre periodistas, pero se sabe que hay dirigentes políticos, académicos, diplomáticos, religiosos, funcionarios gubernamentales, integrantes de ONG, magistrados, miembros de las Fuerzas Militares, entre otros.

El jefe paramilitar Éver Veloza, alias ‘HH’, le entregó la USB a la Fiscalía cuando inició el proceso de Justicia y Paz. Veloza insistió hasta último momento en su interés por aportar información valiosa para esclarecer el entramado de los paramilitares y su relación con la sociedad, pero el gobierno insistió en su extradición.

La primera información que publicó Un Pasquín fue el intercambio de mensajes entre Carlos Castaño y el columnista y politólogo Ernesto Yamhure, donde quedó explícito que Yamhure compartía y discutía sus artículos de prensa con el jefe paramilitar antes de enviarlos a los medios, y que éste último lo asesoraba en sus comunicados de prensa. A Yamhure los medios Caracol Radio, El Espectador y el programa ‘La hora de la Verdad’, de Radio Súper, le suspendieron sus colaboraciones.

Jorge Visbal Martelo            Ernesto Yamhure                         Salud Hernández  

Un Pasquín publica nuevos correos que revelan una cercanía de Castaño con otras personalidades de la vida pública nacional. La USB tendría comunicaciones del hoy embajador de Colombia en Perú, Jorge Visbal Martelo, y el exsubdirector del DAS José Miguel Narváez, ambos investigados por sus vínculos con los paramilitares, así como de Rocío Arias, el exmagistrado Rodrigo Escobar Gil, y de miembros de la Policía y Ejército que cruzaron información con Castaño. Revela correos con periodistas como Salud Hernández, columnista de El Tiempo y corresponsal del periódico El Mundo de España.

La USB de Carlos Castaño ha pasado de mano en mano desde que éste fue asesinado por orden de su propio hermano, Vicente Castaño, y su contenido no ha sido explorado del todo por la Fiscalía. Sin embargo, Un Pasquín le está sacando punta a la información que guarda el dispositivo, debido a su valor periodístico, que hasta ahora empieza a descubrirse.